Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Girona Excel·lent, el sello de calidad agroalimentaria que permite descubrir el territorio mediante la gastronomía

03/06/2016

La cocina es un espejo del paisaje y Girona tiene una larga y grandiosa tradición de fogones con muchos productos ultralocales que componen su amplia materia prima. Girona Excel·lent se presenta como una vinculación gastronómica de los excelsos productos del territorio con el principal objetivo de ponerlos en valor. Un grupo formado por gastrónomos y cocineros gerundenses, algunos de ellos con estrella Michelin, será el encargado de descubrir los de mayor calidad con los que cuenta la zona, gracias a los que han logrado alcanzar su imperio culinario.

El propósito de Girona Excel·lent “es crear riqueza y lograr un compromiso con el entorno, difundir la sostenibilidad y reconocer la labor de estos trabajadores inconformistas, que conservan el patrimonio de la cultura culinaria y son los máximos conocedores de su materia”. “Los cocineros siempre se ocupan de la tradición gastronómica y estos productos elegidos les ayudan a diseñar sus creativos platos, algunos a veces con variedades de la zona que se están recuperando para que no desaparezcan, gracias a que cada vez se interesan más por el mensaje que va implícito en cada uno de ellos: cómo se ha producido, dónde y en qué contexto social”. Uno de los empresarios agrícolas gerundenses afirma que “las razas autóctonas se deberían proteger como la catedral de Girona. Si esta se cayera, habría un sentir popular por ser patrimonio de todos y con la raza debería ser igual porque tiene un potencial genético brutal y habla de lo que somos”.

En el proceso de diseño de este Sello de Calidad se han desarrollado diversas acciones, como el concurso Girona Excel·lent, que este año celebra su segunda edición, tras el éxito alcanzado en la de 2014-2015 y que reconoció 31 productos de 19 empresas y dos Denominaciones de Origen. Esta marca “pretende fomentar, impulsar y difundir, con carácter estatal e internacional, los productos culinarios gerundenses de la más alta calidad, dando culto al universo foodie”.

Aquellos que quieran optar a esta calificación deben cumplir un requisito indispensable: que se elaboren al 100% en las comarcas gerundenses por empresas y artesanos establecidos en la provincia. Junio y julio serán los meses elegidos para que este jurado especializado realice las catas a ciegas correspondientes, elemento diferenciador y de calidad, para decidir posteriormente cuáles merecen el sello. Este grupo estará compuesto por dos cocineros o sommeliers de establecimientos de hostelería reconocidos, dos técnicos gastronómicos en cada sector de producto y un técnico de escuelas de hostelería o institutos de investigación.

foto

En el proceso de diseño de este Sello de Calidad se han desarrollado diversas acciones, como el concurso Girona Excel·lent, que este año celebra su segunda edición.

Este año han sustituido tres categorías de la edición anterior por otras tres diferentes, siendo la totalidad de ocho familias: Anchoas, Arroz, Foie, Aceites, Vinos, Bebidas locales, Lácteos, y Conservas de fruta y almíbares. El prestigioso jurado podrá otorgar el galardón ‘Especialidades Singulares’ a aquellos productos con características excelentes, diferenciadas y únicas y que no pertenezcan a ninguno de los demás sectores. Entre estas categorías, destacan las siete variedades de anchoa con las que cuenta la zona, “todas gran reserva, con un color rojizo brillante, caoba y un perfume inconfundible”; el Arroz de Pals, cultivado por una veintena de payeses que trabajan 750 hectáreas y producen hasta 7 millones de kilogramos de las variedades Tebre y la tradicional Bahía, así como las conocidas Loto, Bomba, Carnaroli, Nembo y Gleva; o las Alubias de Santa Pau, de las que se producen unas 50 toneladas anuales de las variedades tradicionales de La Tavella Brisa y Las Midland, Mayflower y Seafarer, “untuosas y con un olor dulce a castañas hervidas”.

Otra de sus joyas gastronómicas son el foie, las galletas, que elaboran en confiterías con larga tradición inspirándose en costumbres locales; la Manzana de Girona que cuenta con una IGP y de la que se producen anualmente 100.000 toneladas gracias a que es un cultivo extendido desde tiempos del Imperio Romano; el Aceite de la DOP Empordà, cuya Denominación de Origen Protegida nació en 2008 y del que se cultivan, por medio de 500 payeses, 4.500.000 kilogramos de olivas de las que se extraen 800.000 kilos de aceite; y el vino de la DO Empordà, con una Denominación nacida en 1976. Girona dispone ahora de 2.020 hectáreas de viña, que cultivan 423 viticultores, 50 bodegas que dan lugar a 50.000 hectolitros y un total de 3.500.000 botellas anuales, así como de uno de los alcornocales productores de tapones de mejor calidad y más prestigio del mundo.

Otra novedad de esta segunda edición del concurso es la creación del Girona Excel·lent Colectivos, un espacio de trabajo para entidades representativas —gremios, asociaciones y federaciones de profesionales vinculados al sector agroalimentario gerundense, Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) y otras organizaciones sin ánimo de lucro vinculadas al sector—, que fomente las actividades y cree una relación firme que permita establecer sinergias entre ellas. Adicionalmente a estos productos seleccionados en el concurso, se diseñará una guía que incluirá una ficha de todos ellos y una segunda parte, que constará de entrevistas a chefs gerundenses con estrella Michelin, en la que serán ellos mismos quienes recomienden otros productos de la tierra, también de máxima calidad. Se trata de un plan de acompañamiento empresarial que ayudará a las empresas con el sello a crecer mediante la promoción y la difusión.

Girona Excel·lent, promovido por la Diputación de Girona y con el soporte de la Cambra de Comerç de Girona y la Generalitat de Catalunya, cuenta con la ayuda técnica de dos reconocidos gastrónomos locales: Salvador Garcia Arbós y Pepe Nogué. Asimismo, mediante la representación de cocineros de gran renombre, como los hermanos Roca de El Celler de Can Roca, “el mejor restaurante del mundo en 2015”, entre otros, reflejará todos los productos excelentes que sean artesanales, tengan una fecha de caducidad corta, producción muy limitada y estén fuertemente arraigados en el territorio.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.