Posicionamos su web SEO / SEM
Semillas Batlle dispone de una amplia gama de productos para el cuidado del césped

La importancia del cuidado del césped

David Giné, Semillas Batlle 03/07/2012

3 de julio de 2012

Para mantener nuestro espacio verde siempre en perfectas condiciones es importante que primero hayamos tenido en cuenta algunos factores que nos afectarán en su futuro desarrollo.
foto
El sustrato es la base del éxito para mantener un buen césped. Debe ser un medio de cultivo aireado y esponjoso, con una muy buena capacidad de drenaje y que no compacte excesivamente. Se recomiendan suelos arenosos, que se pueden conseguir aportando arena a la zona donde se implanta el césped. Pero también es necesaria una buena proporción de materia orgánica, por lo que sustratos como el ‘Especial recebo Césped’ de Semillas Batlle combinan ambas características, aportando, por un lado, un excelente medio de cultivo y por el otro, una retención de humedad exacta para asegurar la germinación y arraigo en los primeros estadios de cultivo, que siempre son los más complicados.
foto
También es imprescindible disponer de un buen drenaje. Para ello, basta canalizar con zahorras el agua hasta las zonas de salida de esta, prestando especial atención a las zonas más bajas del jardín y hacia donde hemos dirigido las pendientes. En la mayor parte de las regiones españolas, y salvo que nos decantemos por especies de césped de bajo consumo de agua, como Cynodones, Paspalum, Zoysias, o mezclas comerciales como los Costeros con grama fina o Costeros con grama gruesa, el sistema de riego será además un elemento imprescindible. Y es que en verano es necesario realizar riegos casi diarios, para ir reduciéndolos a medida que el calor desaparece hasta dejarlos a cero en invierno. En un sistema de riego es básico que se tenga una cobertura de riego homogénea, para no malbaratar agua y asegurar una máxima eficiencia.

En la plantación del césped, ya sea con semilla o con tepes, es básico elegir una semilla de calidad o un tepe procedente de semilla puro así como un buen manejo de cultivo. De este modo, garantizamos una pureza y homogeneidad del manto verde.

foto
Cynodon es una variedad de césped con un bajo consumo de agua.
Una vez implantado en su cultivo se debe prestar especial atención en la fertilización. El césped es muy exigente en nutrientes, especialmente en nitrógenos. Es por ello que se deben aportar buenas proporciones de fertilizantes ricos en nitrógeno y al tratarse de un elemento muy móvil en el suelo y lavable por escorrentía los fertilizantes de liberación controlada o inteligente son los más adecuados. Estos fertilizantes además de ofrecer una nutrición óptima durante un largo periodo, reducen el riesgo de aparición de enfermedades, las necesidades de siega y la tarea de aplicación, además de evitar quemaduras y maximizar la utilidad de cada unidad fertilizante aportada.

Un buen plan de fertilización consiste en aportar una primera aplicación de fertilizante de liberación controlada como el 'Inteligent micro' de Batlle, a finales de febrero, para que el césped salga con fuerza al inicio de la primavera, realizar una segunda aplicación a los 100 días (mediados de mayo) y una tercera a los 100 días de la segunda (mediados de agosto). Además de la fertilización, las tareas de siega y escarificado son también muy importantes. La siega se debe realizar siempre con cuchillas bien afiladas y evitando cortar más de 2/3 de la longitud total del césped. Además, se deben desinfectar las cuchillas para evitar la propagación de plagas y enfermedades. El escarificado es una tarea de aireación y rejuvenecimiento del césped que se debe aplicar 1 ó 2 veces al año en primavera o primavera y otoño, para proporcionar al césped una mejor asimilación de nutrientes y un mayor espacio para su desarrollo foliar y radicular. Esta tarea suele ir asociada a un recebado del césped y/o una resiembra del mismo.

foto
Fertilizante 'Inteligent Micro' de Semillas Batlle.
Finalmente, debemos tener cuidado con la aparición de plagas y enfermedades, las primeras son poco habituales y se reducen a plagas de gusanos, alambre, grises o cabezudos, que podemos controlar bien con un anti-plagas del suelo, mientras que las enfermedades son más habituales y suelen ser el resultado de una mala gestión en las tareas anteriores. Nos daremos cuenta de su presencia debido a la  aparición de manchas de varios colores y a rodales en el césped, así como zonas que se secan y mueren, casi de forma circular. Es posible que tengamos enfermedades fúngicas por muchos motivos, si no tenemos las cuchillas de siega bien afiladas, si regamos en horas de sol, aplicamos una fertilización descompensada, ya sea por exceso o por defecto, regamos en exceso y si no tenemos una buena aireación del suelo, etc.

Cuando estas circunstancias aparecen debemos recurrir al control químico, siendo el Fosetil-Al la principal materia activa para su control. Se deben realizar entre dos y cuatro aplicaciones localizadas de este producto, que encontramos por ejemplo en el ‘Fungicida Césped’ de Batlle, realizándolas siempre después de un riego y evitando mojar el césped en las siguientes 12 horas desde su aplicación. Esta se debe repetir a los 5-7 días y así sucesivamente hasta que las manchas desaparezcan.

foto
El 'Fungicida Césped' de Semillas Batlle es muy útil a partir de cuando aparecen las primeras manchas en el césped.
Con estos simples cuidados podemos disfrutar de un césped en perfectas condiciones todo el año y disponer de un perfecto manto verde en el jardín.

Empresas o entidades relacionadas

Semillas Batlle, S.A.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS