Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

"Es importante acercar la luz a la gente como algo artístico y cultural"

De Pinocho a la luz

Víctor Jordá09/12/2019

El pasado sábado 30 de noviembre asistí al Oracles Theatre de Barcelona al penúltimo pase (el último será el 14 de diciembre) antes de su retirada definitiva de la obra de teatro Pinocho, ideada, dirigida e interpretada por el excepcional Orland Verdú. Se trata de una obra sin texto, un formato conocido como teatro físico, onírico o gestual con el que se consigue, al menos en mi caso, llegar a lo más profundo de los sentimientos y remover las emociones.

La obra, inspirada en el clásico de Carlo Collodi ‘Le avventure di Pinocchio’, toma la vida de Pinocho como representación del drama colectivo de nuestra civilización: una imagen actualizada de ser humano alienado de su propia libertad en búsqueda de su verdadero 'yo'. Pinocho es una marioneta más del teatro de marionetas en que se ha convertido lentamente la sociedad. Su alma de niño choca con una realidad a la que se ve expuesta y coaccionada, hasta que cae en cuenta de ello, de que es una marioneta, momento en que deberá tomar una decisión: '¿Seguir mintiendo para que no nos maten?'

foto
'Pinocho', en el Oracles Theatre de Barcelona. Foto: Justin P Brown.

En este punto han aparecido dos de los tres ingredientes que me han inspirado para escribir este artículo: la ausencia de texto (lo intuitivo, lo emocional, lo primario, lo irracional) y el alma infantil (valen los mismos adjetivos). Los relaciono con la luz, el tercer ingrediente esencial de la obra, porque es precisamente esta la forma en que nos relacionamos con ella, y en gran parte mi forma de trabajarla.

foto
'Pinocho', en el Oracles Theatre de Barcelona. Foto: Justin P Brown.

Otro elemento al que hace referencia Pinocho es el Mito de la Caverna de Platón. El teatro de marionetas se supone interpretado para un público adormecido en la primera línea de la caverna platónica. Mientras la figura de Pinocho se mueve y baila en contra de su voluntad, una serie de sombras se proyectan en las paredes. Estas sombras que se mueven no son reales. Pero el ser humano necesita creer desesperadamente en esa ilusión.

foto
'Pinocho', en el Oracles Theatre de Barcelona. Foto: Justin P Brown.

El encargado de la iluminación y la fotografía de la obra ha sido el fotógrafo artístico Justin P Brown. Su montaje es absolutamente minimalista y absolutamente magnífico. Con cuatro focos PAR incandescentes, regulados con destreza, e incluso con cambios manuales de su filtro de color durante la representación, consigue que nos centremos en el rostro de Pinocho, en su cuerpo o en las sombras proyectadas simultáneamente en dos paredes, combinando y alternando luz frontal, lateral y cenital.

¿Cómo nos relacionamos con la luz?

Una vez presentados los tres ingredientes, pasemos a cocinar el artículo: ¿cómo nos relacionamos con la luz? La luz está presente en nuestras vidas desde el momento en que nacemos. Nada más abrir los ojos nuestros primeros estímulos visuales son luces borrosas estáticas o en movimiento. De este modo el concepto 'luz' se nos queda grabado como algo casi innato, y así permanece toda la vida. En cualquier actividad cotidiana que realizamos la luz se encuentra presente, y de forma inconsciente tendemos a dirigirnos allá hacia donde hay luz, por algo más que por simple sensación de seguridad. Se trata de una atracción ajena al lenguaje e incluso a la cultura.

foto
Luminaria 'Coromines'. Foto: Víctor Jordá.

A lo largo de mi trayectoria estudiantil y profesional, siguiendo mi inclinación por la luz, en mi caso una fascinación consciente más allá del instinto, he tenido la ocasión de conocer todo lo relacionado con los aspectos técnicos de la luz: comportamiento físico, distribución, unidades de medida, fuentes de luz… El marco normativo, como en cualquier profesión, exige cuantificar resultados, cumplir legislaciones, atenerse a fórmulas, y en algunos de mis proyectos he tenido que cumplir con la burocracia pertinente y realizar cálculos luminotécnicos (en otros he tenido la suerte de que han confiado en mi intuición).

foto
Luminaria 'Coromines'. Foto: Víctor Jordá.

No obstante, al margen de la viabilidad económica, parte de mi tiempo lo dedico a proyectos sin final concreto con los que me dejo llevar a la experimentación, jugando con la luz de esa manera que no se puede explicar con palabras, más propia de un alma infantil y completamente irracional. Con ellos pretendo reivindicar esa condición trascendental de la luz, así como la importancia del trabajo artesano, de transformar cosas con nuestras manos más allá de lo industrial, por el placer de lo estético y lo reflexivo. Es mi forma particular de expresarme.

foto
Luminaria 'Coromines'. Foto: Víctor Jordá.

En la mayoría de los casos se trata de pequeños hechos casuales que generan una idea y al cabo de un tiempo se materializan, a veces incluso años después. Hace unos años, por ejemplo, hice una pequeña instalación a partir de una bombilla LED de Ikea que se me rompió. Resultó que las primeras bombillas LED que se comercializaron estaban formadas por un chip grande de luz verdosa y otro más pequeño de luz roja, que mezclados conseguían la luz cálida. Sin el difusor, por la separación entre ambos chips, si acercabas la bombilla a objetos con pequeñas perforaciones, como cestas de mimbre, conseguías separar la luz roja de la verde y crear proyecciones muy sorprendentes.

foto
Luminaria ‘Ring ring! Com un llum’. Foto: Víctor Jordá.

De una forma parecida nacieron los dos objetos luminosos, llamémoslos así, con los que trabajo actualmente. La luminaria 'Coromines', que llevo produciendo desde hace 18 años de forma ininterrumpida, realizada con mallas metálicas, papel y tintes naturales, surgió a partir de una fijación personal a los 9 años por unas luminarias artesanas que había en una casa rural llamada Can Coromines. Dos años después, al encontrar malla metálica tirada en la calle, pude por fin hacer mi reinterpretación (autorizada) de esos objetos. Y el caso de la luminaria ‘Ring ring! Com un llum’, bautizada así hace pocos días, surge hace año y medio a partir del reaprovechamiento de fluorescentes circulares, cebadores y reactancias de un proyecto de actualización de la iluminación de una comunidad de vecinos.

foto
Luminaria ‘Ring ring! Com un llum’. Foto: Víctor Jordá.

Considero que es importante acercar la luz a la gente como algo artístico y cultural, pero no solo como algo para observar cómo espectadores, sino para tocarla y hacerla nuestra, creo que eso es la cultura de la luz. La luz es algo que puedes cambiar para mejorar tu vida, para sentirte más feliz o seguro. Por ese motivo agradezco que existan hoy en día tantas asociaciones y festivales que apuestan por ello, y que la industria se involucre. Cualquier colaboración que se realice con artistas de distintos campos (teatro, pintura, música) me parece sublime y necesaria; consiguen hacer de la luz un elemento plástico, y no solo un complemento arquitectónico.

foto
Luminaria ‘Ring ring! Com un llum’. Foto: Víctor Jordá.

Espero con ganas ver la otra producción de Orland Verdú junto con Justin P Brown, Morpheus, en la que el papel de la luz es aún más rompedor. Artistas como estos me ayudan a continuar con este tipo de proyectos personales que, si bien no son rentables, llenan de sentido mi trabajo y, por qué negarlo, mi vida.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

Tubos

Ledvance Lighting, S.A.U

Tubos

ENLACES DESTACADOS

Matelec Lighting - IFEMA: 10 - 13 noviembre 2020Interempresas Media, S.L.U.: Opinión, tendencias y actualidad

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS