Talleres Filsa, S.A.U. - Otros equipos de medición y control agropecuarios

L-27

Controlador de nivel neumático para líquidos: para el control automático de bombas

Foto de Controlador de nivel neumático para líquidos

El modelo L-27 de Filsa corresponde a un controlador de nivel neumático para líquidos, para el control automático de bombas y la señalización de los diferentes niveles de líquidos en depósitos y recipientes a presión atmosférica. Se componen de uno o dos micro-ruptores accionados por una membrana sensible a la presión. La puesta en acción del interruptor se realiza por la compresión de una columna de aire cautiva en el tubo y cámara de presión debajo de la membrana. Una altura de agua entre 3 y 15 cm (según tipo) sobre la entrada del tubo vertical es suficiente para actuar el interruptor.

Además de líquidos, pueden controlar cualquier mezcla lo suficiente fluida que al vaciarse el depósito deje limpio el interior del tubo. También puede emplearse para señalizar presiones a partir de 20 mm. columna de agua.

El montaje es muy simple. Pueden montarse prácticamente sobre cualquier tipo o tamaño de recipiente mediante un tubo de 1 pulgada que puede ser de hierro, plástico, inoxidable, etc. Hay que procurar que la rosca que se haga en el tubo, además de ser refrentada al torno, tenga como mínimo 35 mm de largo para que el final del tubo haga una presión uniforme en la junta que se aloja en la base, asegurando su estanqueidad que debe ser absoluta. Si no se asegura esta unión, se escapa el aire cautivo y deja de accionar el interruptor. Siempre que sea posible hay que montar los controladores con la membrana en un plano horizontal, no obstante, si es necesario, pueden colocarse en otro sentido sin alteraciones de funcionamiento. La distancia entre el controlador y el depósito puede llegar hasta 50 m. La unión entre el controlador y el tubo de 1” del depósito debe efectuarse con un tubo de 8 mm Ø interior.