Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

¿Subimos a la nube o nos quedamos en tierra?

Lluís Soler Gomis, director de simoG 14/10/2011
foto

14 de octubre de 2011

Estamos en el año 2011… año de crisis… situación en las que provoca que aparezcan grandes ideas… para vender… para producir más… para ser más eficientes… vaya… para al menos SOBREVIVIR.

En la actualidad convivimos con sistemas informáticos que han avanzado a pasos agigantados, ya que no utilizamos esas pantallas negras con el texto verde, pero mi objetivo al escribir estas líneas no es hacer un repaso de dónde venimos… sino a dónde vamos y cómo podemos aprovechar estas tecnologías informáticas para sacar el máximo partido a nuestras empresas.

En estos momentos en los que palabras como cloud computing, nube, servicios SaaS, etc… surgen por todas partes, hacen confundir a los usuarios de las herramientas informáticas... cuando su objetivo es otro bien distinto… darnos más opciones de donde escoger y así elegir la más idónea.

La Nube o el Cloud Computing es sencillamente tener alojados nuestros datos o nuestras informaciones en lugar donde no sabemos dónde es, por lo tanto NO en nuestras propias oficinas. Todo ello supone una serie de ventajas obvias: no necesito preocuparme de la compra ni del almacenamiento de estos datos, ni disponer incluso de metros cuadrados para las maquinarias, se compra justamente lo necesario: economías de escala, se puede acceder desde cualquier ubicación, por lo tanto una mejora de la eficiencia, etc… y como no todo tiene sus desventajas tales como: la desconfianza… de no disponer de los datos confidenciales en mi propia ubicación física, dependencia de conexión a Internet, etc.

El SaaS, que en inglés significa Software as a Service, en español vendría a ser Software como Servicio. Como su nombre bien indica, es utilizar el software como un servicio… pago por lo que lo utilizo y ya está. No tengo que preocuparme por instalaciones, actualizaciones del software, ni de la compra de hardware, etc… ya que todo está alojado en la red. Por lo tanto, debo de acceder a Internet para poder usar dicho servicio y tener confianza que la información estará alojada fuera tu oficina.

Estos dos cambios han llevado a que las empresas podamos ir creciendo (y lamentablemente también decreciendo) con lo que realmente es necesario. Lo que nos podemos llegar a ahorrar en el momento de que la empresa va necesitando más y más recursos, sin tener que comparar más discos duros, servidores, etc. sino simplemente teniendo que ampliar la cuota mensual. Y en aquellos casos que la empresa no le sea necesario tantos empleados no le será necesario de desprenderse de hardware sino simplemente reduciendo dicha cuota mensual.

Por lo tanto, en este año 2011, todo muestra que nos tenemos que ir adaptando a lo que nos ofrece el mercado y que se ajusta a lo que necesitamos, más control de nuestros gastos / inversiones… y que la tecnología, la conexión a Internet, los proveedores están preparados para dar este paso hacia delante… y nosotros, ¿estamos preparados para subir a la nube?

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS