Nuevas perspectivas en las operaciones de micronización de productos químicos, alimentarios y farmacéuticos

Redacción QU27/04/2007
La flexibilidad en las operaciones de reducción de tamaño es, en muchos casos, clave para poder planificar y obtener una buena rentabilidad en los procesos de fabricación de distintos productos químicos, alimentarios y farmacéuticos.
foto
El molino universal tipo PX de la empresa Pallmann Maschinenfabrik GmbH & Co.KG, representada en España por la empresa Caperva, encuentra precisamente su aplicación en estos campos. Debido a su versatilidad e infinidad de combinaciones, este molino cumple con multitud de tareas en la tecnología de proceso. Aparte de la ya mencionada micronización de productos, el molino permite también con sus varias herramientas y ajustes internos desaglomerar, desgarrar y pre-reducir diversos materiales de dureza máxima de 3 Mohs y para micronizaciones hasta aproximadamente 20 micras.

La característica básica que hace del molino universal PX un molino versátil y flexible son los módulos de rotor y estator intercambiables que, en función de la opción que se tome, podrán cortar, desgarrar, desfibrar, romper o desquebrar. Dichos módulos pueden convertir el molino en las siguientes versiones:

  • Rueda turbo con tamiz
  • Espigas
  • Rotor centrífugo
  • Doble fujo
  • Placas batidoras
  • Martillos
  • Plato de impacto tipo REF

En un proceso productivo, el molino está incorporado dentro de una instalación completa, lo que significará que el molino es adaptable a diferentes tipos de alimentación (sinfín, canaleta vibratoria, etc.) y descarga directa por gravedad o bien a través de un sistema neumático según los requerimientos del material, incorporando en ese caso un sistema de filtraje.

En su versión estándar, todos los componentes del molino universal PX están fabricados en fundición y en acero al carbono. Dado que en muchas de las aplicaciones de los campos de la tecnología de proceso, los requerimientos de los clientes y los productos que se deberán trabajar, el molino puede ser fabricado con distintas variantes:

  • Completamente en acero inoxidable de diversas calidades
  • Con acabados superficiales hasta los requerimientos farmacéuticos
  • A prueba de explosiones hasta 10 bar
  • Hermético
  • Para gases inertes y molienda criogénica
  • Controlado por diferentes velocidades a través de un variador de frecuencias

En el pasado básicamente existían y se aplicaban sólo dos tipos de molinos: los molinos de espigas (también llamados de pins) y los molinos de martillos que, aún en la actualidad son válidos para algunos procesos, pero que se utilizaban como molinos estándar para cualquier proceso de micronización. Gracias a los distintos módulos y herramientas que el molino universal PX incorpora, ya no es preciso recurrir a estos dos únicos tipos de molinos, sino que, escogiendo de forma adecuada los módulos según las características del material y los impedimientos o dificultades que pueda presentar para ser micronizado, las mejoras del producto final a obtener en cuanto a calidad y mayor ajuste de la granulometría deseada se comprueban desde el primer momento. Además de un mayor ajuste de la calidad del producto obtenido, en muchos de los procesos incluso las capacidades productivas del molino con las nuevas herramientas son mayores a las de los molinos incialmente mencionados. Entre muchas de las aplicaciones del molino universal PX se pueden mencionar como más destacadas en productos como sal, azúcar, extractos vegetales, cacao, granos de café, maíz, gelatinas, vitaminas, antibióticos, distintos tipos de óxidos y sulfatos, escayola o resinas.

El molino puede ser fabricado con distintas variantes:
  • Completamente en acero inoxidable de diversas calidades
  • Con acabados superficiales hasta los requerimientos farmacéuticos
  • A prueba de explosiones hasta 10 bar
  • Hermético
  • Para gases inertes y molienda criogénica
  • Controlado por diferentes velocidades a través de un variador de frecuencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS