Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La exportación volverá a ser clave en 2019, que arranca con "bastantes incertidumbres"

2018 fue un año "razonablemente bueno" para la industria cárnica española

Ángel Pérez20/02/2019

La Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) hace balance de un 2018 "razonablemente bueno", gracias sobre todo a la evolución de las exportaciones, y observa un 2019 con "bastantes incertidumbres", especialmente en la escena internacional.

Balance positivo de 2018 y perspectivas relativamente optimistas para el año en curso. Es el balance presentado por la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) durante un encuentro en Madrid con la prensa técnica, en el que se avanzaron las previsiones de producción y exportación durante el pasado año, que en términos generales registró un descenso del 2% en el consumo de carne y un aumento del 1% en productos elaborados (datos de 12 meses hasta 31 de octubre). Las cifras ofrecidas serán oficialmente confirmadas durante las próximas semanas.

“El año fue razonablemente bueno para la industria cárnica”, antepuso el secretario general, Josep Collado, quien subrayó los crecimientos del 5% en la producción de porcino y vacuno, los dos sectores principales. Los precios de compra inferiores y la evolución de las exportaciones jugaron un papel determinante.

Precisamente en el comercio exterior, el porcino aumentó las exportaciones en volumen, no así en valor. En elaborados, subrayó el posicionamiento creciente del jamón curado, del que esperan subidas del 10%. Por países, destacó los incrementos en Japón —donde el conjunto de las importaciones disminuyeron— y China, por encima de la media. 

foto
Josep Collado Bosch, secretario general de Fecic.

De cara a 2019, Collado mostró cierto optimismo “si los precios tienden a recuperarse”, aunque planteó tres escenarios internacionales que suscitan dudas: las disputas comerciales China-Estados Unidos, la influencia de la peste porcina en diversas áreas del mundo y las inundaciones en Australia, que han supuesto la desaparición de medio millón de cabezas de vacuno, “cuya reposición será un proceso que necesita tiempo, por lo que puede abrir ventanas de oportunidades”. El secretario general advirtió también de que la supresión de los antibióticos puede ralentizar el crecimiento de las cabañas.

Por otra parte, el impacto del Brexit, previsto para finales de marzo, tiene al sector expectante. “Todavía hoy confíamos en un acuerdo satisfactorio para ambas partes, ya sabemos que en Bruselas se negocia hasta el último segundo y todo puede suceder”. Collado no pierde la esperanza y recuerda que Reino Unido es el principal destino de las exportaciones españolas de chorizo, por lo que cualquier decisión tendrá especial relevancia sobre sus productos elaborados.

PREVISIÓN PRODUCCIÓN 2018
  Total cabezas 2017 Total cabezas 2018 Variación (%)
PORCINO 50.072.755 52.699.453 +5,25
VACUNO 2.391.003 2.508.666 +4,92
OVINO 9.833.126 9.828.775 -0,04
CAPRINO 1.358.402 1.315.309 -3,17
EQUINO 44.501 39.992 -10,13
AVES 754.384 783.836 +3,90

 

PREVISIÓN EXPORTACIÓN 2018 (t)
   2017 Provisional 2018 Variación (%)
CARNE PORCINA 1.883.550 1.992.857 +5,80
CARNE BOVINO 172.311 161.048 -6,54
CARNE OVINO Y CAPRINO 37.538 41.849 +11,48
ELABORADOS 228.852 248.670 +8,66

 

Extender la vida útil de carne fresca de porcino

Uno de los proyectos encuadrado en el concepto de “carne de calidad”, con el que la industria española pretende posicionarse y reforzar su presencia en los mercados internacionales, se llama Exviporc, cuyo principal objetivo es aumentar el tiempo de vida útil actual de diferentes productos de origen porcino (piezas cárnicas, derivados cárnicos y vísceras).

Y es que especialmente para este sector, una de las 'joyas de la corona' para nuestro país, las exportaciones son claves. Por ello, además de asegurar el cumplimiento de las estrictas normativas de calidad y seguridad, se quiere dar un paso más con esta iniciativa puesta en marcha este año y que se prolongará hasta 2021, con un presupuesto que supera los 2,5 millones de euros.

Son muchos los factores que determinan la vida útil o durabilidad de las carnes (genética, alimentación de los animales, sacrificio, despiece, refrigeración, transporte, presentación, etc.), pero uno de los más determinantes es la calidad microbiológica. De ahí que la investigación y monitorización resulte crucial para extender la vida útil de la carne fresca de porcino.

Las empresas que participan en el proyecto son Frigoríficos Costa Brava, Friselva y Patel, con herramientas para incrementar su productividad con el objetivo de ser un referente a nivel mundial.

Programa de autocontrol voluntario PACIC

Fecic, como federación que es, trabaja para ayudar a las empresas a posicionarse de la mejor manera, ofreciendo diferentes productos y servicios.

Uno de ellos es el Programa Integral Autocontrol de la Calidad y Trazabilidad de la Industria de la Carne (PACIC), cuyo objetivo es evaluar el etiquetado y la trazabilidad de la carne, así como la calidad y el etiquetado de los derivados cárnicos que se encuentran en los puntos de venta o en la propia empresa.

Este plan voluntario incorpora un control adicional e independiente a los que ya realizan las empresas a nivel interno y verifica, a lo largo de la cadena cárnica (sacrificio, despiece y elaboración de productos), el cumplimiento de la legislación vigente en materia de calidad, trazabilidad y etiquetado.

Certificación en bienestar animal

Josep Collado puso en valor la unión entre la Fundación Privada de Industrias de la Carne (FIC), el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) y Aenor, en la promoción de las buenas prácticas en bienestar animal, a través de la certificación basada en Welfare Quality, un reconocido modelo desarrollado por expertos europeos.

Nuevo BREF de mataderos, salas de despiece y subproductos animales

Las organizaciones cárnicas Agemcex, Anagrasa, Anafric y Fecic han llegado a un acuerdo para que la consultora medioambiental Ricardo Energy & Environment les aseosore en los trabajos de revisión del BREF (documento de referencia sobre las mejores técnicas disponibles, por sus siglas en inglés) en mataderos y subproductos animales.

La normativa de protección ambiental vigente en la UE (Directiva DEI) establece que las actividades industriales especificadas para mataderos con una capacidad de producción de canales superior a 50 t/día, e instalaciones para la eliminación o el aprovechamiento de canales o desechos de animales con una capacidad de tratamiento superior a 10 t/día, deberán revisar esta autorización en un plazo de cuatro años. Se establecerán unos niveles de emisión asociados al uso de las mejores técnicas disponibles, los cuales serán el umbral por debajo del cual deberán estar los valores límite de emisión de la actividad.
Desde Fecic se muestran muy satisfechos con esta colaboración conjunta, porque les permitirá mantenerse más cerca de los órganos de decisión y estar atentos a los cambios normativos. Se trata de un proyecto para tres años y la primera reunión tendrá lugar dentro de unos meses en Sevilla.

Subcontratación a través de cooperativas de trabajo asociado

Otro de los asuntos abordados en el encuentro con la prensa fue el de la subcontratación a través de cooperativas de trabajo asociado, lo cual, según algunas organizaciones sindicales, supone la precarización de las condiciones laborales de algunos trabajadores del sector cárnico y la proliferación de los llamados 'falsos autónomos'.

Desde Fecic abogan por mantener este sistema de subcontratación, porque “se gana en eficiencia y en capacidad de adaptación a un mercado cuyos precios están sujetos a cambios semanales”. Eso sí, su secretario general dejó claro que los trabajadores deben hacerlo dentro incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social. “Este modelo le da flexibilidad al sector y se pueden mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y así se lo hemos propuesto al Ministerio de Trabajo”. De los 80.000 trabajadores que tiene la industria cárnica en España, Collado cifró en un 10%, aproximadamente, el porcentaje de subcontratados.

Cuidar la imagen

La industria cárnica no atraviesa su mejor momento ante la opinión pública. Paga en su conjunto la mala praxis de unos pocos y, consciente de ello, trabaja para lavar y cuidar su imagen. “No debemos decir que somos los mejores, sino demostrarlo”. A juicio de Collado, las interprofesionales deben jugar un papel primordial “para no perder la confianza del consumidor“ y les insta a "coordinarse con otras organizaciones" para transmitir compromisos de "sostenibilidad, consumo ético y consumo responsable".

Precisamente en esta línea de actuación, Collado recordó el estudio sobre indicadores de consumo del sector cárnico que se presentará durante el Congreso de AECOC de Productos Cárnicos y Elaborados 2019, que tendrá lugar en Lleida el 5 y 6 de marzo, y que patrocina Fecic por segundo año.

“Somos creíbles, estamos haciendo las cosas bien”, prosiguió el directivo de Fecic, que puso como ejemplo los cerca de dos millones de toneladas de porcino exportadas durante el año pasado. “Somos un sector consolidado en los mercados exteriores”, agregó.
En definitiva, la industria cárnica quiere afrontar bien posicionada el reto a medio plazo que conlleva la aportación de proteínas a una población mundial estimada en 9.500 millones de personas para 2050, porque, según recuerda Collado, “el modelo de producción actual tiene límite”.

Empresas o entidades relacionadas

Federació empresarials de carns e indústries càrnies

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS