Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El CDTI y la Agencia Japonesa NEDO financiarán proyectos colaborativos de I+D+i que aprovechen el calor residual de la industria

28/06/2016

Expertos de Japón, España y Euskadi han mostrado, por primera vez en Euskadi, oportunidades de colaboración en proyectos de I+D+i que contribuyan al aprovechamiento del calor residual que se pierde durante los procesos de fabricación de la industria manufacturera, un reto internacional que afecta a la industria de estos territorios. Para fomentar estas colaboraciones, el programa de cooperación Japan-Spain Innovation Program (JSIP) financiará, mediante subvenciones directas que pueden llegar hasta el 50% del presupuesto financiable, según los casos, proyectos realizados en cooperación entre ambos países.

El Proyecto Calor de Euskadi y el japonés TherMAT se presentaron el pasado 23 de junio como ejemplo de iniciativas de colaboración público-privada de I+D+i.

La jornada ‘Uso eficiente de la energía térmica en la industria’, celebrada en la sede de Euskaltel, del Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, ha sido organizada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI); su agencia homóloga japonesa NEDO e Innobasque, Agencia Vasca de la Innovación, en colaboración con el Cluster de la Energía, CIC Energigune, Euskaltel y el Gobierno Vasco. En este acto han participado, entre otros, representantes de estas organizaciones, IK4 Research Alliance y Tecnalia. Por su parte, la delegación japonesa encabezada por NEDO está compuesta por representantes de Mitsubishi, Mino Ceramic, Panasonic, Hitachi, Furukawa y el Instituto Nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología.

La Organización para el Desarrollo Tecnológico y de Nuevas Energías, NEDO, por sus siglas en inglés, es la mayor organización pública de Japón para la investigación, desarrollo tecnológico y demostración de proyectos. cuyo presupuesto ronda los 1.050 millones de euros. Este organismo dispone de un presupuesto específico de 100 millones de euros a ejecutar hasta 2022 para desarrollar tecnologías relacionadas con el uso eficiente e innovador de la energía del calor residual en áreas como el almacenamiento de calor, el aislamiento térmico, la recuperación del calor residual, la gestión del calor, tecnología básica, bombas de calor y la conversión termoeléctrica.

foto
Ponentes de la jornada.
Recuperar el calor perdido supone una gran oportunidad ya que la energía térmica, hasta ahora, desperdiciada puede ser un recurso que genere nuevas oportunidades de negocio. En Europa, el 70% de la demanda energética europea tiene fines térmicos, y un tercio de ella se emite a la atmósfera como pérdida calorífica. Los procesos industriales como fundición, forja, acero, papel o cemento pierden entre el 35 y el 50% del calor generado.

En Euskadi, el Proyecto Calor, impulsado por Innobasque y que cuenta con la implicación de 75 organizaciones de diferentes sectores industriales, busca una industria más eficiente y rentable a través de soluciones integrales con alcance multisectorial de alto valor añadido y con capacidad de comercialización internacional. Según se ha dado a conocer hoy, cada año se podrían ahorrar unos 180 millones de euros, valor monetario del calor residual perdido por la industria vasca, y también se reduciría el impacto medioambiental en 900.000 toneladas de dióxido de carbono, el equivalente a lo que casi un millón de europeos emite cada mes a la atmósfera. Además, contribuirá a la creación de nuevos negocios y empleos en la gestión energética industrial y se mejorarán las capacidades científico-tecnológicas en un ámbito prioritario, como es la fabricación avanzada para Euskadi.

El Proyecto Calor es una iniciativa estratégica identificada en el marco de Basque Industry 4.0 (Estrategia de Fabricación Avanzada) y Energibasque 2.0 (Estrategia de Energía), espacios de colaboración público-privada de la estrategia de especialización inteligente (RIS3) de Euskadi, que focaliza las ventajas competitivas vascas para competir globalmente.

Por su parte, los japoneses han dado a conocer la iniciativa TherMAT, un proyecto de investigación de tecnología y materiales para la reducir, reutilizar y reciclar la energía termal a través del almacenamiento de calor, termoelectricidad o bombas de calor, que recuperan el calor residual proveniente de plantas industriales, automóviles y los edificios. Para Japón, país que cuenta con 40 de las 100 compañías más innovadoras del mundo, según el Índice de Thomson Reuters, es crucial reducir la pérdida de calor.

Así, mientras Japón invierte el 3,87% de su PIB en I+D, la Europa de los 28 dedica el 2,02%, cifra que en España es el 1,23% y en Euskadi el 2,03%. Además, en el país asiático más del 80% de esa cantidad es financiada por el sector privado; en Europa y Euskadi un 57% y en España un 51,2%.

La jornada ‘Uso eficiente de la energía térmica en la industria’ ha sido clausurada por Alberto García Erauzkin, presidente de Innobasque. En este encuentro también se han analizado, en profundidad, los avances en tecnologías relativas a hornos industriales, almacenamiento térmico y captación y valorización del calor residual.

Empresas o entidades relacionadas

Centro para El Desarrollo Tecnológico Industrial

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

XV Congreso Anual de CogeneracióSmart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS