Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Oportunidades de negocio en Taiwán, Filipinas y Corea

Asia, el rey de los nuevos mercados para la exportación cárnica

Nina Jareño09/02/2015
España es uno de los máximos exportadores de carne del mundo. Asia, un territorio en clara expansión y con un futuro muy prometedor, es uno de los destinos de nuestra producción cárnica. Por primera vez en 20 años, en algunos países como Corea del Sur, se ha alcanzado un superávit comercial. A pesar de las limitaciones legales, el mercado asiático se presenta como uno de los territorios con más oportunidades de exportación para la industria cárnica española.

La industria cárnica española ha pasado, en apenas 25 años, de no hacer ventas exteriores a convertirse en el primer sector exportador de la industria agroalimentaria y en una potencia en el mercado mundial de productos cárnicos. Aunque dos terceras partes de estas exportaciones van dirigidas a la Unión Europea, el mercado asiático se va posicionando como un destino muy interesante. China y Japón son los países con mayor volumen de negocio para el sector cárnico español en Asia, debido a su gran número de habitantes y su nivel económico, pero otros países del continente ven en España un aliado interesante. La mayoría de las exportaciones españolas al mercado asiático son de carne de cerdo, pero otros sectores como el vacuno, el bovino o el ovino tienen también su nicho.

foto
El mercado asiático de productos alimenticios se caracteriza por un gran consumo en la calle, pequeños puestos de segmento bajo con precios muy asequibles.

Taiwán, el gran consumidor de carne de cerdo

Taiwán es un país con una economía desarrollada y 23 millones de habitantes que cuentan con un alto nivel adquisitivo. Aunque son grandes aliados de China continental en algunos aspectos, la comercialización cárnica se busca en otros países. Así, el aumento continuado del consumo de productos alimenticios alcanzó los 40 millones de dólares al año en 2014. En este sentido, el consumidor taiwanés le da mucho valor a la presentación del producto. Tal y como sucede en Japón, demanda productos gourmet y está dispuesto a pagar precios altos por productos de calidad. De este modo, la carne española se posiciona en un segmento medio, alto y gourmet y nuestro factor competitivo es, sin duda, el producto ibérico.

Taiwán es un gran consumidor de productos cárnicos (77 kg por persona al año), sobre todo los procedentes del cerdo y España tiene pocos competidores ya que muchos países, como Italia o Austria, no tienen permitida la exportación de carne. La seguridad alimenticia es un elemento clave para este mercado y “ese es el motivo por el que la carne importada desde la Unión Europea está tan bien valorada, porque se entiende que en Europa cuidamos y nos preocupamos por el buen mantenimiento de la carne”, afirma Borja Rengifo, consejero de la Oficina Económica y comercial de Taipei.

Los productos curados, inexistentes en la producción taiwanesa, todavía no están bien establecidos en ese mercado. “Nuestro principal competidor es Estados Unidos, pero lo que pretendemos es que nuestra imagen se asocie a productos de más calidad”, indica el consejero. “La carne de cerdo congelada, los despojos, el embutido y los curados son los productos españoles de mayor exportación”, señala Andrés Rodes, analista de mercado de la Oficina Económica y Comercial de Taipei. “Aunque EE UU, Canadá y Holanda son los principales exportadores, el consumo de embutidos ha aumentado un 55% en 2014 en Taiwán, y en el mercado de embutidos la industria española tiene mucho que ofrecer”.

foto
Evolución de las importaciones en miles de dólares americanos.

La gran sorpresa, el mercado coreano

Para España, el mercado coreano está alcanzando niveles de negocio muy cercanos a los que supone un país tan importante como China. Se ha posicionado como el tercer mercado asiático en el que las exportaciones de carne española tienen mejores resultados, después de China y Japón, superando a países de gran superficie como India, Indonesia o Tailandia y a países con un gran nivel adquisitivo como Singapur o Hong Kong. “Parece mentira que lo hayamos logrado porque Corea sólo tiene 50 millones de habitantes, pero su renta per cápita lo convierte en un destino muy interesante para la exportación de carne de cerdo, principalmente”, comenta Antonio García, consejero de la oficina Económica y Comercial de la embajada de España en Seúl.

Para este 2014, la exportación española de productos cárnicos en Corea rondará los 2.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento de más del 100% comparado con años anteriores. “Por primera vez en 20 años, hemos alcanzado un superávit comercial en Corea gracias a la carne de cerdo”, destaca García. “Hemos aumentado por 3 nuestros niveles de exportación. La carne española está muy bien valorada y, en el sector de la gastronomía de lujo, está muy demandada”.

España es el tercer país exportador, después de Estados Unidos y Alemania, en tierras coreanas. Las exportaciones sólo pueden realizarse a instituciones autorizadas, contando actualmente con 150 empresas españolas con esta autorización. “En 2015 queremos aumentar la lista de establecimientos autrizados. Hay 50 empresas más interesadas en exportar a Corea, por ello queremos negociar con el gobierno coreano para facilitar el proceso de regulación y autorización”.

foto
Ternera Hanu, la carne de vacuno más consumida en Corea.
Actualmente España, como todos los países de la Unión Europea, tiene vetada la exportación de carne de vacuno y aves a Corea. Por ello, países como Australia, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Canadá ocupan los primeros puestos de países exportadores. “A nivel comunitario, estamos intentando que nos permitan el acceso al mercado coreando. En junio de 2014 se iniciaron las primeras negociaciones entre este país e Irlanda, Francia, Holanda y Dinamarca. Nosotros hemos solicitado también formar parte de estas negociaciones para poder empezar a exportar en los próximos años, ya que podría aportar muchos beneficios a las empresas españolas”, explica el consejero.

Adrián Sánchez, responsable del sector Gastronomía en la oficina Comercial de Seúl, afirma que “el tipo de corte de carne más consumido en Corea es la panceta, el pescuezo y los pies de cerdo. Suele consumirse esta carne en restaurantes en los que el cliente puede asárselo a su gusto en la barbacoa”. En este sentido, la carne congelada es la más demandada, pero el jamón ibérico y serrano, así como otros embutidos, son los productos que más futuro tienen. Asimismo, la demanda de producto orgánico es cada vez mayor.

foto
Exportaciones España-Corea de carne de cerdo.

Filipinas, un país en crecimiento con grandes necesidades de importación

Filipinas es un mercado muy dinámico, con una tasa de crecimiento del 7% y un cuadro macroeconómico muy estable, con unos rasgos que lo hacen muy atractivo para el sector cárnico español. Con 100 millones de habitantes, se está desarrollando una clase media con una renta disponible cada vez más elevada. La carne de origen porcino representa el 80% del consumo de productos cárnicos, seguida de la carne de pollo y la de vacuno. Esta última está considerada como alimento de lujo y suele importarse de España. La demanda de carne porcina es tan elevada que la industria procesadora cárnica debe optar por la importación para cubrir sus necesidades.

Igual que sucede en Corea, los únicos productos cárnicos exportables son los de porcino. A través de procesos de certificación, pueden exportarse también productos de bovino, avino, vacuno… Pero el carácter filipino es muy perfeccionista e impone algunas restricciones en la regulación de importaciones. Aquellas carnes de producción inexistente en Filipinas tienen aranceles muy bajos (10% carne bovina, 5% despojos y embutidos), pero la carne de ovino, por ejemplo, aplica unos aranceles del 30%.

foto

El mercado de Filipinas equivale a casi 2,7 millones de toneladas de carne, siendo uno de los más importantes del sudeste asiático por delante de Malasia o Vietnam. Las importaciones totales de carne de cerdo de Filipinas en 2013 ascendieron a 166.204 toneladas, creciendo un 40,06% con respecto al 2012 con un valor de las importaciones de 232,4 millones de dólares, creciendo un 107% con respecto al año 2012. Los principales países exportadores fueron Canadá (26%), EE UU (21%), Francia (14%), Alemania (13%) y España (8%). En 2014, la exportación de carne de cerdo española alcanzó casi los 18 millones de euros, 4 millones más que en 2013.

Enrique Feás, consejero de la Oficina Económica Comercial de la Embajada de España en Manila, indica que la percepción del producto español en Filipinas es muy positiva, por lo que los sectores que presentan mayores oportunidades en este mercado son “los despojos de cerdo, los cortes cárnicos para salchichas o hamburguesas, los de calidad media para supermercados (costillas, chuleta, panceta…) y para el canal horeca, cortes cárnicos de calidad alta para supermercados y establecimientos de lujo (sobre todo los derivados del cerdo ibérico) y la charcutería”.

Empresas o entidades relacionadas

ICEX España Exportación e Inversiones (antes Instituto Español Comercio Exterior)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.