Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Balonmano, baloncesto, squash, esgrima, aeróbic, fitness...

Mantenimiento de pavimentos de madera

Redacción Interempresas28/02/2013
Los pavimentos de madera se utilizan mayormente para deportes de sala que necesitan una respuesta de absorción de impactos y restitución de energía exigente, y se pueden utilizar para casi todos los deportes (se aconseja revisar la Normativa específica): balonmano, baloncesto, squash, esgrima, aeróbic, fitness...
foto
Foto: Robert Horvath.

También en estos pavimentos su mantenimiento preventivo comienza con el uso que se realiza de ellos, por lo que convendría seguir unas mínimas recomendaciones que evitan el deterioro y el excesivo gasto en mantenimiento. Estas recomendaciones son:

  • No permitir el uso de zapatos de calle o zapatillas no adecuadas.
  • Controlar en la medida de lo posible el uso de resinas o magnesia en los deportes de gimnasia o balonmano.
  • Proteger el pavimento deportivo en el caso que se utilice la instalación para cualquier tipo de evento no deportivo (conciertos, meetings, etc.).
  • Colocar felpudos en las zonas de acceso al pavimento.
  • No dejar cargas pesadas sobre el mismo sitio del pavimento por tiempo prolongado.

Limpieza de la suciedad superficial

Esta operación se realizará con una mopa ligeramente humedecida, pasándola por toda la superficie para que recoja el polvo, pelos y las pequeñas partículas de suciedad que se acumulan diariamente.

Limpieza de resina o magnesia

En las pistas donde se practique el balonmano utilizan este producto para aumentar la adherencia a la pelota, por lo que se impregnan las palmas de las manos, pero parte de este producto espolvoreado cae a la superficie del pavimento. Es necesario que se elimine lo antes posible ya que de lo contrario se compacta y queda incrustado sobre el pavimento a modo de una mancha negruzca antiestética y con un coeficiente de deslizamiento diferente del resto.

Fregado del pavimento

El fregado se debe realizar con agua y un jabón de pH neutro. Es aconsejable además utilizar algún elemento mecánico que friccione el pavimento y el agua jabonosa para eliminar mayor suciedad adherida como fregadoras automáticas con rodillo. Estas máquinas además succionan el agua una vez realizada la operación de fregado. En la madera es muy importante controlar la utilización del agua ya que aunque en principio el material está protegido con el barniz, el agua excedente puede filtrarse por juntas o fisuras abiertas y hacer que la madera aumente de volumen abarquillándose.

foto
Foto: Pierre Benker.

Decapado

Se utilizará una máquina rotativa monodisco con disco no abrasivo y un decapante específico para cada tipo de pavimento. Posteriormente se aspirará la suciedad resultante con un aspirador de líquidos previo a que se seque para que no se vuelvan a producir suciedades, por último se realizará una limpieza con agua limpia para aclarar los posibles restos de decapante o suciedad.

Acuchillado

Con el paso del tiempo y el uso intensivo, la capa de barniz va disminuyendo su espesor e incluso se puede llegar a perder en su totalidad en algunas zonas características de la pista. El acuchillado tiene la función de desbastar el barniz y regularizar la superficie para abrir el poro y aplicar posteriormente una nueva capa de barniz. Se realizará con una acuchilladora mecánica industrial que elimine el barniz en mal estado y/o regularice la superficie. Estas máquinas por lo general suelen tener aspiradores incluidos que absorben el serrín sin contaminar las vías respiratorias ni provocar excesiva suciedad.

Barnizado

Esta operación se realizará una vez finalizado el acuchillado, y habiendo comprobado que no existen juntas abiertas o zonas astilladas. En caso contrario se deberá proceder a repararlas, tras lo cual se podrá aplicar el barniz, que se recomienda sea acorde a las propiedades deportivas de la norma técnica de referencia.

Aplicación de capa protectora

Una vez aplicada la capa de barniz, o bien si se ha realizado un decapado y el barniz se encuentra en buenas condiciones se puede realizar esta operación para alargar la vida del barniz. La operación consiste en aplicar un polímero superficialmente.

Este reportaje forma parte del manual Buenas Prácticas en Instalaciones Deportivas, elaborado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV).

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS