Posicionamos su web SEO / SEM
“El SCT ofrece un mínimo mantenimiento y una alta precisión en el control de temperatura”

Entrevista a César Martín-Gómez, profesor e investigador de la Universidad de Navarra

Irene Relda26/09/2014

El Sistema de Climatización Termoeléctrico (SCT) es un novedoso sistema de acondicionamiento higrotérmico, desarrollado por la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra. El equipo, que actúa como climatizador y cerramiento exterior, funciona con células Peltier, empleadas en la climatización de equipos espaciales y en el ámbito médico o militar por su mínimo mantenimiento. El SCT carece de elementos mecánicos como bombas o compresores, por lo que, según César Martín-Gómez, profesor e investigador de la Universidad de Navarra, “se reducen las posibilidades de fallos, la necesidad de instalaciones auxiliares y el nivel de ruido”.

foto
Sistema de Climatización Termoeléctrico (SCT).

Su sistema funciona simultáneamente como máquina de climatización y como cerramiento exterior.

Sí, el Sistema de Climatización Termoeléctrico (SCT) es un módulo de climatización que regula la temperatura de un recinto cualquiera, para lo que dispone de un conjunto de células Peltier. Estas células van conectadas a una alimentación eléctrica gobernada por un control, de modo que el módulo es capaz de proporcionar calor o frío a un entorno cerrado.

¿Y qué ventajas aporta frente a sistemas convencionales?

El SCT se caracteriza por sus reducidas necesidades de mantenimiento, ya que las células Peltier tienen una duración funcional muy larga. Además, ofrece la posibilidad de una alta precisión en el control de temperatura.

Además, como dice, esta instalación puede utilizarse para enfriar o calefactar.

Así es. Desde hace décadas las células Peltier se utilizan en el ámbito de la climatización, pues se trata de unos dispositivos que al aplicarles una tensión eléctrica generan una diferencia de temperatura entre sus extremos calentándose en un lado y enfriándose en el lado opuesto. Este tipo de células necesitan corriente continua para funcionar y el hecho de que en un extremo genere calor y en el otro frío, o la inversa, únicamente depende de la tensión eléctrica que se aplique.

¿Dónde puede instalarse?

El sistema puede aplicarse como medio de climatización en cualquier recinto en el que se precise un acondicionamiento térmico, de calefacción o de refrigeración como barcos, trenes… Sin embargo, el modelo actual es apropiado como cerramiento prefabricado en fachadas.

¿Está pensado para algunos edificios en concreto o, por el contrario, su uso puede ser generalizado?

Las áreas de interés pueden extenderse a todas aquellas en las que el uso de la fotovoltaica sea la única manera de obtener energía eléctrica para climatizar o donde la regulación de temperatura sea importante o el factor de bajo mantenimiento y alta autonomía tenga mayor valor.

¿Por ejemplo?

Climatización de quirófanos, de espacios para equipos eléctricos o telefonía, de contenedores de buques o camiones, o de espacios de emergencia (UME, Cruz Roja...).

Una de las ventajas del SCT es que carece de elementos mecánicos como bombas o compresores…

Sí, al carecer de este tipo de elementos mecánicos, se reducen las posibilidades de fallos, la necesidad de instalaciones auxiliares y el nivel de ruido.

Dice que se caracteriza por sus reducidas necesidades de mantenimiento…

Efectivamente, las células Peltier se utilizan en la climatización de equipos espaciales y en el ámbito médico o militar, donde se exige el mantenimiento mínimo que ha demostrado el prototipo ejecutado.

Permiten, asimismo, conectarse a paneles fotovoltaicos. ¿Con qué fin?

Las células Peltier trabajan en corriente continua por lo que, aunque el trabajo hasta ahora desarrollado ha contado con suministro en corriente alterna y fuentes de alimentación, se contempla su funcionamiento en conexión directa con paneles fotovoltaicos junto con baterías de alimentación. Es por ello que el SCT resuelve dos cuestiones adicionales.

¿Cuáles?

No produciría emisiones de CO2 durante su funcionamiento y contribuiría a mejorar el concepto de ‘energía segura’ planteado desde el Gobierno de España como línea prioritaria en el futuro, al ser un sistema que podría funcionar de modo completamente independiente de la red.

foto
César Martín-Gómez, profesor e investigador de la Universidad de Navarra.

Así nació el SCT

El proyecto del Sistema de Climatización Termoeléctrico (SCT), que se inició gracias a “distintas inquietudes tecnológicas nacidas desde las experiencias profesionales de los participantes”, se desarrolló en el ámbito de una convocatoria académica financiada por la Universidad de Navarra, bajo el título ‘Construcción y monitorización de un prototipo de sistema de acondicionamiento por termoelectricidad’.

El proyecto contó con la participación de investigadores de la Escuela de Arquitectura, la Facultad de Comunicación y la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra (Tecnun).

Desde entonces, se ha trabajado en la implementación del equipo con pruebas de funcionamiento adicionales y la incorporación de sistemas de recuperación de calor en el aire de ventilación.

El resultado se presentó en la Galería de Innovación de la feria Genera 2014, y su acogida fue “muy buena”, algo lógico, explica el investigador de la Universidad de Navarra, “dado que la Galería constituye un fantástico escaparate para todos los profesionales del sector en España”.

El proyecto de este sistema es un claro ejemplo de la transferencia universidad-empresa. ¿Qué otros proyectos de su departamento se han materializado en soluciones comerciales?

Desde el año 2003, hemos trabajado con empresas como Movistar, Trox, Daisalux, Volkswagen o ABB en el diseño de productos, desde una perspectiva arquitectónica, que son altamente apreciados por las empresas por el valor adicional que aportan.

El sistema conecta con la apuesta de la construcción por el ahorro de energía y la sostenibilidad…

A mis alumnos les insisto en las clases en que conceptos como ‘verde’ o ‘sostenible’ no existen.

Entonces…

Existen instalaciones bien o mal diseñadas, ejecutadas y mantenidas. Una buena instalación, por ende, ahorrará energía respecto a otras. Si alguien tuviera dudas sobre estas palabras, le animaría encarecidamente a leer los apuntes del gran arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oíza, quien ya en los años cincuenta enseñaba en la Escuela de Arquitectura de Madrid a los futuros arquitectos, a los maestros de mi generación, como debía integrarse la energía en la arquitectura.

El aire acondicionado como factor de diseño en la arquitectura española: energía materializada’. Este es el título de su tesis. ¿Qué conclusiones pudo extraer?

La buena arquitectura integra desde el mismo comienzo del diseño las instalaciones que requiere un edificio. El resultado así resumido, sencillo en apariencia, encierra todos los lógicos matices que una investigación de estas características aglutina al referirse a edificios de muy diferentes tipologías a lo largo de todo el siglo XX.

“Las instalaciones posibilitan otra lectura de la historia de la arquitectura española”, ha afirmado en alguna ocasión. Es, sin duda, un interesante punto de vista. ¿Cómo ha sido esa evolución?

Apasionante para aquellos interesados por el concepto anglosajón de ‘building services’, es decir, el conjunto de instalaciones que requiere un edificio para funcionar, desde las de protección contra incendios o climatización a las de voz y datos, con colaboraciones intensas de los arquitectos implicados con maestros de otras áreas del saber.

Y ya para concluir, mencione algún edificio que sea ejemplar por sus sistemas.

Pensando en edificios realizados por los grandes arquitectos españoles del siglo XX, y siempre en mi humilde opinión, se me ocurren varios como el edificio Capitol de Madrid, el Patronato Juan de la Cierva, también en Madrid, los comedores de la SEAT en Barcelona, el Pabellón de España en la Expo de Nueva York o la Torre BBVA, en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Comentarios al artículo/noticia

#1 - Benjamin Vegara Mogica
08/10/2014 11:43:04
Para mi,es un gran avance tecnologico para un buen desarroyo industrial. Tener buena ingeneria en el pais es prioritario para las nuevas generaciones. Enorabuena

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Climatización

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS