Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El gobierno envía a la Comisión Europea la Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética edificatoria

Redacción Revista El Instalador31/07/2014

casa_reciclajeEl Gobierno español ha remitido a la Comisión Europea la Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España, dando respuesta a la exigencia definida por el artículo 4 de la Directiva 27/2012/UE relativa a la eficiencia energética.

El mencionado artículo obliga a que los estados miembros diseñen una estrategia a largo plazo que alcance más allá de 2020, destinada a movilizar inversiones para la rehabilitación energética de edificios residenciales y comerciales. La estragetia debe abordar renovaciones exhaustivas y rentables que den lugar a reformas que reduzcan el consumo, tanto de energía suministrada como de energía final de un edificio, en un nivel significativo con respecto a los niveles anteriores a la renovación, dando lugar a un alto rendimiento energético.

Esta estrategia ha sido elaborada por la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, en colaboración con el resto de departamentos ministeriales relacionados, teniendo en cuenta las aportaciones de los diferentes grupos de trabajo constituidos para su desarrollo, el resto de administraciones públicas y los principales agentes del sector.

El documento remitido a la Comisión Europea analiza el parque inmobiliario residencial y no residencial de España (según censo de 2011), para después analizar los consumos energéticos distribuidos por fuentes de energía con el fin de verificar los costes y efectos de una intervención generalizada sobre el parque edificado dirigida a mejorar su eficiencia energética y reducir sus emisiones. A continuación, el documento expone la relación de todas las medidas normativas, fiscales y de fomento aprobadas y/o implementadas para alcanzar los objetivos de la Directiva Europea.

Finalmente, se exponen unos escenarios hipotéticos por cada sector (residencial y no residencial) que establecen los ahorros acumulados que se podrían alcanzar en el horizonte 2020, aunque el método de cálculo empleado permite extender los resultados hasta 2030 y 2050.

En cada escenario, se barajan unas variables que permiten alcanzar distintos niveles de ahorro, tres en el residencial (base, medio y alto) y dos en el no residencial (base y alto). A cada uno de dichos escenarios, se le atribuye un determinado ahorro en el consumo de energía, un número determinado de rehabilitaciones o renovaciones de viviendas y unas determinadas oportunidades de crecimiento y de generación de empleo en la construcción.

De esta manera, en el sector residencial los ahorros acumulados serían de 1.044 ktep para 2020 en el Escenario 1 o "Redidencial Base", 4.088 ktep en el Escenario 2 o "Medio" y 5.077 en el Escenario 3 o "Alto".

Por su parte, en el sector no residencial, se han definido dos escenarios en los que se plantea como objetivo global una reducción del 20% (Escenario 1 o Alto) y otra del 16% (Escenario 2 o Base).

El documento añade que el paso de unos escenarios a otros depende del tipo de medidas que se adopten, algunas serán necesarias a corto plazo mientras que otras tendrán diferentes horizontes.

Entre las medidas a corto plazo, se señalan todas aquellas que logren una sensibilización y cultura a favor de la rehabilitación energética del parque edificado. El gobierno español aclara que la falta de esta sensibilización y cultura son las responsables de que las líneas de ayuda no tengan la respuesta adecuada, al contrario de lo que sucede en otros países europeos, por lo que es prioritario poner en marcha de forma inmediata campañas de sensibilización, difusión, formación, etc. También se menciona la necesidad de desarrollar estrategias de negocio que faciliten la reconversión de las empresas constructoras y suministradoras de energía hacia un nuevo modelo basado en valores de rehabilitación, así como medidas de carácter normativo y administrativo.

Finalmente, el documento menciona las líneas de ayudas como el "Plan Estatal de fomento de alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas (2013-2016)", el Plan PAREER del IDAE o los nuevos fondos de cohesión europeos destinados a la rehabilitación, planteados todos ellos como el motor de arranque de la Estrategia.

No obstante, aclara el documento, se ha puesto de manifiesto que el sistema de subvenciones a fondo perdido tiene algunas debilidades, por lo que se ve necesario emprender otros mecanismos que superen las tradicionales subvenciones o las subsidiaciones de los créditos o, al menos, que sean capaces de alinearse con éstas.

Entre estos mecanismos, se encuentra la canalización del Fondo Nacional de Eficiencia Energética, trabajar con el Banco Europeo de Inversiones para diseñar programas de apoyo a la financiación de la rehabilitación energética, permitir que las ESEs perciban directamente las ayudas de las administraciones públicas, reforzar las Líneas ICO para comunidades de propietarios y apoyar a las entidades financieras en el desarrollo de productos específicos para la financiar la rehabilitación energética de los edificios, como un "fondo limitado de garantías" o una fórmula de aval que permita cubrir parcialmente el riesgo de morosidad residual que eventualmente pudiera darse.

Consultar el documento aquí

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridXV Congreso Anual de Cogeneració

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS