“Hoy más que nunca el consumidor es muy consciente de la importancia de ahorrar en climatización”

Entrevista a José María Ortiz, director general de Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec)

Irene Relda16/04/2013
Pese a la caída en las ventas de equipos de climatización, derivada de la crisis de la construcción, las grandes compañías del sector no han dejado de investigar y de desarrollar nuevos equipos energéticamente más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente. “Hoy no se puede concebir un equipo que no cumpla con estos parámetros”, afirma José María Ortiz, director general de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec). Además de los beneficios para nuestro entorno y para el bolsillo de los consumidores, “hoy lo verde vende, y de ello son muy conscientes los fabricantes”.
foto
José María Ortiz, director general de Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec).

La crisis de la construcción ha arrastrado consigo a otros sectores que dependían en cierta medida de ella. ¿Qué situación vive la industria de la climatización en la actualidad?

Sí, la construcción ha caído dramáticamente y, en consecuencia, las ventas de equipos de climatización, también. A ello se le ha sumado el hecho de que las administraciones y los particulares en general no disponen de dinero, de medios financieros y económicos. Así, en la actualidad, estamos por debajo del 50% de 1997, año en el que llegó a su máximo histórico.

Sin embargo, el sector no ha dejado de evolucionar…

Efectivamente, el sector ha experimentado una transformación muy importante, acuciado, en parte, por la legislación europea —centrada en el ahorro energético y la utilización de energías renovables, con la consecuente reducción de CO2—  y, por otro lado, por buscar nichos de mercado y diferenciarse de la competencia.

¿Qué destacaría de esa evolución?

El uso masivo de la tecnología inverter; los equipos multiciclo o multitarea, es decir, aquellos que dan frío, calor y agua caliente; la utilización de doble compresor en determinados tipos de equipo; el diseño de intercambiadores y baterías para hacerlos más óptimos y para que el intercambio sea mejor; el uso de sistemas de regulación y control más precisos; la utilización de válvulas de expansión electrónicas o el desarrollo de la telemática para controlar las máquinas a distancia…

Grandes progresos…

Sí, eso en cuanto a equipos. En cuanto a instalaciones, destacaría entre otros adelantos la recuperación de calor o de frío de las instalaciones de climatización.

¿En qué consiste?

Las instalaciones exigen una cierta renovación de aire, entonces, en lugar de expulsarlo directamente, se trata de recuperar parte de ese calor mediante un intercambiador del aire que entra. Podría poner muchos ejemplos más, pero en todo caso, el sector se dirige hacia esa eficiencia energética que marca la legislación europea.

¿Y cree adecuadas esas normativas y leyes que regulan directa o indirectamente el sector?

Es evidente que la sociedad lo está demandado y, posiblemente, el medio ambiente, también. Así, diría que en términos generales es positiva, pero tiene claroscuros, es mejorable.

foto
Foto: Reynaers Aluminium
“Los ritmos que impone la legislación de la UE en cuanto al cambio de tecnologías son muy ajustados, sobre todo para las pymes”

¿En qué aspectos?

Por un lado, creo que debería tenerse en cuenta la situación financiera de algunos países. Además, los ritmos que imponen en cuanto al cambio de tecnologías son muy ajustados, sobre todo para las pymes. Una gran multinacional tiene recursos y medios, pero para una pequeña empresa resulta más trabajoso.

¿Qué podría decirnos de la competencia de equipos de países como China?

Yo no demonizaría a los equipos chinos. Realmente tienen un potencial financiero y tecnológico enorme. Las grandes fábricas suelen ser muy cumplidoras de la legislación y participan en las asociaciones europeas. Yo desde luego no vincularía al producto chino con incumplimiento o con falta de calidad. Sería injusto. Algunos fabricantes chinos producen más de seis millones de equipos al año, por tanto, saben muy bien lo que se hacen. Algunas de ellas podrían abastecer por sí solas el mercado europeo.

Volviendo a la faceta ecológica de los equipos. ¿Qué relación tienen hoy los equipos de climatización con el medio ambiente?

Hay que tener en cuenta que lo ecológico vende. Además, muchos de los grandes fabricantes están ubicados en países de alta concienciación ecológica, en países en los que el respeto al medio ambiente forma parte de su cultura. Así, sus equipos son medioambientalmente sostenibles y esto lo acaban transmitiendo a sus competidores. Otra cosa es hasta qué punto los esfuerzos financieros y tecnológicos que esto conlleva, compensen económicamente.

No será lo mismo que antes, ¿no?

Pues no. Ahora hay más costes de fabricación y menos márgenes, pero, en todo caso, el mercado y la sociedad tira a lo verde. Este es un punto que los fabricantes tienen claro y bien asumido.

Estamos hablando del esfuerzo del fabricante por diseñar equipos eficientes, pero ¿qué opina del consumidor?

Yo diría que el consumidor es muy consciente de la importancia de ahorrar en climatización. Aquello que ocurría antes de entrar en un cine en verano y salir con la sensación de haber estado en el Polo Norte fue un error de principiante que está cambiando radicalmente. Aunque también es cierto que muchos comercios, como reclamo, mantienen las puertas abiertas con el aire bien alto. En términos generales, creo que el mensaje sí ha calado.

“Las grandes empresas siguen investigando con nuevos refrigerantes, compresores, intercambiadores y sistemas de control. Es como una bicicleta, si dejas de dar pedales, te caes”
foto

¿Cómo se logra la eficiencia energética en un edificio? ¿Quién interviene, quién participa en este proceso para hacer de un edificio un entorno eficiente desde un punto de vista energético?

El trabajo empieza por el arquitecto, que es quien concibe el edificio, luego viene el ingeniero consultor, que diseña las instalaciones, después el instalador, que las realiza, y, finalmente, el fabricante, que entrega el equipo al instalador que lleva a cabo la instalación.

No todo depende del equipo…

No, de entrada, el edificio debe estar bien concebido, bien orientado, con las fachadas y materiales y el aislamiento adecuados. Después entra en juego el ingeniero que, en función de las necesidades de climatización según el uso del edificio, deberá elegir las soluciones adecuadas. Unas serán más caras y eficientes, mientras que otras serán más baratas, pero menos eficientes. En función del presupuesto, escogerá. Es evidente que cuanto más sofisticada sea la instalación, cuanto más ahorre, más cara va a ser. La propiedad deberá valorar el periodo de amortización y el retorno de la inversión.

¿Y en qué medida ayudan las administraciones a hacer de nuestros edificios espacios más verdes?

Hay muy pocas subvenciones. En muchos casos, más que subvenciones son ayudas financieras: créditos bajos, con periodos de amortización largos o con un periodo de carencia. Se mantiene alguna ayuda para instalaciones de geotermia o solares y algún plan renove, pero esto se está acabando, no es el momento, dada nuestra situación económica actual.

Antes le preguntaba por la evolución y los grandes hitos en el desarrollo de los equipos de refrigeración. Ahora nos gustaría saber en qué se investiga en la actualidad.

Las grandes empresas siguen investigando con nuevos refrigerantes, compresores, intercambiadores y sistemas de control. Es como una bicicleta, si dejas de dar pedales, te caes. En este sector, y creo que en toda la industria en general, si dejas de investigar, te caes porque habrá otro de la competencia que sí lo está haciendo.

Entonces, ¿cómo cree que serán los equipos del futuro?

Las tendencias están claramente marcadas por la eficiencia energética: hoy no hay equipo que no se diseñe, se publicite y se presente al mercado como una máquina que no ahorra energía.

Por otro lado, se investiga en la utilización de energías renovables: aerotermia, geotermia, hidrotermia y la energía solar y eólica. Queda muchísimo por recorrer. Nunca sabremos hasta dónde se puede llegar.

“Pequeño pero importante”

La Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización representa a 65 empresas, 40 de ellas fabricantes españoles, que emplean a unas 6.000 personas en nuestro país. La asociación vela por la gestión y defensa de los intereses de estos fabricantes, a través de actividades como la participación en conferencias y estudios, y con ayudas a la exportación y al desarrollo tecnológico. “Es un sector relativamente pequeño en términos de personal y de aportación al PIB, pero importante”, afirma José María Ortiz, director general de la Afec.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Climatización

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS