Posicionamos su web SEO / SEM

“El aroma de la tierra mojada y las flores lo impregnó todo, y la gente sonreía”

Entrevista a María Oliver y Javier Moliner Domingo, fundadores del estudio de arquitectura Mixuro y comisarios de la iniciativa ‘Pop Up Valencia: Reactiva la ciudad’

Nerea Oñate05/11/2013

Bajo el lema ‘Reactiva la ciudad’, la iniciativa recoge una serie de proyectos que muestran la existencia de líneas de trabajo comprometidas con la ciudad valenciana. Se trata de propuestas que permiten que la vida cotidiana vuelva a posarse en lugares abandonados, dándoles visibilidad y mostrando sus posibilidades de uso y gestión. Con una clara vertiente social, Pop Up Valencia pretende también despertar la responsabilidad ciudadana acerca de su entorno más cercano, y resolver así necesidades comunes sin grandes presupuestos, “son una alternativa para dar respuesta a necesidades reales aprovechando los recursos materiales y humanos existentes”. La exposición con los proyectos de reactivación podrá verse hasta el 17 de noviembre en la sala La Nau de Valencia de manera gratuita.

foto
Proyecto Mentalmorfosis ideado por La Minúscula Estudio para la reactivación de solares en el Barri de Velluters, Valencia.

¿Qué importancia tiene una iniciativa como esta para la sociedad y los espacios urbanísticos de Valencia?

Se trata de llamar la atención del público sobre los espacios infrautilizados que proliferan en Valencia proponiendo su uso temporal para responder a necesidades ciudadanas. Queremos hacer una reflexión sobre la responsabilidad que cada ciudadano tenemos sobre el presente y el futuro de nuestra ciudad, y hacer ver que se necesitan herramientas administrativas que permitan al ciudadano actuar como motor de cambio, activando estos espacios de manera temporal y resolviendo de esta manera las carencias inmediatas que no es capaz de resolver el planeamiento por lo complejo y costoso de su aplicación.

¿Dónde serían aplicables esta clase de proyectos dentro de la ciudad?

El ejemplo más inmediato sería habilitar solares abandonados en Ciutat Vella con usos que resuelvan necesidades inmediatas de los vecinos. Mediante procesos participativos, los vecinos decidirían a qué necesitan dedicar estos espacios y mediante la gestión vecinal, el apoyo del Ayuntamiento y el posible patrocinio de empresas privadas se podrían habilitar estos espacios como zonas verdes, zonas de juego, huertos urbanos e incluso como ampliación de los patios de los colegios de la zona.

De manera similar se puede actuar sobre edificios en desuso o para optimizar los espacios de las infraestructuras infrautilizadas. Pensamos que el efecto de visibilizar estos espacios es muy beneficioso para la ciudad ya que llamando la atención sobre ellos aprendemos a considerarlos como espacios de oportunidad y actuando sobre ellos reactivamos la ciudad y con ella actuamos sobre el estado anímico de sus ciudadanos.

foto
Proyecto de David Escal, de EKA arquitectos, para transformar el edificio existente en el Cabanyal.

¿Estos proyectos son viables económicamente en la situación actual en la que nos encontramos?

Son una alternativa para dar respuesta a necesidades reales aprovechando los recursos materiales y humanos existentes. Si además se consigue llamar la atención del público sobre estas acciones debería ser fácil encontrar apoyos institucionales y privados. No se requieren muchos medios económicos pero sí mucha voluntad ciudadana e institucional ya que hay muchas responsabilidades que asumir. Pensamos que una ciudad como Valencia, capaz de gestionar un evento como las Fallas, demuestra cada año su capacidad de asumir responsabilidades y ciertos riesgos en beneficio de todos.

¿Hay alguna ciudad europea en la que se hayan consolidado proyectos de reactivación como este?

Los pioneros sin duda son los británicos. Existe un libro maravilloso que se llama ‘The Temporary City’, de Peter Bishop y Lesley Williams, en el que se muestran multitud de proyectos de este tipo por toda Europa. También en Estados Unidos hace tiempo que se demostró la efectividad de este tipo de propuestas para paliar el devastador efecto de la despoblación de las grandes ciudades, se usan solares y cubiertas como granjas urbanas, se hacen acciones vecinales para levantar el pavimento de grandes parcelas de aparcamiento en desuso para convertirlas en parques e incluso el Departamento de Transportes de Nueva York plantea peatonalizaciones temporales de espacios urbanos en lugares tan emblemáticos como Times Square.

Pero no hace falta irse tan lejos, aquí en territorio español hace tiempo que existen ejemplos diferentes:En Madrid encontramos El campo de Cebada y Tabacalera, por ejemplo. En Barcelona el Ayuntamiento ha puesto en marcha el ‘Pla Buits’, poniendo a disposición de los ciudadanos una serie de solares sobre los que realizar proyectos vecinales justificadamente viables, mientras que en Zaragoza encontramos el proyecto ‘Esto no es un solar’, y son solo algunos ejemplos

foto

Geoviver, propuesta de vivero vertical para la reactivación de solares abandonados en Ciutat Vella, Valencia.

¿Cuál ha sido la principal reacción de la gente al ver la obra 'Geoviver'?

Geoviver pretende llamar la atención sobre el efecto que produce la vegetalización de los espacios públicos. En el momento del montaje, mientras entraban las plantas al Claustro, todos los trabajadores y usuarios se alegraron de que por fin entraran elementos vegetales en este sobrio espacio. Al momento el aroma de la tierra mojada y las flores lo impregnó todo y la gente sonreía. A la media hora de llegar las plantas entró la primera mariposa y nos quedamos todos mirándola y pensando en lo simbólico de su presencia. Al poco de terminar la pieza Geoviver aparecieron los primeros niños jugando sobre ella y sus padres charlando alrededor.

Geoviver no pretende ser una pieza meramente estética, ni comparase a los jardines verticales de Patrick Blanc, los cuales nos parecen admirables, Geoviver es el resultado de un proceso de construcción colaborativa en el cual, utilizando los medios existentes de la Universitat de València y el Jardí Botànic, la colaboración de empresas privadas como la constructora Torremar, la empresa de iluminación Erco y los Viveros Pla del Pou y con la ayuda desinteresada de los ciudadanos, se pueden realizar proyectos interesantes que den vida a nuestra ciudad.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Axo Green

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS