Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El diseño como clave de éxito imprescindible

Manuel Torres Acemel01/02/2014

El diseño es una herramienta imprescindible para la competitividad y diferenciación de las empresas, en el mercado global actual y, como tal, es necesario que las empresas conozcan como sacarle el máximo provecho haciendo una buena gestión del mismo. Por ello y conforme a mi experiencia, me atrevo a decir con total convicción, que hoy en día y en la Sociedad Actual, el Diseño es uno de los valores más importantes para crear una oferta competitiva de producto y servicio. Podemos dar por supuesto que todos los productos de una misma tipología pueden llegar a ser básicamente iguales en tecnología, precio, prestaciones y características. Sin embargo, el diseño es lo único que diferencia a un producto de otro en el mercado.

En pocos años, el Diseño ha dejado de ser visto como un factor meramente estético para convertirse en una apuesta imprescindible para las empresas, con el fin de posicionarse en un mercado cada vez más competitivo.
La situación económica actual, nos sitúa en la necesidad de buscar ideas de solución. El Diseño es un elemento facilitador de la innovación. Una innovación, que ha dejado de ser solo tecnológica para ampliar su alcance a otras áreas, hasta el punto en que desde hace años, ya se habla de innovación de producto, en marketing, en imagen, en identidad o en proceso y organización.

El Diseño ha demostrado ser una actividad eficiente al servicio de la rentabilidad de la empresa, en su aspecto más funcional, y un catalizador de cambio social si atendemos a la capacidad que tiene para transformar el entorno y la vida de las personas.
El diseño, cada vez más, se está convirtiendo en una herramienta sumamente apreciada por las empresas, por su capacidad de solucionar problemas; así, puede decirse que el diseño, bien gestionado consigue: identificar, generar y comunicar Valor.

El buen Diseño, no es algo fortuito ni se consigue al azar. Los resultados estéticos de un producto, son consecuencia de los objetivos buscados en el proceso de diseño, y que en muchos casos, incluyen otras consideraciones además de las estéticas.

El buen diseño aporta funciones diferenciadoras y optimiza los costes de producción. Buena parte del éxito de mercado de la empresa, en un futuro inmediato, dependerá de la manera correcta y sistemática en qué consideren el diseño como una actividad integrada en el proceso global de innovación. Por ello, desde la óptica y perspectiva de las empresas el diseño debe ser entendido como: proceso, tecnología y servicio a medida.
El diseño se convierte en un elemento diferenciador del producto, se convierte en el elemento que puede determinar la compra. La apariencia, la funcionalidad, el embalaje o el envase, los materiales con que está hecho pueden ser motivos de compra. El diseño contribuye al precio del producto a través de la determinación de los procesos de manufactura y los materiales, y como consecuencia, en una adecuada o inadecuada percepción de la calidad del producto. Una adecuada percepción por parte del consumidor de la relación calidad-precio puede ser motivo de compra.

Junto al Diseño debe estar la Gestión del Diseño, la cual consigue que el Diseño esté relacionado con todas las áreas susceptibles a ser diseñadas, dado que, las empresas deben trasmitir unos mismos valores en cada uno de sus ámbitos. En definitiva, una coordinación y dirección de todos los ámbitos de la empresa susceptibles de ser diseñados, tienen como consecuencia inmediata una cierta sinergia, de forma que la imagen del conjunto mejora la imagen individual del producto o servicio. Esto se traduce en un incremento de su valor añadido, lo que quiere decir que el diseño es rentable, no solamente a nivel de diseño de producto, sino también a nivel de diseño de todos los otros elementos de la empresa

En conclusión, el diseño es uno de los factores fundamentales para la competitividad de las empresas, que ha de gestionarse con la misma importancia que cualquier otra área funcional de la empresa (Marketing, I+D, Compras, Dirección Comercial,...).

La consecuencia evidente de la aplicación del diseño en las empresas, es el resultado de un mayor beneficio. Por lo tanto, la empresa debe considerar la inversión en diseño, como el acceso a una capitalización, es decir, una inversión en intangibles. Yo siempre digo que los Diseñadores no somos un coste añadido para la Industria, sino un Valor Añadido. Es importante aclarar esta diferenciación. Consecuentemente, diseño debe ser entendido como un factor esencial e intrínseco de cualquier proceso productivo.

Manuel Torres Acemel
www.manueltorresdesign.com

¿Por qué Manuel Torres Design?
Tras más de 15 años de experiencia en el desarrollo de proyectos de diseño, arquitectura interior y dirección artística. En MANUEL TORRES DESIGN nos caracterizamos por proporcionar soluciones de gran calidad y alto contenido conceptual y estético.

Para poder alcanzar los objetivos de calidad, diseño e innovación que nos marcamos, contamos con un equipo altamente cualificado incorporando, Diseñadores Industriales, Arquitectos, Diseñadores de Interiores, Paisajistas, Ingenieros, Coolhunters y Trendhunters, y colaboran estrechamente con nosotros Artistas Plásticos, Fotógrafos, Lighting Designers, Diseñadores Gráficos,… Nuestro equipo, conjuntamente a las alianzas con empresas del sector con una amplia experiencia y colaboradores habituales, nos garantiza las soluciones óptimas para cada proyecto, creando de esta manera un excelente resultado, siendo los objetivos marcados:

• Experiencia puntera en el campo del Diseño.
• Experiencia puntera, obtenida en gran variedad de prestigiosos proyectos.
• Capacidad de trabajar conjuntamente con equipos multidisciplinares (Arquitectos, Ingenieros, Project Manager, Agencias de Comunicación y Relaciones Públicas,…).
• Un equipo muy creativo, combinando la mezcla perfecta entre lo artístico, técnico y business.
• MANUEL TORRES DESIGN opera como Estudio de Diseño Independiente con ninguna atadura a servicios, productos o materiales, proveedores, distribuidores o ningún otro que incumpla el Código Ético de nuestro estudio de diseñadores independientes.
• Su gran inquietud por siempre estar a la vanguardia del diseño, la innovación y la tecnología, hace transformar su proceso de diseño incluyendo lo que considera, “vital para la aventura controlada de la innovación”, la investigación de tendencias.
• Crea un sistema para ofrecer proyectos con soluciones reales, personales; pero sobre todo capaces de aportar valor a sus clientes y adelantarse a la competencia.
• MANUEL TORRES DESIGN, marca tendencia y sus clientes gozan de los beneficios de la excelencia y exclusividad de convertirse en compañías trendsetter.

Empresas o entidades relacionadas

Idea Arquitectura Interior, S.L.