Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La importancia del diseño en la organización espacial

Manuel Torres Acemel01/09/2014

Un espacio se considera el conjunto de una serie de elementos independientes relacionados entre sí. Este espacio es limitado y está predeterminado por las características y necesidades fisiológicas y psicológicas de la función que va a realizar en éste el visitante. La distribución del espacio y posición de cada elemento va a influir en él.

La configuración del espacio podrá definirse a través de los objetos y las condiciones topológicas, determinando el grado de menor o mayor privacidad. Estos dos conceptos están en sintonía con los procesos productivos y las prácticas sociales.

Es recomendable pues, reconocer el espacio como un proceso abierto y dinámico capaz de reconfigurarse a lo largo del tiempo y en función de nuevos requisitos y necesidades.

Los principios de diseño tienen relación con cómo un diseñador usa los elementos: espacio, delineación, formas, colores y texturas en la proyección. Estos principios son balance, énfasis, ritmo, proporción, escala, armonía y unidad. Aquellos elementos que por su funcionalidad o importancia de flujo ocuparan un lugar en la secuencia lineal y mostrarán su relevancia mediante sus dimensiones y su forma. A través del volumen espacial nos movemos, vemos las formas y los objetos, oímos los sonidos…

El equilibrio visual en un espacio es el balance. Sensación de reposo y sentimiento de terminación. Un espacio equilibrado proporciona consideración a la colocación de objetos según su peso visual. Los elementos de línea, la forma, el color y la textura ayudan a determinar el peso visual de un objeto, lo cual es la cantidad de espacio que parece ocupar. El balance formal, a menudo llamado balance simétrico, crea un efecto de imagen espejada. Por otra parte el balance informal usa objetos diferentes del mismo peso visual para crear equilibrio en un espacio. Es más sutil y espontáneo y da un sentimiento más cálido y casual.

El énfasis es el punto focal del espacio. El punto focal debería ser obvio cuando alguien entra en el mismo; es el área por cual el ojo es atraído. Lo que se presenta como centro de interés por ejemplo una chimenea, un trabajo de arte o una ventana con una buena vista.

El ritmo, en un espacio, suministra la disciplina que controla el ojo cuando se mueve alrededor de una habitación. El ritmo ayuda al ojo a moverse fácilmente de un objeto a otro y crea una armonía que hace que el ojo distinga un todo unificado. El ritmo es creado a través de la repetición de líneas, la forma, el color o la textura. También puede ser creado a través de la progresión.

Las relaciones de tamaño en un espacio están definidas por la proporción y escala. La proporción se refiere a cómo los elementos dentro de un espacio guardan relación como conjunto. La escala guarda relación con el tamaño de un objeto cuando es comparada con el tamaño del espacio en el cual está ubicado.

Un espacio bien diseñado es un todo unificado que abarca todos los demás elementos y principios de diseño. La unidad asegura un sentido de orden. Hay una consistencia de tamaños y formas, una armonía de color y patrón. Demasiada unidad puede ser aburrida, demasiada variedad puede causar inquietud. Maniobrar los elementos y principios para obtener simplemente la mezcla indicada es una clave para un buen diseño.

Manuel Torres Acemel
http://manueltorresdesign.com/

TOP PRODUCTS

Tubos

Ledvance Lighting, S.A.U

Tubos

ENLACES DESTACADOS

Matelec Lighting - IFEMA: 10 - 13 noviembre 2020Interempresas Media, S.L.U.: Opinión, tendencias y actualidad

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS