Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Absoluto rechazo del sector de la climatización y el frío de Valencia al impuesto sobre gases fluorados

27/12/2013

27 de diciembre de 2013

Ante la inminente entrada en vigor el 1 de enero de 2014 del impuesto que grava el consumo de Gases Fluorados de Efecto Invernadero, la Asociación Valenciana de Instaladores y Mantenedores de Climatización y Frío (Aviclima) manifiesta su absoluto rechazo a una nueva carga impositiva que impactará de forma negativa sobre las empresas y el empleo de todo el sector de la refrigeración y aire acondicionado de España.

Según Aviclima, va a provocar un enorme incremento de costes, en muchos casos inasumibles, sobre actividades económicas cruciales que utilizan este tipo de gases como la hostelería, distribución alimentaria, industria de la alimentación, energía eléctrica, etc. En este sentido, y en base a unas estimaciones conservadoras, un hotel o supermercado que reponga para sus instalaciones de aire acondicionado o cámaras frigoríficas 1.000 kg de gases regrigerantes fluorados, pasará de pagar 6.000 euros de coste de la mercancía a un extra adicional impositivo de 86.000 euros más. Esto es, se incrementará el precio de 6 €/kg a 86€/kg, pudiendo llegar a un máximo de 100 €/kg.

Esta asociación, perteneciente a la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval), señala que el alcance será similar para otros instaladores que recarguen muebles enchufables, aires acondicionados, instalaciones de hospitales, edificios de la Administración, colegios, aviones, autobuses o trenes, entre otros.

Por su parte, serán los instaladores y mantenedores de estos aparatos destinados a la refrigeración los encargados de recaudar y pagar a la Hacienda pública este nuevo impuesto. Esto representa que un instalador que compra 10 toneladas al año pasará de pagar 60.000 euros a un extra de 510.000 euros. Una cifra absolutamente desmedida para el sector de la refrigeración y aire acondicionado de toda España formado en su gran mayoría por pymes y micropymes. Al respecto, la aplicación de este gravamen conllevará necesidades especiales de financiación que, en estos momentos, son absolutamente inviables por la escasa fluidez de crédito. Por lo tanto, el estrés financiero ahondará en cierres de empresas y pérdidas de empleos.

foto

Jornada de Aviclima.

Para el presidente de Aviclima, Francisco Arago, “supone, además, una clara e interesada imposición tecnológica a España a expensas de nuestra economía y competitividad. La aplicación de este tributo a los gases refrigerantes que son de uso común en nuestra actividad profesional es un punto más de desencuentro con una Administración, que está siendo implacable en la imposición de continuos reglamentos, certificados y habilitaciones muy estrictos, que afectan tanto a los profesionales frigoristas como a las empresas a las que pertenecen y les amparan”.

El sector se verá también perjudicado porque esta medida impositiva, que recoge la Ley 16/2013 sobre medidas de fiscalidad medioambiental, incrementará el mercado negro de los refrigerantes, debido a lo desproporcionado del impuesto respecto al precio del refrigerante puesto en el mercado. Al respecto indican que en la actualidad no existen refrigerantes alternativos que puedan eludir el impuesto y que permitan garantizar el funcionamiento de los equipos e instalaciones en nuestras condiciones climáticas severas. Aviclima alerta también de la posible desaparición de sectores que utilizan gases hidrofluorocarbonos -HFC- al no poder asumir su elevado coste, y de que se posibilitará la recarga de equipos como camiones y barcos fuera de nuestras fronteras donde no tendrá vigencia esta regulación.

No obstante, lo más grave es que esta Ley se ha aprobado al margen del ámbito y propósito de la revisión del Reglamento de Gases Fluorados que está negociando la Unión Europea. Según Aviclima ni la Comisión Europea propone ningún impuesto sobre gases Fluorados HFC, ni el Consejo Europeo ningún impuesto sobre HFCs. Es el Parlamento Europeo el que contempla un 'allocation fee' a productores e importadores (no a la cadena de suministradores y usuarios) de un máximo de 10 €/kg, siendo simplemente una propuesta de máximos no definitiva.

Ante la importancia que este impuesto va a adquirir en todos los componentes de la cadena de fabricación, distribución, venta y utilización de estos gases refrigerantes, y debido a la incertidumbre y preocupación generada, Aviclima ha organizado una jornada informativa donde se han dado cita 500 instaladores y mantendores de Valencia.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Climatización

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS