Posicionamos su web SEO / SEM

Climatización eficiente: tecnologías para el ahorro

Óscar Alonso, Área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH)

18/02/2014
foto
Dentro de los sistemas que integran un hotel, el sistema de climatización es uno de los más relevantes debido a la influencia que tiene sobre el confort del cliente: si se convierte en un tema de conversación para los huéspedes, significa que no se ha logrado crear el ambiente adecuado, y por eso, para determinar cuál es el sistema que mejor responde a los requerimientos del hotel, es esencial conocer bien el establecimiento y sus características.

En el reparto de consumos energéticos típico de un establecimiento hotelero, y asumiendo que en función de factores como su ubicación o periodo de apertura se pueden dar diferencias relevantes, la climatización y la producción de ACS representan, conjuntamente, alrededor del 50% de la energía consumida por el hotel.

Según la tipología de la climatización y los diferentes sistemas que intervienen en ellos, el potencial de ahorro varía en función de los elementos sobre los que se puede actuar. Para ello es clave encajar las tecnologías que ya se encuentran a disposición del mercado con las necesidades particulares de cada establecimiento. Cada uno de los diferentes tipos de climatización tiene ventajas e inconvenientes que deben ser analizados para reducir los consumos energéticos y, por lo tanto, los costes asociados.

No obstante, las decisiones técnicas que afectan a los resultados económicos deben contar con información relevante, contrastada y útil, pensada desde la perspectiva del negocio hotelero. Con esta filosofía, el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) ha creado el Programa Hotel Sostenible, que pretende integrar una serie de tecnologías y equipamientos en varias áreas complementarias (climatización, ACS, energías renovables, sistemas de bombeo, envolvente térmica y acristalamiento inteligente, sistemas de monitorización y control, etc.) que, aplicados a un hotel, pueden conseguir mayores niveles de eficiencia energética y reducir su impacto en el entorno.

En el área de climatización, ITH ha culminado recientemente un estudio, llevado a cabo en colaboración con Grupo Ciat, destinado a explicar los beneficios reales para los hoteles vinculados al uso de sistemas de climatización eficientes, capaces de aportar los mismos estándares de confort y temperaturas con un consumo menor de energía.

El proyecto se ha desarrollado en un contexto de cambios legislativos, que influyen directamente en la decisión de sustituir o adaptar los equipos de climatización en funcionamiento en los hoteles españoles. Por una parte, el Reglamento 1005/2009 sobre las sustancias que agotan la capa de ozono aprobado por el Parlamento Europeo, establece una serie de hitos relevantes sobre los sistemas de climatización con equipos frigoríficos que emplean este tipo de sustancias para su funcionamiento, en especial el refrigerante R22, de uso masivo en la fabricación de equipos frigoríficos de climatización anteriores a 2001, que se encuentra en muchos hoteles actualmente operativos. Por otra parte, los hoteles también deben considerar la Ley 16/2013 que, entre otras medidas, aplica un gravamen sobre los refrigerantes utilizados en el mantenimiento de los equipos de climatización.

foto
ITH abordó la temática en la pasada edición de Fitur Green.

Cargas parciales, climatización más eficiente

¿Cuál es el sistema de climatización más adecuado? En el piloto llevado a cabo por ITH y Grupo Ciat en los hoteles Audax y Capri de la cadena Artiem Fresh People Hotels, se probaron sistemas de climatización aire-agua, para comprobar los ahorros conseguidos por la sustitución de las máquinas enfriadoras (que han mejorado enormemente su eficiencia en los últimos años), y por la integración en la enfriadora de un circuito opcional de recuperación de calor para producir ACS de manera gratuita.

Este estudio ha mostrado tendencias y resultados muy claros, que demuestran la eficiencia de los equipos a cargas parciales. Así, y como demuestran los datos de consumo absoluto durante los tres meses de las temporadas de verano estudiadas, y comparándolos con los consumos de ejercicios anteriores, se evidencia un descenso del consumo unitario, es decir, del consumo en función del índice de ocupación. Durante julio, con la climatización operando a toda su capacidad, se consiguió reducir el consumo de energía en climatización en un 4%; en agosto, este porcentaje aumentó hasta el 17%; en septiembre el ratio de ahorro aumenta aún más hasta el 42%, siempre respecto a los equipos que tenían instalados previamente. Estos datos muestran que el funcionamiento de los equipos es muy eficiente a cargas parciales, es decir cuando no funcionan a toda su capacidad.

Los datos recogidos muestran además que, la incorporación de un circuito opcional de recuperación de calor, que reduce el consumo del combustible usado para producir ACS, incrementa la eficiencia del equipo de climatización. De hecho, este complemento de recuperación del calor del compresor se traduce en importantes ahorros en combustible: y es que puede llegar a cubrir hasta el 70% de las necesidades de ACS, de manera gratuita, en función de diferentes factores, como el uso que se le dé al equipo.

El informe demuestra que la climatización eficiente se traduce en ahorros relevantes: de hecho, se ha logrado reducir el consumo energético entre un 33,7 y un 47,3% en cada uno de los hoteles analizados

Invertir en eficiencia: ahorrar energía y costes de mantenimiento

Una de los puntos más destacables reside en el retorno de la inversión de las máquinas enfriadoras, inferior a cuatro años según el estudio, eso sin contar otros ahorros provenientes de mejoras en mantenimiento o posibilidad de renegociación de precios unitarios eléctricos por intensificación de uso. Igualmente, la opción de recuperación de calor para producción de ACS (parcial o total) implica un retorno simple de la inversión del equipo inferior a un año.

El informe demuestra que la climatización eficiente se traduce en ahorros relevantes: de hecho, se ha logrado reducir el consumo energético entre un 33,7 y un 47,3% en cada uno de los hoteles analizados.

Este proyecto piloto muestra además que las decisiones de inversión en equipamiento deben equilibrar costes de mantenimiento y de adquisición de nuevos equipos. Los equipos retirados durante la realización de este estudio precisaban o bien sustitución o bien reparación profunda, y los resultados demuestran que la opción de instalar nuevos equipos permite responder a las necesidades actuales de cada hotel y, además, reducir y concentrar las necesidades de mantenimiento.

Finalmente, al recortar el consumo de combustibles para la generación de ACS se intensifica el uso de un tipo de energía, en este caso la eléctrica, lo que permite renegociar precios unitarios con el proveedor.

Pero, sobre todo, el cliente sólo percibe cambios positivos: sigue disfrutando de una temperatura perfecta, de forma silenciosa, constante y confortable, en todas las instalaciones del hotel. Y si hay que hablar sobre climatización, que sea en términos de ahorro, eficiencia y equilibrio medioambiental.

Empresas o entidades relacionadas

Instituto Tecnológico Hotelero

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Climatización

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS