Posicionamos su web SEO / SEM
Por primera vez, los jardines seleccionados se visitan en horario nocturno

Sello español en el Festival Internacional de Jardines de Chaumont-sur-Loire

Anna León05/10/2009

5 de octubre de 2009

El Festival Internacional de Jardines de Chaumont-sur-Loire 2009, a medio camino entre el paisajismo y el arte contemporáneo, ha recibido unos 286 proyectos de jardinería de 15 países, para sólo 23 parcelas disponibles. La edición de este año, inspirada en el tema del color, ha seleccionado dos composiciones españolas. Entre las novedades de este año, destaca la posibilidad de visitar los jardines en horario nocturno. Uno de los atractivos de esta edición ha sido el regreso de Patrick Blanc, el botánico creador del jardín vertical.
foto
'El jardín de los colores cautivos', de los españoles Sergio García-Gascó y Anna Santacreu, y el francés Louis Sicard. Foto: Eric Sander.

Hasta el próximo 18 de octubre, las tres hectáreas que rodean el castillo de Chaumont-sur-Loire (Francia), acogerán uno de los ‘laboratorios’ paisajísticos más prestigiosos: el Festival Internacional de jardines de Chaumont-Sur-Loire. Tras 18 ediciones, y casi 400 jardines plantados, el certamen sigue incrementando el número de proyectos de jardinería presentados. En esta ocasión, han participado un total de 286 propuestas de 15 países, principalmente francesas, italianas y americanas. Como novedad principal de este año, cabe citar que los 25 jardines plantados se podrán visitar en horario nocturno, hasta medianoche. Gracias a la instalación de un sistema de Led, el visitante puede observar las diversas especies vegetales con otros ojos: colores, reflejos, luces y sombras que no percibe durante el resto del día. En la implantación de este sistema de iluminación se han tenido en cuenta factores como el bajo consumo eléctrico y la larga duración.

foto
'Penumbra', del escultor español Álvaro de la Rosa Maura y la ingeniera agrónoma Patricia Díaz Agrela. Foto: Eric Sander.

Dos propuestas españolas entre las 25 candidaturas seleccionadas

Aunque el tema del festival era el color, al concurso concurrieron numerosas composiciones monocromáticas, o que combinan un máximo de dos o tres colores. Entre las tonalidades más habituales, los rojos, amarillos o negros, en detrimento de los  azules, uno de los tonos preferidos de los europeos, según fuentes de la organización. 

Entre todas las candidaturas presentadas, el jurado eligió dos proyectos españoles: ‘El Jardín de los colores cautivos’ y ‘Penumbra’. El primero, obra del trío de arquitectos españoles Sergio García-Gascó y Anna Santacreu, y el francés Louis Sicard, consistía en una tarima de madera con una retícula de perforaciones cuadradas (microjardines), donde se plantaba la vegetación. La materialización se realizó con paneles de viruta prensada, con los que se construyeron la tarima y los bancos. Las plantas se agrupaban por color, tipo de floración y hoja. Se trataba de que todos los elementos fueran muy neutros (tarima, bancos, vallado perimetral), de color blanco. Por último, se añadieron unos difusores de vapor y se rodeó el jardín con telas blancas para dar forma a un ambiente en el que destacaran, de entre la neblina, las especies cultivadas. Es  decir, un espacio como 'de otro mundo', donde incluso el aire que entra por los pulmones fuera blanco.

'Penumbra', del escultor Álvaro de la Rosa Maura y la ingeniera agrónoma Patricia Díaz Agrela, se inspiró en un cuadro de Mark Rothko. Una propuesta de tonos blancos, morados, oscuros y rojos, como un 'recordatorio' a la tierra roja del país.  En cuanto a la selección de las plantas, se entremezclaron diversas texturas para lograr un impacto visual.


foto
'Del negro al blanco del cielo', de las holandesas Anouk Vogel y Catarina Brandt. Foto: Eric Sander.
foto
'Mange-tête' (Comerse la cabeza), de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de París Val de Seine. Foto: Eric Sander.

¿Jardines o arte contemporáneo?

La 18ª edición del Festival Internacional de Jardines es un compendio de ambas. Sin ir más lejos, la propuesta 'Colada de flores' de los franceses Climent Constantin, Anaëlle y Jean François Madec, representa una cuerda de tender donde la ropa  ha sido teñida por las flores. O el jardín bautizado como 'Del negro al blanco del cielo', a base de plantas blancas y negras, ideado por las holandesas Anouk Vogel y Catarina Brandt, cuyo aspecto asemeja un cuadro de Escher.

En el certamen, también participan escuelas de paisajismo. En este caso, el paisaje  bautizado como 'Ver rojo', a cargo de la  Escuela del Medio Ambiente Tecomah, cerca de Versalles, consiste en una zona llena de montones de tierra cubiertos con flores rojas de diversas especies, de reminiscencias infantiles. Con el nombre 'Mange-tête' (Comerse la cabeza), la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de París Val de Seine ha diseñado un jardín dotado de esferas de plástico transparentes de colores. Una propuesta que invita a reflexionar y a descubrir tonalidades diferentes a través de la observación.

Por último, el jurado también eligió la propuesta 'Poema  coloreado' de la escuela de paisajismo de Okinawa (Japón). Se trataba de una versión moderna del clásico jardín zen. A partir de un poema de Paul Éluard, el centro japonés creó un zona ajardinada con flores, en lugar de piedras.

foto
'Colada de flores' de los franceses Climent Constantin, Anaëlle y Jean François Madec. Foto: Eric Sander.
foto
'Ver rojo', de la Escuela del Medio Ambiente Tecomah. Foto: Eric Sander.

Vegetales en penumbra, la nueva propuesta de Patrick Blanc

Otro de los puntos fuertes de este año ha sido el regreso del botánico francés Patrick Blanc. Unos 15 años después de la presentación de su primer jardín vertical en Chaumont-sur-Loire, Blanc ha instalado una composición que  experimenta con plantas en penumbra. La idea consiste  en una gigantesca espiral recubierta de ejemplares vegetales. A modo de 'gruta' secreta, algunas plantas reciben luz solar, mientras que otras viven casi en la oscuridad. Para Blanc, la supervivencia de plantas en lugares oscuros constituye un nuevo reto profesional, como ya lo fue en su momento la invención de los muros vegetales. Con la nueva estructura, se crean diversos centros en función de las exposiciones luminosas que favorecen la convivencia de especies vegetales múltiples. La idea se podría trasladar a patios y lugares con poca luz.

foto
Tras 15 años de ausencia, el paisajista Patrick Blanc regresa al festival con una propuesta innovadora.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS