Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El Cepla organiza jornadas dirigidas a horticultores en El Ejido, Almería, y San Javier, Murcia, y anuncia otra en Expo Agro Almería

Los plásticos tambien enseñan a aprender Horticultura

Antonio Bonafont11/07/2005

Entre los cambios más relevantes de la Horticultura están las nuevas posibilidades de los plásticos. Los horticultores saben que pueden planificar sus producciones adecuando a su finca o invernadero algunos parámetros tecnológicos: época de plantación y cosecha, tipo de fruto y calidad, juego varietal y mercado, fertirrigación tradicional o automática, cultivo en suelo o hidropónico...

En la Horticultura estamos otra vez en una época de grandes cambios. Con la transformación de la logística de la distribución alimentaria, la ampliación de las prácticas de poscosecha –calidad, conservación y packaging- la traslocalización de ciertas producciones hortícolas, el nuevo juego varietal y la modernización de la tecnología hortícola, aparecen otras posibilidades aun mejores que las actuales, pero, para los agricultores cambian también sus forma de competir.

Entre los cambios más relevantes y a la vez fáciles de ensayar está la utilización eficaz de las posibilidades de los nuevos plásticos en los invernaderos. Algunos horticultores, o bien organizaciones de productores saben que pueden planificar sus producciones añadiendo parámetros tecnológicos; época de plantación y cosecha, tipo de fruto y calidad, juego varietal y mercado, fertirrigación tradicional o automática, cultivo en el suelo o hidropónico y adecuarlos al tipo de finca o de invernadero que disponen.

Con la elección de los nuevos plástico/s de cubierta del invernadero o el uso de los modernos materiales fabricados por la industria del plástico en frutales y hortalizas al aire libre, aparecen otros parámetros de planificación para la producción hortícola actual.

Los industriales fabricantes de plásticos para agricultura saben que con los nuevos materiales tienen un montón de posibilidades.

Tantas posibilidades que los cultivadores andan desorientados. ¿Qué les preocupa? Que la elección de los agricultores sea la acertada. Para ello, Vicente Cejas, vicepresidente del Cepla propone intensificar acciones, desde la industria hacia sus clientes, de "información y conocimiento".

Seguramente lo que el Cepla se propone es parecido a lo que hace la industria química de fitosanitarios o las semillas, acompañar a sus clientes, a sus organizaciones de productores que les compran en que sus decisiones sean las más convenientes a sus necesidades. Ahora, con las posibilidades de la coextrusión y las mezclas de aditivos para hacer filmes, fotoselectivos, antiblackening, antivirus, fluorescentes, antitérmicos, etc. la elección de un filme depende más que nunca de la aplicación o programación del invernadero, del cultivo o de la misión comercial que tenga como objetivo estratégico la organización de productores.

Recientemente el Cepla (3) con el apoyo de ANAIP y AENOR ha organizado una jornada sobre Plasticultura en la cooperativa Suca de El Ejido, Almería y otra en San Javier, Murcia. “Se trata de ofrecer mayor conocimiento para correctas aplicaciones de los plásticos” y divulgar aspectos claves referidos a la industria de la transformación y las aplicaciones de los nuevos tipos de materiales, así como sobre la degradación, interacción con los polinizadores de las plantas y el reciclado.

Los aspectos que precisan mayor divulgación según el Cepla, Comité español de plásticos para agricultura, son  los relacionados con las nuevas posibilidades de la transformación y las aplicaciones, que en el caso de la jornada de El Ejido las explicaron Amalia Barragán y Carlos López, pertenecientes a los grupos industriales TPM y el de Armando Álvarez. El efecto de los plaguicidas y sus efectos sobre la duración de los plásticos en un invernadero lo explicó Francisco Lobo de Clariant y la problemática del reciclado, Carlos Romero de la Consultora de técnicas ambientales.

En los dos últimos FITECH, las 6ª y 7ª ediciones, uno precisamente celebrado en el Ejido (1) y el otro en la Universidad de Cartagena (2) en ambos estaba manifiesta la oportunidad de extensión de los conocimientos sobre el control climático de los invernaderos -especialmente las posibilidades en los de plástico- y la innovación como inversión rentable en proyectos y ensayos en plásticos y la automatización de los sistemas de riego, nebulización y ventilación.

Hoy día, explica Nicolás Castilla en su libro Invernaderos de plástico, la función antes considerada principal del invernadero  -aumento de la temperatura respecto al aire libre, a consecuencia del “efecto invernadero”- en algunos casos queda relegada, prevaleciendo el “efecto sombreo” o “cortavientos y protección” del invernadero en determinadas condiciones climáticas.

Entre los criterios de diseño y construcción de invernaderos de plástico, que están muy influidos por el clima y la latitud del lugar, la maximización de la luz es primordial así como conseguir condiciones de aislamiento y ventilación suficientes. Es imprescindible la resistencia adecuada de la estructura adaptada a su cubierta y a las condiciones del lugar así como el fácil mantenimiento, expresamente la colocación de la cubierta de plástico o mallas. 

Plásticos, Polímeros + aditivos

Juan Carlos Jiménez de Repsol YPF explica en las reuniones profesionales de la industria de plásticos que actualmente “hay un grado para cada necesidad”. Los plásticos se emplean en numerosas aplicaciones agrícolas (invernaderos, acolchados, ensilado, tuberías, cajas) Diferentes formas de un mismo plástico tienen distintas aplicaciones. A modo de ejemplo, el polietileno de baja densidad, LPEBD, se utiliza en aplicaciones tan diferentes como la cubierta de un invernadero como en tuberías. Por tanto, el conocimiento de las características de los plásticos contribuye a la selección del material.

De una forma general los plásticos en el libro “Filmes plásticos en la producción agrícola”  se definen como productos sintéticos compuestos por polímeros y con una proporción variable de otros materiales denominados conjuntamente como aditivos que se añaden para facilitar los procesos de fabricación y mejorar las propiedades de uso del plástico obtenido.

Actualmente los tipos de polímeros utilizados en las cubiertas de invernaderos son, el polietileno de baja densidad PEBD, copolímeros (EVA y EBA) y el policloruro de vinilo (PVC)

Aditivos y efectos

La clasificación de los aditivos para plásticos suele hacerse según su función y algunas de ellas son estas:
- Antioxidantes, protección durante la fabricación del film
- Deslizantes y antibloqueo, evitan que el film se pegue en plegado al confeccionar las bobinas.
- Absorbedores y estabilizadores de la luz ultravioleta UV, la duración.
- Fotoselectivos, antiplagas, fluorescencia y antitermicidad
- Antigoteo, evitan la formación de gotas en la cubierta.
- Térmicos, disminuyen las pérdidas de calor durante la noche.

Los plásticos agrícolas tienen propiedades diferentes dependiendo de varios parámetros: tipo de cultivo, zona geográfica dónde se coloque y efectos que quieran conseguirse en el cultivo. Los aditivos se utilizan para modificar las características de la resina base y variar así sus propiedades.

Plásticos para invernaderos

Podría decirse que la llamada agricultura intensiva de los últimos tiempos tiene una relación muy directa con los avances de la industria química tanto en las estructuras políméricas como en los aditivos que aportan mejores duraciones y otras características que mejoran las aplicaciones de los plásticos en los cultivos.

Con la extensión por todo el mundo de las cubiertas de plásticos en los cultivos hortícolas aparece un renovado interés por conocer la interacción sobre los efectos de las formas de uso y los tipos de plásticos posibles con las plantas. A los técnicos hortícolas y agricultores les interesa conocer el efecto de la radiación  sobre los cultivos y se investigan las modificaciones de la luz visible y los efectos fotométricos para controlar el microclima de los invernaderos. Por parte de la industria transformadora durante los últimos 20 años han aparecido máquinas coextrusoras que fabrica plásticos multicapa.

Las láminas multicapa -varias capas de materiales distintos- permiten reunir en un solo film las características deseadas.
Las posibilidades para ensayar mayores prestaciones para que los plásticos sean más eficientes para los agricultores parecen amplias.

Se desarrollan fórmulas para intervenir en la visión de los insectos, que son vectores de virus en los invernaderos, disminuir la esporulación de hongos causantes de enfermedades y para intensificar la fotosíntesis se experimenta con pigmentos y aditivos fluorescentes que se utilizan de igual modo en filmes y en mallas.

Una buena lámina plástica debe tener buena transmisividad a la radiación solar, limitada transmisividad a la radiación infrarroja larga (radiación del suelo), una duración acorde con el espesor, tipo de plástico y el coste.

La importancia de la plasticultura

Los avances de la industria y el perfeccionamiento de las tecnologías utilizadas en la horticultura para producir, frutas, hortalizas, flores y todo tipo de plantas de vivero impulsan el crecimiento de la plasticultura. En 1976 se contaban 60.000 ha de invernaderos de plástico en el mundo, a finales de los años 90 son más de 500.000 ha. Con este escenario nuevo en la horticultura de muchos paises cambian las épocas de producción, las fechas y los tipos de las plantaciones y con ello los proveedores de los mercados. Es fácil pensar entonces que los agricultores precisaran nuevas prestaciones en los plásticos que utilicen.

Actualmente los invernaderos se concentran en China, Japón y Corea del Sur (300.000 ha) y en la Cuenca Mediterránea.
Almería es la zona con mayor densidad de invernaderos del mundo y su tipo de agricultura ha contribuido al desarrollo económico local.

Mientras en 1975 facturaba 57 millones de euros, en 1997 alcanzaba los 1.136 y este año unas ventas de 2.000 millones de euros con hortalizas y frutas producidas bajo plástico a una media de 0,65 por kilo pagados al agricultor.

La superficie total de invernaderos en España supera las 55.000 ha y el consumo de plásticos en agricultura ronda las 170.000 t

Los tipos de plásticos más utilizados

Las láminas de plástico tienen bajo peso comparadas con el vidrio, 1 m2 de filme de PE de 0,2 mm de espesor pesa algo menos de 200 g frente a los 6,5 kg de 1 m2 de vidrio de 2,7 mm de espesor. Los materiales plásticos más empleados son PEBD, el copolímero de etileno y acetato de vinilo EVA y el policloruro de vinilo, PVC. También se emplean como placas rígidas, el policarbonato PC (1,4) , el PVC rígido biorientado (1,45) y el poliéster armado con fibra de vidrio (1,5 kg/m2).

Las láminas flexibles de plástico por su bajo peso suponen una gran reducción de costes en la estructura de un invernadero y han permitido su extensión por todo el mundo. El mismo concepto, puede explicar la popularización del empleo de las mallas agrícolas que por su menor resistencia al viento supone aún menores costes en la estructura que la sostiene.

Control de calidad

Las Normas europeas aplicables (EN 13.206 para invernaderos; 13.207 ensilado; 13.655 mulching) controlan las dimensiones y la resistencia y alargamiento a la tracción, el envejecimiento y las propiedades ópticas. En el caso de las geomembranas se controla la calidad del PEAD en la fábrica (EN 104.300) y la aplicación en las instalaciones para comprobar la estanqueidad y la presión de soldaduras así como la tracción, contenido y dispersión del negro de carbono, resistencia a la perforación y alargamiento.

En tuberías hay tres normas de certificación de calidad, una parta la microirrigación (UNE 53.367), otra para la canalización (EN 13.244) y la EN 13.201 para las conducciones de agua destinadas al consumo humano.

Factores que afectan a la duración

En un film de plástico los actores intrínsecos que afectan a la duración son el tipo de polímero utilizado, la forma de proceso, la extrusión, monocapa o tricapa, el espesor del film y los aditivos.

En cuanto a factores externos influyen las condiciones de la fabricación, las condiciones de su almacenamiento y la colocación en la estructura del invernadero.

En el uso de un plástico en un invernadero numerosos ensayos han puesto de manifiesto el efecto de ciertos pesticidas sobre la duración, por ello el CEPLA recomienda, utilizar plásticos barrera durante los procesos de desinfección del suelo, hacer las aplicaciones de la forma lo menos área posible y bien dirigidas sobre las plantas, ventilar los invernaderos después de cada aplicación de fitosanitarios y ajustar dosis y frecuencia, y evitar el uso de quemadores. El CEPLA ha distribuido una directiva sobre límites de aplicación de azufre y cloro de 1.500 ppm y 100 ppm respectivamente para los plásticos de 2 campañas agrícolas y de 2.000 y 150 para los de 3 campañas.

Lógicamente uno de los factores principales de la duración de un plástico en un invernadero está en función de las condiciones climáticas de la zona de la instalación. Dos filmes idénticos no duran lo mismo en Almería y Sicilia (159 Kilolangleys/año) en Marruecos 140 – 180 que en el sur de Francia (120 KLy/año) por lo que la duración debe ir siempre referida al lugar de la instalación.

En Arabia Saudí, Dahran, la radiación global es de 180 – 220 KLy/año y en Darwin, Australia de 180 Kly/año, y en Arizona en EE.UU. de 190, en Colombia, Bogotá, Ecuador y Brasil entre 140 y 150, en cambio en Clermont Ferrand en el Centro de Francia, de 105 KLy/año.

Problemática del reciclado de los materiales plásticos

Los principales problemas con los que nos encontramos a la hora de reciclar materiales plásticos son: dispersión de la recogida, transporte inadecuado (mucho volumen y poco peso), la necesidad de mayores estudios sobre degradación, recuperación reciclado y revalorización.

En cuanto a los plásticos agrícolas, los asuntos cuya solución tiene prioridad son la acumulación de residuos, su transporte (ya concentrados en un punto limpio) a centros recuperación  o limpieza y compactación, la clasificación y separación de materiales.

Estos "plásticos residuo" pueden utilizarse en posteriores procesados industriales para la fabricación, por ejemplo, de postes para los propios invernaderos, mobiliario urbano, contenedores de usos diversos, etc.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS