Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Seguirán teniendo un papel importante en el marco de la reposición de calderas, especialmente en viviendas, y quedarán posicionadas principalmente en ese segmento del mercado

El reto de las calderas de condensación ante un futuro ‘electrificado’

Por sus múltiples ventajas en lo que se refiere sobre todo a rendimiento y respeto al medio ambiente, las calderas de condensación a gas ocupan hoy un lugar preferente en el sector de la climatización. Pero, ¿sabemos qué futuro tienen como producto en un mercado en el que parece que se tiende a eliminar del todo el empleo de combustibles fósiles?
foto

Las calderas de condensación tienen la capacidad de aprovechar gran parte del calor que se pierde en forma de vapor de agua en el humo de la combustión, consumiendo entre un 15 y un 30% menos de gas.

Generadores eficientes, energías renovables, sistemas híbridos y emisores eficaces conforman la apuesta por la sostenibilidad de los principales fabricantes de sistemas de confort térmico en el ámbito doméstico. En este contexto, en el que los avances tecnológicos permiten acariciar la idea de realizar instalaciones térmicas sin combustiones o lo que es lo mismo sin emisiones de ningún tipo a la atmósfera, nos preguntamos cuál es el futuro que aguarda a las calderas de condensación, un producto hasta ahora estrella en el mercado de la calefacción.

La normativa europea actual conlleva al empleo de sistemas eficientes para reducir consumos y emisiones. No en vano, las instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria suponen en España un 67% del consumo, y se calcula que la energía empleada en el sector residencial europeo supera el 40% del total. Para reducir el consumo de energía lo primero es necesitar la menos posible mediante viviendas bien aisladas y ventiladas, con zonas de sombra, acristalamientos, etc. Esto es a grandes rasgos lo que se conoce como arquitectura bioclimática. Emplear energías gratuitas, como la solar, la aerotermia o la geotermia así como generadores eficientes y emisores eficaces es el siguiente paso.

Un generador eficiente

Y, cuando hablamos de generadores eficientes, no podemos dejar de pensar en las calderas de condensación a gas, y es porque sin duda lo son. La condensación es una tecnología que proporciona un rendimiento realmente alto y, por ello, respeta el medio ambiente y genera un escaso consumo de gas en las instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria. Las calderas de condensación tienen la capacidad de aprovechar gran parte del calor que se pierde en forma de vapor de agua en el humo de la combustión y, gracias a ello, se genera un rendimiento extra de agua en el humo de la combustión que permite un consumo de gas realmente bajo, de entre un 15 y un 30% menos de gas según el tipo y uso de instalación, que las antiguas calderas de combustión convencional, que por razones de normativa ya no pueden instalarse.

La primera caldera mural de condensación a gas data de 1983, así pues son ya cerca de 40 años los que lleva esta tecnología experimentando de un modo continuo mejoras que consiguen que este tipo de combustión resulte rentable en un sistema de calefacción doméstico. En la segunda mitad de la década de los 90 el futuro de las calderas a gas de instalación mural se debatía entre los modelos atmosféricos de tiro forzado y los de circuito estanco, que se impusieron finalmente y es entonces cuando las primeras calderas murales de condensación llamaban tímidamente a las puertas del mercado español. Pese a que por parte de los profesionales, sobre todo de los más concienciados con el respeto al medio ambiente, había un reconocimiento hacia los beneficios que aportaba tecnología de la condensación, las calderas presentaban un precio poco competitivo y el bajo consumo no era suficiente argumento como para que el producto resultara atractivo para el usuario final.

En continua mejora

Pero el escenario ya no es el mismo. Cuando analizamos el mercado de la calefacción doméstica, vemos que la normativa y las bondades del producto han posicionado a las calderas de condensación en un lugar preferente del mismo. Hoy estas calderas cuentan con todos los avances tecnológicos de probada eficacia que a lo largo del tiempo se han ido incorporando a este tipo de generadores. Además su instalación y mantenimiento se ha ido simplificando día a día y tienen la capacidad de formar configuraciones en cascada, integrarse en soluciones con energía solar térmica, acoplarse a sistemas híbridos con bomba de calor, etc.

En combinación con los avanzados dispositivos de control modulantes, de última generación, que desarrollan y comercializan las principales firmas del sector, las calderas de condensación adaptan la temperatura de radiadores u otros emisores a las necesidades de calor en la vivienda en función de la temperatura exterior, incrementando su rendimiento y ahorro hasta un 10%. Algunos fabricantes cuentan además en su oferta en calderas de condensación con modelos a los que se les pueden incorporar unos controles inteligentes modulantes wi-fi que permiten controlar el funcionamiento de la caldera a distancia desde un smartphone, para decidir, cuándo y desde donde se desee, la temperatura de la vivienda.

Por otro lado, los sistemas de producción de ACS en las calderas a gas han experimentado múltiples mejoras que permiten al usuario disfrutar de un confort impensable hasta hace no tanto tiempo en aparatos de tamaño reducido y, por supuesto, sin sistemas de acumulación externos.

Ingeniosos sistemas de acumulación, microacumulación y miniacumulación incorporados en la propia carcasa de la caldera han sido desarrollados y son mejorados día a día por las marcas punteras. Gracias a ellos se reduce el tiempo de espera en la demanda de agua caliente, se consigue una producción de agua caliente abundante y a temperatura estable en los cambios bruscos de caudal e incluso en consumos simultáneos con varios puntos de demanda. Estas mejoras además de confort suponen un ahorro notable de agua y gas, lo que implica ahorro para el usuario en las facturas de ambos servicios.

foto
Existen modelos a los que se les pueden incorporar unos controles inteligentes modulantes wi-fi que permiten controlar el funcionamiento de la caldera a distancia desde un smartphone.

En combinación con los avanzados dispositivos de control modulantes las calderas de condensación adaptan la temperatura de los emisores a las necesidades de calor en la vivienda en función de la temperatura exterior, incrementando su rendimiento y ahorro hasta un 10%

Y con un futuro asociado a la innovación

La oferta actual en calderas de condensación para la calefacción doméstica cuenta con modelos de pie y murales, tanto para sólo calefacción con posibilidad de acoplar un acumulador externo como mixtos (calefacción + ACS) con diferentes métodos de producción de ACS, que permiten atender cualquier demanda de confort y cantidad de agua caliente en una vivienda. Son modelos de gran demanda, con potencias que generalmente no superan los 35 kW y que satisfacen la gran variedad de necesidades que presentan tanto el mercado de reposición como el de nueva construcción. Los modelos de potencias superiores pueden instalarse tanto en viviendas unifamiliares como en edificios del sector pequeño terciario. Desde la simple instalación de una de ellas hasta la combinación en cascada de varias dentro del mismo modelo, estas calderas permiten realizar instalaciones de gran potencia.

Está claro que las calderas de condensación son una solución eficaz y económica para la calefacción doméstica, sin embargo los precios del gas no dejan de subir, lo que a pesar de todos los avances y mejoras antes mencionados hace plantearse otras alternativas. Por otro lado los sistemas que, tanto a nivel individual como colectivo, permiten economizar la obtención de energía eléctrica avanzan con paso firme.

Hibridación de tecnologías

Si consideramos que, según el IDAE, casi el 75% del consumo de energía de las viviendas de superficie (unifamilares, bifamiliares, adosadas, etc.) corresponde a los servicios de calefacción y ACS, se deduce que de no plantearse soluciones los usuarios de este tipo de viviendas deberán asumir altos consumos de energía o una pérdida de su nivel de confort.

Esta coyuntura ha propiciado el interés de los profesionales por emplear tecnologías que permitan el mínimo gasto de energía. Así pues, han irrumpido en el mercado las soluciones basadas en energías renovables como la aerotermia y la geotermia: las bombas de calor. En las viviendas unifamiliares ya existentes las calderas a gas podrían ser sustituidas por bombas de calor aerotérmicas, pero también pueden participar como parte de una hibridación con un generador de este tipo. Es esta una solución realmente eficaz si hay una gestión inteligente del sistema que hace trabajar al generador apropiado y emplear la fuente de energía más barata en cada momento. Las bombas de calor aire-agua reversibles permiten una climatización integral (frío y calor) de la vivienda y la caldera es un apoyo muy eficaz en demandas altas de calefacción (zonas de clima frío) y aporta la producción de ACS.

Las calderas de condensación pueden ser un apoyo muy eficaz a las bombas de calor en demandas altas de calefacción (zonas de clima frío) y aporta la producción de ACS

Obra nueva y reposición

Si bien en la obra nueva la tendencia es hacia el empleo de bombas de calor aerotérmicas, las calderas de condensación seguirán teniendo un papel importante en el marco de la reposición de calderas, especialmente en viviendas, y quedarán posicionadas principalmente en ese segmento del mercado. Asimismo, en instalaciones centralizadas de calefacción y ACS la reposición de calderas existentes también se ve afectada por la posibilidad de la sustitución de estas por bombas de calor. Aunque, dependiendo siempre de los requerimientos de la propia instalación, el sistema podría ser un híbrido de bomba/s de calor con caldera/s.

Por último, y teniendo en cuenta que la mayor parte del parque de calefacción en España consiste en instalaciones individuales en viviendas en altura donde el espacio de las mismas es en su mayoría muy reducido, la opción de cambio de una caldera por una bomba de calor hoy por hoy resulta muy poco viable.

La mejora constante del producto y su adaptación a los nuevos métodos para climatizar viviendas son pues las bases para la continuidad de las calderas de condensación en el mercado del confort térmico en el ámbito doméstico. Hoy día los principales fabricantes más que productos lo que ofrecen son sistemas y las calderas de condensación pueden seguir formando parte importante de los mismos.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExpobiomasaHannover-Messe Sodeks Fuarcilik A.S.XV Congreso Anual de CogeneracióConaif 3 y 4 octubre en ToledoTecnofrío 16 - 17 octubre 2019Nebext - RebuildSmart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS