Chinchón, con la cocina de fusión y de vanguardia

19/04/2013

19 de abril de 2013

Chinchón Ochenta, bar de copas de Chinchón, fue testigo en el día de ayer del resultado que se puede conseguir al combinar ingredientes ‘de toda la vida’ con la nuevas técnicas de la cocina de vanguardia. De la mano de Catering Chinchón y de su responsable, Miguel Fernández, lo que antes era un simple plato de queso o una morcilla ahora es una galleta Oreo que mezcla ambos productos con un resultado apetitoso tanto para el estómago como para los ojos. Creaciones únicas ‘de autor’ que pueden ser degustadas en cualquier punto de España.

Con la presencia de afamados chefs como Juan Pablo Felipe apadrinando el evento se ha presentado en la tarde de ayer la nueva carta de Catering Chinchón, un concepto novedoso para la ciudad, que combina los productos que han hecho famosa a la gastronomía de este singular enclave del sur de la Comunidad de Madrid con las últimas tendencias en cocina.

Una nueva forma de degustar platos tan castellanos como las migas, el tronco de jabalí o la morcilla en pequeños bocados que no por ello dejan de saciar a los paladares y estómagos más exigentes. Creaciones que suenan a poesía tales como Papel de violeta sobre una royal de boletus; Cerezas en almíbar de foie de pato; Flor de hibiscus rellena de crema de queso; o Carabinero con corteza de cerdo en chupito de cabracho son algunos ejemplos que adornan la carta recién estrenada de Catering Chinchón.

Pero entre todos estos nombres sugerentes también se encuentran otros que no podían faltar en cualquier carta gastronómica castellana. Platos contundentes del ideario culinario cotidiano que se presentan como combinaciones de ingredientes sorprendentes y originales tales como Medallón de solomillo de buey encaminado en el bosque; Tronco de jabalí al cazador con lascas de trufa; Escobas de queso barriendo sobrasada y ajetes; Panceta de Domingo sobre yuca y virutas de tomate seco u Oreos de Morcilla y queso.

foto
Un proyecto gastronómico encabezado por Miguel Fernández y todo su equipo que, con más de 25 años de experiencia, se ha propuesto dar ‘una vuelta de tuerca’ a los productos autóctonos de Chinchón, y Castilla en general. Sin olvidar pescados, mariscos y cualquier ingrediente que haga de sus platos una experiencia nueva tanto para el visitante como para los vecinos de la zona, Catering Chinchón también se presenta como la oportunidad ideal de probar las nuevas técnicas fusión de la cocina desde cualquier punto de España.