Posicionamos su web SEO / SEM
La empresa complementa su actividad como viverista con dos centros de jardinería y con una notable labor de mantenimiento y ejecución de obras

Plantas Quiles: desde el vivero hasta la obra

David Muñoz16/01/2012

16 de enero de 2012

Vigilado por el majestuoso Alcázar de Toledo e influenciado por las especiales características de Las Vegas del Tajo, se asienta desde hace años el principal vivero de la empresa Plantas Quiles, una superficie de cerca de 13 hectáreas (más dos hectáreas destinadas a centro de jardinería) en las que hoy crecen alrededor de 15.000 árboles y arbustos, con un especial protagonismo de frondosas y coníferas.
foto
Entrada a las instalaciones que Plantas Quiles tiene en Toledo.

Los orígenes de Plantas Quiles se remontan a 1975 cuando Narciso Quiles Serrano, gerente de la compañía, fundó, con una plantilla de 15 trabajadores, la estructura necesaria para ejecutar las obras de jardinería y riego de las principales urbanizaciones que por aquel entonces se estaban construyendo en la periferia de Madrid.

Ya desde aquellos comienzos, para dar un servicio lo más completo posible a sus clientes, Plantas Quiles también ejerció su actividad como viverista, acumulando desde entonces una larga experiencia, que hoy se ve reflejada en las instalaciones que tiene en Toledo, a pocos kilómetros de la capital manchega.

De las 15 hectáreas que posee la empresa en la ribera del Tajo, aproximadamente 13 de ellas están destinadas al vivero, donde crecen más de un centenar de variedades de arbolado en un volumen total que ronda las 15.000 unidades, destacando especialmente frondosas y coníferas (Pinus pinea y Pinus halepensis).

“Tenemos arbolado a raíz desnuda y en cepellón aunque la mayor producción está enmacetada para comercializarla a través de nuestros propios centros de jardinería o emplearla en algunas de las diferentes obras en las que participamos”, señala Ana M. Gallego, responsable del vivero de Toledo en Plantas Quiles.

foto
Ana M. Gallego, responsable del vivero de Toledo, y Rafael Pesquera, responsable de obras en Plantas Quiles.

Para contar con tan amplia variedad de especies, así como para poder ofrecer en sus dos gardens un gran surtido de plantas de interior y exterior, la compañía disfruta de una extensa red de proveedores tanto en España como en el resto de Europa, con un especial protagonismo de las variedades procedentes de Italia.

Elementos diferenciales

Para Ana M. Gallego, responsable del vivero de Toledo en Plantas Quiles, otro de los elementos diferenciales de estas instalaciones, además de su extenso catálogo, es precisamente su ubicación estratégica, ya que al estar en pleno centro peninsular, toda la logística de suministro se ve notablemente agilizada. Además, su enclavamiento a pocos kilómetros de Toledo le dota de una especial climatología.

foto
Para la actividad viverista, Plantas Quiles cuenta en sus instalaciones de Toledo con una superficie de 13 hectáreas.

Otro aspecto que ha caracterizado a Plantas Quiles a lo largo de sus más de 35 años de existencia es su alto compromiso medioambiental, trabajando para hacer compatible el respeto con el entorno y la rentabilidad económica, lo que se pone de manifiesto en los muchos y diversos proyectos en los que ha participado.

También es digno de destacar su capacidad para poder ofrecer un servicio integral a los clientes: desde el desarrollo de las diferentes variedades (vivero) hasta su plantación (especialista en obras de jardinería), pasando por su venta (garden) y por el mantenimiento. Gracias a ello, Plantas Quiles se ha erigido con los años en una referencia para numerosos profesionales de la jardinería, del paisajismo, del riego, del sector forestal, en la revegetación de áreas degradadas, en las hidrosiembras, en la construcción de jardines, en las podas, en los tratamientos fitosanitarios…

foto
Plantas Quiles disfruta de una alta producción de pino.

