Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

AZUD - Equipos de filtración para riego

AZUD Helix automatic DLP

Filtros automáticos de discos: suponen un verdadero ahorro de agua y energía

Foto de Filtros automáticos de discos
Los filtros automáticos de discos DLP (baja presión) suponen un verdadero ahorro de agua y energía. Se adaptan a instalaciones en las que las condiciones de presión son una limitación para el resto de sistemas de autolimpieza, reduciendo el agua y la presión consumida en el contralavado y en el mantenimiento, optimizando el proceso de filtración y mejorando el coste energético de la instalación.

Características:

- Mínima presión de contralavado para una máxima eficiencia por filtro.

- Su diseño patentado y los materiales de alta calidad utilizados en su fabricación garantizan una larga vida útil con gran resistencia.

- La acción centrífuga creada por el efecto Helix optimiza la filtración y reduce la frecuencia de lavados y de mantenimiento.

- Contralava usando el mínimo de agua, manteniendo una eficiente acción de limpieza. Gran superficie filtrante. Las unidades de filtración de AZUD disponibles van de los 5 a los 500 micron.

- El sistema permite un amplio rango de caudales y configuraciones usando un número mínimo de componentes.

- Sistemas compactos ensamblados para un fácil transporte e instalación.

- Fabricados en materiales plásticos.

- Bajo mantenimiento. No se necesitan herramientas. Máxima resistencia al desgaste de las partes móviles de alta calidad.

- Proceso de filtración: el elemento Helix genera un efecto centrífugo helicoidal desde la entrada del filtro; esto aleja las partículas de los discos.

El agua entra entonces de manera eficiente a través de la profundidad del diseño único de los discos.

- Proceso de contralavado a baja presión: el agua limpia es introducida desde la dirección inversa a través del elemento filtrante. Esto descompresiona la pila de discos, permitiendo a éstos separarse y lavarse eficientemente.

Los sólidos son expulsados desde los discos y evacuados a través del colector de contralavado. El proceso de filtración comienza de nuevo con la compresión de los discos.