El objetivo del diseño de los envases es que cedan o absorban sustancias para corregir los defectos del envase y mejorar la calidad de los productos.

Envases activos

Horticom News16/05/2005

16 de mayo de 2005

En el Laboratorio de Envases del Instituto de Agroquímica y Tecnología Alimentaria del CSIC en Valencia, un grupo de investigación dirigido por Ramón Catalá estudia el comportamiento de los envases y su interacción con los alimentos bajo diferentes condiciones ambientales, como luz, temperatura o humedad.

En el Instituto de Agroquímica y Tecnología Alimentaria del CSIC se trabaja en el desarrollo de envases avanzados para los alimentos. 

En el Laboratorio de Envases del Instituto de Agroquímica y Tecnología Alimentaria del CSIC en Valencia, un grupo de investigación dirigido por Ramón Catalá estudia el comportamiento de los envases y su interacción con los alimentos bajo diferentes condiciones ambientales, como luz, temperatura o humedad.

Mecanismos como la sorción (absorción del material de vitaminas o de los componentes gaseosos del aroma), la migración de componentes minoritarios de los envases plásticos a los alimentos o, en el caso de las latas, la corrosión, son algunos de los que pueden afectar al producto y hacer que su vida útil se acorte.

Un clásico ejemplo de la migración es el regusto a plástico que adquiere el agua debido a componentes de la botella de plástico. Los investigadores del IATA estudian todos estos fenómenos y pone a prueba nuevos materiales antes de que estos sean aplicados a los envases. En un trabajo reciente han llevado sus experimentos hasta el sincrotón de Hamburgo, para averiguar si tratamientos térmicos como la irradiación alteran los materiales de los envases, y si ello puede afectar posteriormente a la conservación del producto. 

Se trata, explica Catalá, de aprovechar los "defectos" de los envases para convertirlos en una ventaja. Por ejemplo, crear un film de plástico que incorpore antioxidantes, de forma que cuando se produzca el fenómeno de la migración el material libere antioxidantes que ayudarían a mantener el producto.

 Una línea de trabajo es la incorporación en el envase de sustancias antimicrobianas naturales de aceites esenciales de plantas  

No existe el envase perfecto, afirma Catalá. El que es bueno para una cosa puede no ser bueno para otra. Los envases de plástico tienen como desventaja su permeabilidad al oxígeno, lo que lleva a la pérdida de aromas. El cristal es una perfecta barrera al oxígeno, pero en cambio deja pasar la luz, lo que provoca oxidación y cambios en el color del producto. Al metal le afecta la temperatura, lo que da lugar a corrosión interna. La combinación de capas de diferentes materiales en un solo envase, como el combinar el EVOH con polietileno, puede ser una aproximación más cercana al envase ideal.

"Es necesario que el fabricante conozca bien las características del material que escoge. Desgraciadamente, hoy por hoy hay pocos técnicos de envases, afirma este experto, quien con otros profesores del CSIC y de la Universidad Politécnica de Valencia acaban de iniciar el primer master universitario en tecnología de envases.

Más información:
OTT-CSIC Valencia
Mª Jesús Añón
Telf. 963 62 27 57
mjanon@dicv.csic.es

Artículo publicado en http://www.dicat.csic.es

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízSECH -Sociedad Española de Ciencias Hortícolas

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS