Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Siemens marca el rumbo de la innovación tecnológica en el sector naval

04/07/2014

4 de julio de 2014

El sector naval español ha logrado situarse como un referente en el diseño y la construcción de buques y convertirse en un exportador de alta tecnología e innovación. No en vano, destina el 10% de su facturación anual o lo que es lo mismo, 260 millones de euros, a I+D+i. Además, genera una gran cantidad de puestos de trabajo –emplea de manera directa a 8.000 personas e indirecta a 38.000-.

Pero hoy en día se enfrenta a un nuevo reto, la creciente competencia internacional. En este sentido, China y Corea del Sur copan más del 80% de la contratación y producción mundial. De ahí, que el sector naval esté fuertemente regulado y que sus exigencias vayan en aumento. La Unión Europea aboga por la modernización de los astilleros para que sean más competitivos, reduciendo el exceso de capacidad productiva y fomentando la I+D+i y la formación.

Así, contar con la tecnología más puntera y avanzada, es un elemento diferenciador que permite situarse un escalón por encima de los competidores y ser más sostenible. Siemens, que lleva más de 130 años especializándose en el diseño, fabricación y puesta en marcha de buques civiles y militares más eficientes y fiables, se ha convertido en un gran aliado tecnológico para el desarrollo industrial sostenible en España. En palabras de Pascual Dedios-Pleite, consejero delegado Sector Industria de Siemens para España y Portugal, “gracias a  la amplia cartera de productos y al extenso  conocimiento en el campo de la electrónica de potencia y los sistemas de propulsión, estamos  contribuyendo a la consolidación y al crecimiento del sector marino en comunidades como Galicia, Asturias o País Vasco, ayudándoles a hacer frente a los desafíos actuales.

La industria naval española destaca en los mercados internacionales por el diseño y la construcción de diferentes buques multifuncionales y artefactos para la industria extractora de petróleo. Regiones como Galicia acaparan el 7% de la industria naval de la Unión Europea y el 1% del mundo. Siemens, con sus tecnologías más innovadoras, juega un papel clave en los astilleros de nuestro país, desde los que se exportan proyectos de gran envergadura, entre los que destacan:

  • Astillero Balenciaga (Guipúzcoa) donde se han construido dos buques de apoyo a plataforma (PSV) al armador escocés North Star Shipping en los que Siemens ha implantado el sistema de propulsión diésel-eléctrica (446 y 447). El sistema de propulsión está formado por 2 motores de propulsión de 1.900 kW, 2 motores de maniobra de 800 kW y su principal innovación, los convertidores de frecuencia BlueDrive DFE. Este sistema permite alimentar más de un motor desde el mismo convertidor, lo que minimiza pérdidas, reduce el consumo del buque e incrementa ahorros energéticos de hasta 37 kW.  Además, la compañía ha aportado sistemas de vigilancia y control de la planta eléctrica que garantizan la máxima disponibilidad y robustez ante cualquier fallo. Los buques PSV, encargados de transportar a las plataformas marítimas personas y mercancías  requieren de una gran capacidad de carga y de un peso ligero. Por ello, Siemens ha conseguido integrar los convertidores para el accionamiento de los motores de propulsión y maniobra en una única unidad (Multidrive), lo que reduce su peso y tamaño y aumenta el espacio y volumen de carga.
  • Astillero de Navantia-Ferrol (Galicia), que ha sido el encargado de crear el  Juan Carlos I, el buque más grande que se ha construido nunca en España y que ya es un referente internacional. La nave de acero fue adquirida por la Armada Española y está diseñada para llevar a cabo, de forma no simultánea, cuatro misiones: ayuda humanitaria y asistencia sanitaria; transporte de tropas, vehículos y carga; capacidades aéreas y anfibias. Para poder configurarse y adaptarse a cada formato, utiliza el sistema de propulsión Siemens eSiPOD, que le aporta flexibilidad y alta capacidad de maniobra. En el astillero, se están construyendo otros dos buques similares al Juan Carlos I para la armada Australiana que también cuenta con esta tecnología.
  • Astilleros de Gondán (Puerto de Figueras, Asturias), que por encargo de un armador noruego, está trabajando en un buque destinado a plataformas petrolíferas en el mar del Norte y que estrena una tecnología desarrollada por Siemens: BlueDrive PlusC, un sistema de propulsión diesel-eléctrico. Gracias a este dispositivo, la nave, referencia mundial, tendrá un bajo consumo de combustible, reducirá las emisiones de NOx (Óxido de nitrógeno) y los costes de mantenimiento de los motores diésel, lo que a su vez prolongará su vida útil. En cuanto a las ventajas relacionadas con el sistema eléctrico, no sólo se reduce su espacio, volumen y peso, sino que incrementa su eficiencia, suministrando energía limpia a todos los consumidores auxiliares.

De esta manera, la innovación y la tecnología supondrán la tabla de salvación del sector naval español, que ha pasado de representar el 4% de la producción mundial al 1% y que se ha visto afectado por las últimas directrices de la Unión Europea, que obligan a devolver las ayudas públicas recibidas en los últimos cinco años mediante desgravaciones fiscales.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS