Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
Hace cien años unos cultivadores organizaron la primera subasta de flores sobre una mesa de billar en una cafetería

La subasta de flores FloraHolland celebra un siglo de existencia

Albert Tané08/09/2011

8 de septiembre de 2011

La subasta de flores FloraHolland celebra su primer centenario de existencia. Bajo el lema '100 años de color' se celebra este otoño el aniversario en los mercados en Aalsmeer, Bleiswijk, Eelde, Naaldwijk y Rijnsburg. Hace cien años unos cultivadores organizaron la primera subasta de flores sobre una mesa de billar en una cafetería. Un siglo más tarde FloraHolland es una empresa de subastas aún en crecimiento y con actividades en el mundo entero. Un total de 8.000 cultivadores holandeses y extranjeros traen cada día a la cooperativa sus flores y plantas; es allí donde 2.500 clientes profesionales (incluyendo muchos exportadores y mayoristas) realizan sus compras diariamente y donde trabajan más de 4.000 personas. La subasta tiene una facturación de 4,1 millones de euros y vende cada año unos 12 millones de flores y plantas. Con estas cifras se realiza una importante contribución a la economía holandesa.
A pesar del creciente tamaño y gran escala, las subastas de flores siguen siendo cooperativas. En la actualidad también está creciendo rápidamente el número de cooperativas de los Países Bajos en otros sectores. Esto ilustra el poder de esta forma de organización, incluso en tiempos económicamente difíciles.
De los 8.000 proveedores de flores y plantas en FloraHolland, 5.000 son miembros de la cooperativa. Estos empresarios individuales son los propietarios de la propia empresa de subastas. Son ellos los que eligen entre sí la administración de subasta formada por nueve cultivadores de flores y plantas, y constituyen como asamblea de socios la máxima autoridad de la cooperativa.
El objetivo de la cooperativa, que no tiene ánimo de lucro, es la obtención del mejor precio posible para las flores y plantas de los miembros con unos costos operacionales lo más bajo posible.
foto
Aparato de adjudicación de principios del siglo pasado.
Los primeros aparatos de adjudicación mecánicos y relojes virtuales de hoy muestran poca semejanza. Sin embargo su función y funcionamiento sigue siendo el mismo: aunar de forma concentrada y transparente la demanda y oferta de flores y plantas todos los días para determinar luego a la baja el mejor precio del mercado en ese momento de la subasta. La técnica de los sistemas de reloj no ha dejado de desarrollarse de forma constante en los últimos siglos. También en el 2011 el aparato de adjudicación (que se utiliza ahora proyectado o de forma virtual a distancia) sigue siendo una herramienta importante de ventas. Se sigue invirtiendo de forma duradera en el futuro del aparato de adjudicación, las técnicas de ventas digitales, pero también en la intermediación en operaciones directas de flores y plantas (a través de FloraHolland Connect).
Las empresas comerciales exportan aproximadamente un 85% del total de facturación de la subasta a unos 140 países. En Europa occidental (especialmente Alemania, Inglaterra y Francia) se encuentran los principales clientes. Los mercados de mayor crecimiento para la exportación de flores neerlandesas son los países de Europa central y oriental, y Rusia.
foto
Aparatos de adjudicación en la actualidad.
En los Países Bajos y mercados de exportación, además de los productos neerlandeses se venden cada vez más flores y plantas producidas a nivel internacional. La subasta de flores FloraHolland actúa aquí, con unas importaciones de 60 países, como eje comercial y logístico. Siendo de lejos la mayor organización de subastas del mundo, la cooperativa aúna la demanda y la oferta internacional.
El aniversario se celebrará este otoño con jornadas de puertas abiertas y encuentros festivos para los miembros de la cooperativa, clientes, empleados y contactos de las subastas de flores. El que en las subastas haya muchas personas trabajando con pasión en su profesión se refleja también durante estas festividades. El talento musical de las subastas y viveros deja ver, durante las celebraciones con coros y actuaciones en solitario, la cantidad de música y ambición que hay en el negocio de la subasta.