A pesar de que la crisis ha variado algo el peso de los diferentes departamentos en la facturación total de la compañía, los trabajos de mantenimiento siguen siendo la principal fuente de ingresos de Plantas Quiles, seguido de la actividad del centro de Toledo, de la ejecución en obra y, por último, de la labor comercializadora del otro centro con el que cuenta la empresa, en Getafe (Madrid).

“Evidentemente, todas las actividades que están relacionadas con la construcción han bajado mucho durante estos últimos años. Con los particulares también hemos notado una caída de trabajo, aunque no tan abrupta, habiendo notado más este descenso con las variedades de mayor precio”, indica Ana M. Gallego.

Plantas Quiles destaca por su alto compromiso medioambiental, trabajando para hacer compatible el respeto con el entorno y la rentabilidad económica

Ejecución de obras

El parón que ha sufrido la licitación de nuevos proyectos urbanísticos, debido a los programas de contención del déficit que se están siguiendo desde la Administración, así como a las dificultades que encuentran los promotores inmobiliarios a la hora de acceder a la financiación, conlleva que las nuevas obras de ajardinamiento aparezcan hoy con cuentagotas.

foto
Imagen que presentaba el centro de jardinería de Toledo durante la visita de Interempresas en plena temporada navideña.

“Hemos tenido que orientar buena parte de nuestra actividad hacia la jardinería privada, a proyectos mucho más pequeños, ya que la construcción de nuevas urbanizaciones es una actividad que está totalmente parada. Sólo en obra, nuestra facturación ha caído durante el 2011 considerablemente", señala Rafael Pesquera, responsable de obras en Plantas Quiles.

De todas formas, el listado de obras relevantes en las que ha participado la compañía durante los últimos años es largo y muy variado, desde el talud de Aniceto Marinas de la M-30 madrileña hasta el ajardinamiento interno de las urbanizaciones de Francisco Hernando (‘El Pocero’) en Seseña, pasando por el parque de Tarancón próximo al hospital, la Senda Real a su paso por la Ciudad Universitaria, la poda de 2.500 árboles en Toledo, 700.000 metros de desbroce en Illescas…

También son dignos de destacar algunos trabajos de mantenimiento como los que siguen realizando los profesionales de Plantas Quiles en las cabeceras de las ampliaciones de las líneas 5 y 9 del Metro de Madrid, los ejecutados en el Paseo de los Plátanos de San Fernando, los desarrollados en la Universidad de Castilla-La Mancha o los propios de los jardines de Toledo (salvo los del casco histórico).

Para los pocos proyectos que van saliendo, como afirma Rafael Pesquera, se está acudiendo además a variedades cada vez más económicas y resistentes, “especialmente a los 'prunus pisardii', 'platanus orientalis', 'celtis australis', 'ulmus', 'liquidambar' y otros más ornamentales tales como manzanos y perales de flor”, todos ellos presentes en el vivero de Toledo.

foto
En sus centros de jardinería, Plantas Quiles ofrece buena parte de la producción de sus viveros.

Futuro optimista

La diversificación que ha caracterizado la labor de Plantas Quiles durante años permite aliviar la brusca caída que ha sufrido la actividad de obra con otras que se mantienen a un mejor ritmo, como son los mantenimientos y sus dos centros de jardinería, donde la empresa no sólo comercializa su propia producción viverista sino también otras muchas plantas de interior y exterior, componentes para jardinería, materiales de decoración y equipos de bricolaje para jardín.

Esta labor de garden sumada a una situación de mercado, en la que como concluye Rafael Pesquera, “ya se ha tocado fondo”, hace ver a Plantas Quiles el futuro con cierto optimismo, con el objetivo de mantener a esta empresa como una seria referencia en el mundo de la jardinería.

foto
Árboles frutales enmacetados.
foto

El centro de jardinería ofrece una amplia variedad de plantas de interior y exterior.

foto
Peral de flor con el Alcázar de Toledo al fondo.
foto
Transplante de árbol efectuado por Plantas Quiles.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS