El estudio señala que la mayoría de insectos analizados, concretamente un 54%, recorren distancias cortas de menos de 100 metros

Investigadores de la UPV estudian el patrón de vuelo del picudo rojo para ayudar a establecer medidas de control más eficaces

Redacción Interempresas09/07/2014
¿Cuántos metros de media recorre el picudo? ¿Influye el sexo, edad y tamaño del insecto en su capacidad de vuelo? Investigadores de la Universitat Politècnica de València han publicado un estudio que da respuesta a estas y otras cuestiones. Sus resultados permiten conocer un poco más sobre el patrón de vuelo de este insecto, que está amenazando a las palmeras de todo el mundo, de cara a establecer nuevas medidas preventivas y curativas contra la plaga.
foto

El estudio, publicado en el Bulletin of Entomological Research, ha sido llevado a cabo en los laboratorios del Instituto Agroforestal Mediterráneo (IAM) y con la colaboración del Departamento de Informática de Sistemas y Computadores (Disca) de la UPV. El equipo de trabajo analizó el comportamiento del insecto en una cámara equipada con un molino de vuelo conectado a un ordenador para evaluar una serie de parámetros como la distancia recorrida, la duración del vuelo o la velocidad media y máxima, entre otros.

Entre sus conclusiones, el estudio señala que la mayoría de insectos analizados –concretamente un 54%- recorren distancias cortas de menos de 100 metros, el 36% voló entre 100 y 5.000 metros y un 10% fue capaz de volar más de 5.000 metros. “Comparando los resultados con otros trabajos que hemos realizado en campo, podemos concluir que cuando se detecta un insecto, todas aquellas palmeras que están hasta 500 metros de distancia corren grave riesgo de ser infestadas”, apunta Antonia Soto, investigadora del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la UPV.

Respecto al sexo, determinaron que no incide en el potencial de vuelo del insecto, mientras que en el caso de la edad, observaron que en los insectos de entre 8 y 23 días el porcentaje de insectos que vuela es mayor que en los recién emergidos. “Las conclusiones que hemos obtenido respaldan los estudios que hemos realizado en campo y aportan importantes claves sobre la movilidad del insecto. Este tipo de información ayuda a mejorar el manejo de esta plaga y encontrar medidas de control más eficaces; por ejemplo, en un nuevo foco detectado de palmeras con picudo, ahora podemos saber hasta qué distancia hemos de aplicar medidas de control de la plaga para evitar, o al menos disminuir, su dispersión o podemos conocer cuál sería el perímetro de seguridad que se debe aplicar en una zona con presencia de picudo”, añade Juan Antonio Ávalos, investigador del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la UPV.

foto
Antonia Soto y Juan Antonio Ávalos, investigadores del proyecto

Ensayos de campo

En los ensayos de campo, los investigadores de la UPV han comprobado que la mayoría de los adultos de Rhynchophorus ferrugineus –este es el nombre en latín del picudo rojo– se dispersan volando distancias cortas, menos de 500 metros, coincidiendo con los resultados obtenidos en laboratorio. Por otra parte, la distancia máxima a la que se recapturaron los adultos fue de 7 kilómetros desde el punto de suelta, obteniendo en laboratorio un potencial de vuelo muy superior, de casi 20 kilómetros.

foto
Picudos rojos

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS