Posicionamos su web SEO / SEM
SolidWorks rompe su tradición y hace pública por primera vez cual es su estrategia de cara al futuro inmediato

Jeff Ray anuncia que SolidWorks se irá por las nubes

Joan Sánchez Sabé, desde Anaheim, CA, EE UU01/02/2010

1 de febrero de 2010

La primera ‘Sesión General’ de SolidWorks World 2010 ha servido para dar a conocer las líneas de desarrollo que la empresa puso en práctica hace tres años, de forma bastante secreta, y cuyos resultados están ya lo bastante maduros para darlos a conocer. El futuro está en el ‘cloud computing’. El objetivo es olvidarse de las instalaciones y las actualizaciones, olvidarse del “guarda con frecuencia no sea que el programa se cuelgue”, olvidarse de donde están las cosas, olvidarse de comprar ordenadores cada vez más rápidos para ejecutar software cada vez más complejo con interfaces que intentan ser cada vez más accesibles. O, por lo menos, dedicar menos tiempo a pensar en ello.
foto

Gracias a la informática distribuida, la informática en la red, la virtualización y los ‘clientes ligeros’ algunas de las operaciones más tediosas para los equipos de soporte informático de las empresas pueden ser ya una realidad. Además, cuando algo está a la vez en todas partes y en ningún sitio, la colaboración entre miembros de un equipo absolutamente disperso, que pueden estar donde más convenga, mientras tengan una buena conexión a Internet, se convierte en algo no sólo factible, sino bastante más fácil. Y SolidWorks lleva tiempo preparándose para sacar partido a estas ventajas, y debe, aunque no se ha hablado del tema, haber encontrado formas suficientemente fiables de garantizar la seguridad y la privacidad de la información.

El futuro de SolidWorks pasa por el ‘cloud computing’

El número de asistentes a SolidWorks bate todos los récords

Este no ha sido, lógicamente, el primer anuncio de Jeff Ray, director ejecutivo (CEO) de SolidWorks, que ha empezado mostrando su satisfacción por el hecho de tener una audiencia de 5.000 personas en su presentación de hoy. Si el año pasado el número de asistentes a SolidWorks World fue de 4.300, y se consideró un éxito, dadas las circunstancias económicas del momento, en esta ocasión se han batido todos los récords. Los usuarios de SolidWorks deben ser ajenos a la crisis. Por lo menos en su mayoría, puesto que el año pasado el programa puesto en marcha para permitir a los diseñadores que se quedaron sin trabajo poner al día su formación en diseño 3D se tradujo en 60.000 descargas de software, 2.200 personas que siguieron la formación hasta su finalización y varios cientos que consiguieron una de las certificaciones de SolidWorks (CSWA y CSWP). Dos de los que siguieron dichos programas con más éxito, y consiguieron no sólo un título sino un nuevo trabajo, estaban hoy aquí. Una forma efectiva de mostrar que una empresa puede hacer algo por su ‘comunidad’ mientras aumenta el número de sus usuarios y potenciales compradores. Una acción sólo parcialmente altruista pero, en cualquier caso, loable e imitable.

foto
La ‘Arena’ del ‘Anaheim Convention Center’ ha dado cabida a los 5.000 asistentes a SolidWorks World 2010 durante la primera presentación general.
El número de participantes en la edición de este año de SolidWorks World es de 5.000
foto
Jeff Ray ha dado a conocer la dirección que los desarrollos de su empresa están tomando.

Bernard Charlès, director general de Dassault Systèmes, toma parte en la presentación de hoy

Dassault Systèmes quiere que la marca ‘SolidWorks’ se asocie de forma cada vez más intensa a la de ‘Dassault Systèmes’. Para hacerlo, el director ejecutivo de Dassault Systèmes, Bernard Charlès ha sido uno de los participantes en la presentación de hoy. SolidWorks, en palabras de Jeff Ray, tiene el mismo ADN que DS: herramientas para ingenieros por ingenieros. Y pasión, por lo menos un poquito. Pasión, fruto de la necesidad por parte de Dassault Aviation, uno de los grandes en el mundo de la aeronáutica, dejando aparte los monstruos Boeing y Airbus, necesitó desde un primer momento herramientas de diseño para su trabajo. Y esto condujo a la conocida Catia (que pronunciada por Jeff Ray suena ‘Catía’, y pronunciada por Bernard Charlès suena ‘Catiá’, en lugar de sonar ‘Cátia’). Desde 1997, cuando SolidWorks se planteaba hacer una oferta pública de venta (o una IPO, como lo llaman ellos), SolidWorks está bajo el paraguas de Dassault, junto con Catia, Simulia, Delmia, Enovia y 3dvia. Y desde hace algún tiempo, Dassault abre el paraguas y nos recuerda quien vive bajo el mismo.

Bernard Charlès, además, ha anunciado que SolidWorks va a ampliar su perspectiva. El nuevo lema que acompaña a SolidWorks es ahora “3D para Profesionales”. Ya no se trata sólo de diseño mecánico, sino de cualquier cosa que necesite ser diseñada (por un profesional, se supone) y que tenga tres dimensiones. Es decir, casi todo excepto las páginas de una publicación impresa, que, de momento, se representan suficientemente bien con una dimensión menos. Y el objetivo final es abrir la tridimensionalidad hasta llegar al consumidor final, además de a la investigación, la ingeniería y el sistema educativo. Bernard ha resumido las acciones de la empresa en los últimos treinta años: los 80 fueron el paso de las 2D a las 3D, los 90 el momento del prototipo digital, la década de los 2000 la de la gestión de vida del producto.

Para esta década, el objetivo es la inmersión en la tridimensionalidad. Hacer que lo tridimensional virtual se parezca cada vez más a lo tangible. Algo así como el ‘holodeck’ de Star Trek, aunque mucho me temo que el camino a recorrer es aún largo. De momento, sin embargo, un coche diseñado con SolidWorks por un equipo encabezado por Jeremy Luchini y Mike North (ingenieros famosos por estas latitudes, entre otras cosas, gracias a la televisión) se puede ver en una aplicación para el iPhone, e integrarse en una foto junto a los diseñadores. Si en la época de Dick Tracy, tener un videoteléfono en el reloj parecía ciencia ficción de la muy lejana, la realidad ha demostrado superar a la ficción. ¿Por qué no otra vez?

La versión física del coche, un vehículo eléctrico con varias cuadras de caballos, y que acelera de cero a cien en menos de 3,8 s, no se han atrevido a subirla al escenario, aunque ha sido conducido hasta el lado del mismo. El diseño, lógicamente, impresionante. Diseño hecho por gente apasionada por el diseño, en menos de un año.

foto
Bernard Charlès, director ejecutivo de Dassault Systèmes, presenta la globalidad de la compañía.
foto
Un iPhone permite visualizar y rotar un modelo tridimensional. El objetivo: 3D en cualquier dispositivo.

El futuro está en las nubes

La presentación detallada de las líneas de desarrollo de SolidWorks la ha llevado a cabo Mark Biasoti (jefe de producto), Mark Schneider (jefe de marketing de producto) y Joe Dunne (director de producto y estrategia técnica). La han hecho usando un Mac y un ordenador con pantalla táctil. Mostrar un Mac en el escenario, aunque me ha quedado la duda de qué sistema operativo era el que usaban las aplicaciones demostradas, ha servido para entusiasmar a una parte de la audiencia, que ha respondido con un aplauso. El ordenador con pantalla táctil, pocos días después de que Apple anunciara la próxima disponibilidad de su iPad, ha hecho sonreír a muchos. En cualquier caso, el objetivo es que las aplicaciones ‘de la nube’ se puedan ejecutar sobre una amplia variedad de plataformas.

Las posibilidades de la informática distribuida mostradas han sido muchas. Sin embargo, hay tres que han merecido mi atención especial: la capacidad de buscar ‘donde sea’ una pieza o un componente que alguien fabrica, algo así como el Google del 3D, la posibilidad del trabajo en paralelo en tiempo real y las demostraciones de fiabilidad (el mensaje era claro: si el programa se cuelga, no pasa nada, al ponerlo en marcha de nuevo, nos permitirá seguir donde lo dejamos).

No se ha anunciado la fecha en la que todo esto será una realidad utilizable, pero, en palabras de Jeff Ray “estamos lo suficientemente cerca como para hacer esta presentación”. No estará en SolidWorks 2011, aunque algunas de las características puede que empiecen a estar presentes en el mismo.

En cualquier caso, esto es un giro más que significativo en la línea de desarrollo de la empresa. Lo que se ha dado en llamar en más de una ocasión ‘un cambio de paradigma’. Al parecer, HP y Dell van a vender menos ordenadores personales. Van a vender un montón de servidores muy potentes (o muy muy potentes) a SolidWorks (o a Dassault Systèmes). Algo me dice que no será exactamente así: venderán muchos ordenadores personales muy muy potentes, y muchos servidores muy muy muy potentes.

foto
Un Mac y un ordenador con pantalla táctil para presentar funciones de diseño en la nube.

Empresas o entidades relacionadas

Dassault Systèmes España, S.L. (Solidworks)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS