Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Medir y repartir los costes de los consumos de agua y energía en las viviendas en base a consumos reales contribuye a un ahorro entre un 20% y un 25%

Un sector olvidado con un millón y medio de clientes: el submetering de agua

Ignacio Abati, director general de Ista Metering Services España S.A.

22/01/2018
La nueva revisión de la Directiva de Eficiencia Energética en Edificios, que hace muy pocos días ha aprobado el Parlamento Europeo, y que se hará pública en breve, pone nombre por primera vez de forma oficial a un sector que contribuye al ahorro y eficiencia energética de 1,5 millones de familias en España y da trabajo a unas 2.000 personas. Este sector, cuyo nombre ni siquiera tiene todavía traducción a nuestro idioma –en inglés submetering-, existe.
foto
El submetering consiste en medir y repartir los costes de los consumos de agua y energía en las viviendas en base a consumos reales, allí donde las compañías suministradoras no llegan

Efectivamente, un millón y medio de familias en España pagan sus consumos de agua en función de lo que realmente consumen, y sin embargo no reciben la factura de la empresa gestora de su municipio, provincia o comunidad autónoma. Esas viviendas pagan su consumo de agua a través de su comunidad de propietarios, y la instalación del contador, lectura y liquidación individualizada de sus consumos la hacemos empresas especializadas. Eso es el submetering: medir y repartir los costes de los consumos de agua y energía en las viviendas en base a consumos reales, allí donde las compañías suministradoras no llegan. Con ello, contribuimos a que nuestros clientes ahorren agua y energía. Pero no sólo eso.

Un sector que ahorra 75 millones de euros sólo en consumo de agua

Lo que hacemos en este sector es, sencillamente, romper la maldición del reparto. Esta maldición dice que cuando se reparte a partes iguales una cantidad (por ejemplo la factura de una cena entre los comensales), el gasto total es un 25% mayor que cuando se reparte según consumos reales (los mismos comensales de esa cena, si saben que van a pagar cada uno según lo que consuman, sencillamente gastan en total un 25% menos).

La medición individual de agua fría o caliente en edificios en propiedad horizontal supone, tan sólo por el hecho de medir (instalar un contador a cada vecino y que cada uno pague por lo que consume), un ahorro de entre un 20% y un 25%. Eso significa que el sector del submetering en España ahorra a 1,5 millones de familias un total de 75 millones de euros al año. Si no existiéramos, esas familias estarían gastando ese dinero en un consumo que no necesitan, y estaríamos derrochando aproximadamente 60 Hm3 de agua, que sí necesitamos.

A pesar de ser los grandes olvidados del sector de agua en España, hacemos una tarea que contribuye al confort, al ahorro de muchas familias, creamos empleo y ayudamos a la mejora del medio ambiente. Y desde luego, tenemos algunas tareas pendientes.

foto

La medición individual de agua fría o caliente en edificios en propiedad horizontal supone, tan sólo por el hecho de medir, un ahorro de entre un 20% y un 25%, lo que significa que el sector del submetering en España ahorra a 1,5 millones de familias un total de 75 millones de euros al año.

Submetering: un sector olvidado que necesita regulación y protección a los consumidores

La gestión del agua es una responsabilidad que está transferida a comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos, y por tanto las decisiones en materia legislativa corresponden a esas entidades locales. Estas entidades velan porque la medición sea adecuada, y porque cada vecino pague por los metros cúbicos que consume. Para ello, gestionan de manera muy profesional sus respectivos parques de contadores, obligando, por ejemplo, a que éstos cumplan estrictas especificaciones metrológicas, o cambiando los contadores cada cierto tiempo, según su periodo de calibración (5 a 8 años normalmente).

El sector del submetering, sin embargo, carece de regulación, y tiene escasa supervisión, que al final repercute negativamente en el consumidor. Pongo algunos ejemplos:

  • Si el contador de agua de un vecino está obsoleto, con su periodo de calibración sobrepasado, no es posible garantizar la correcta medición de los consumos. Puede estar midiendo más o menos de su consumo real. Esto perjudica al vecino que sí se ha preocupado de tener sus contadores al día, pero, sobre todo, hace que el reparto del gasto de agua del edificio no se realice de manera justa.
  • Si el contador de agua de un vecino está parado o bloqueado por cualquier motivo, y nadie supervisa que se reemplace en tiempo y forma, ese vecino paga un consumo estimado, que puede ser mayor o menor del consumo real. Por tanto, de nuevo el reparto de los gastos será injusto, y de nuevo las cuentas de la comunidad de propietarios no van a cuadrar.
  • La factura de agua de la compañía suministradora se envía a la comunidad de propietarios con frecuencia mensual o bimestral. Si los vecinos pagan el agua cada tres o cada cuatro meses, las cuentas de la comunidad van a descuadrar, y lo más importante, el vecino tendrá muy poca información sobre su propio consumo de agua, y no podrá tomar decisiones para ahorrar.
  • Un consumidor final que tiene un contrato con la compañía suministradora recibirá un modelo normalizado de factura, con información detallada, gráfico de históricos de consumo, etc. El consumidor final que está en un régimen en propiedad horizontal, en muchas ocasiones, sólo ve el recibo bancario de la comunidad, donde se incluye el gasto en agua, sin más información.

“Reivindicamos para los clientes de submetering periodos de calibración en los contadores, de forma que ningún cliente pague su agua en base a los consumos medidos por contadores obsoletos y deban ser cambiados cada 5 u 8 años, como en todos los países europeos”

Algunos aspectos que deberían regularse en beneficio del consumidor

El cliente de submetering no debe tener menos derechos o protección regulatoria que un cliente de una compañía suministradora. Por ello, ahora que tenemos nombre en el sector, aunque sea en inglés, reivindicamos para nuestros clientes periodos de calibración en los contadores, de forma que ningún cliente pague su agua en base a los consumos medidos por contadores obsoletos, y deban ser cambiados cada 5 u 8 años, como en todos los países europeos. También pedimos establecer una frecuencia de liquidación de agua que sea al menos bimestral, en línea con otros suministros como gas o electricidad, porque cuanta más frecuencia, más información, y así, más posibilidad de ahorro. Además, la regulación en el sector debería exigir y medir la calidad en el servicio, con empresas que acrediten su capacidad en áreas tan importantes como una adecuada atención al cliente, sustitución de contadores parados u obsoletos en un tiempo razonable, la información mínima a incluir en la liquidación individual del agua, etc. Como en todo sector, más en el nuestro, que está en contacto directo y muy cercano al usuario final, necesitamos una regulación que proteja a nuestros clientes y les ayude a mejorar su confort y a ahorrar.

foto
En España, ya hay más de 800.000 contadores de agua que se leen por radio por las empresas de nuestro sector.

Un sector pionero en tecnología y servicio

Por suerte, a pesar de la falta de regulación, algunas de las empresas del sector hemos hecho un gran esfuerzo para ser pioneras en muchos aspectos y ofrecer a nuestros clientes servicios y beneficios que no todas las compañías suministradoras le ofrecen. Así, por ejemplo, un cliente de submetering tiene:

  • Acceso a la última tecnología en contadores de radio. Al estar la gran mayoría de los contadores dentro de las viviendas, los beneficios de los sistemas de lectura por radio son muy importantes: lectura del 100% de los contadores y sin molestar a ningún vecino. En España, ya hay más de 800.000 contadores de agua que se leen por radio por las empresas de nuestro sector.
  • Acceso a consumos de agua diarios, de forma gratuita y por internet. Nos hemos acostumbrado a que cada dos meses nos llegue un recibo de nuestro consumo de agua o energía. La información ahí contenida es del pasado, inamovible, y por tanto no nos permite reaccionar y tomar decisiones para ahorrar. Un cliente de submetering tiene la posibilidad de consultar sus consumos diarios de agua, y por tanto tiene información casi online de esos consumos. Esa transparencia informativa redunda en que el propio cliente tomará sus decisiones de ahorro antes de que le llegue la factura del agua, cuando aún puede reaccionar, y no después de haberla pagado.
  • Identificación de fugas de agua de forma casi inmediata. Por medio de la tecnología de radio, podemos identificar fugas de agua en las viviendas de nuestros clientes alarmas, fundamentalmente útiles en esos casos de fugas que no se manifiestan hasta después de varias semanas o meses, cuando el problema es más grave.
  • Alarmas por consumos excesivos. Al registrar consumos diariamente, es posible establecer alarmas por consumo o gasto excesivo, y así avisar al consumidor de que está gastando de más, tomar medidas para el ahorro, antes de recibir la factura.
  • Simulación de recibos de agua entre periodos de facturación. En el caso de viviendas en alquiler, en las que un inquilino deja la vivienda entre dos facturaciones, el cliente de submetering podrá, de forma gratuita, simular un recibo con tan sólo introducir la lectura del contador. Así, el propietario podrá hacer la liquidación final de su contrato de arrendamiento sin cuestiones pendientes, sin discusiones, y sin esperar a que llegue la factura del agua, semanas más tarde, y tenga que hacer cálculos poco rigurosos.
foto
El submetering permite el acceso a consumos de agua diarios, de forma gratuita y por internet

El sector del submetering en España, si hablamos sólo de agua, es un sector que contribuye a mejorar el confort de un millón y medio de familias en España, les ayuda a ahorrar y les proporciona información de sus consumos que no tienen con otras compañías suministradoras. Haber sido un sector olvidado por la regulación no nos ha impedido ser pioneros en ofrecer la última tecnología y servicios de calidad a nuestros clientes, con un único objetivo: que nuestros clientes tengan todas las herramientas e información necesarias para gestionar sus propios consumos, y así ahorrar dinero y energía.

No puedo terminar sin mencionar que, si bien nuestro sector es muy relevante en la gestión de consumos del agua, la próxima regulación de la medición individual de calefacción central mediante repartidores de costes va a suponer la puesta en escena definitiva de nuestro sector. Ahí está nuestro gran reto, posiblemente en la que va a ser la revolución más importante de los últimos años en lo que se refiere al cambio de comportamiento del usuario hacia la gestión de sus propios consumos, y que va a tener un impacto enorme en el confort y en el ahorro energético. Pero eso es otra historia, también apasionante, de la que podemos hablar en otra ocasión.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

Zehnder

Radiadores de baja temperatura

Zehnder

ENLACES DESTACADOS

iEnerVI Congreso de Servicios EnergéticosNebext - RebuildEfintec 2018

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS