Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La Columna

Marte, primera parte

Francisco Ponce Carrasco06/07/2004

Desde el último acercamiento de Marte a la Tierra, el Hombre ha hecho enormes progresos. ¿Progresos? La historia que se propone reflexiona con humor sobre este punto.
"La Columna" de Francisco Ponce de Horticultura Internacional - 45, agosto 2004.


 

Este veinticinco de agosto se cumple un año del acontecimiento que tuvo en vilo a científicos, videntes y amantes del cosmos, y que la prensa recogió con titulares como: "Marte, estará hoy a la menor distancia de la tierra desde hace 58.000 años".

Por supuesto, entonces, no había ningún telescopio dispuesto a observar este fenómeno celeste. De hecho, no existían los telescopios; ni los astrónomos. Ni siquiera se había inventando la agricultura, ni la fertirrigación, tampoco los agronutrientes.

Por su intenso color rojo y sus evoluciones en el firmamento, Marte siempre ha llamado la atención. Tanto egipcios como mesopotámicos anotaron concienzudamente sus ciclos. Se le identificó como el dios de la guerra y su nombre romano es por el que lo conocemos en nuestros días
.
Los terrícolas influidos por la pluralidad de mundos habitados, siempre hemos elucubrado sobre la existencia de los marcianos.
A propósito de esta cuestión, le propongo al lector el siguiente relato.

* * * * *


Un ir y venir, un de aquí para allá, un toma y deja, una frenética actividad se producía en el lugar donde estaba instalada la rampa de lanzamiento para naves espías, destinadas a obtener la mayor información posible en imágenes y ondas acústicas sobre el planeta en la fecha de máxima aproximación.

Tom, el alto mando de la operación “Acercamiento”, daba las últimas instrucciones a  un ejército que se movía con la exactitud de un reloj suizo
.
El parte meteorológico era claramente favorable para las condiciones del lanzamiento. La nave espacial estaba tripulada por dos pilotos, científicos altamente cualificados, que ya se encontraban en sus puestos de control y navegación. Desde fuera se impartían las últimas órdenes para cargar la “benciotina”, combustible de máxima potencia que se utilizaba en la fase de despegue y posterior llegada. La astronave, una vez en órbita, se abastecía,  para su propulsión, absorbiendo el “polvo galáctico” que ella misma transformaba en energía gracias a un sofisticado sistema conocido como “autocombustióngalactónica”, que ya había dado felices resultados en misiones anteriores.

Cuando todo estuvo listo, comenzó la cuenta atrás y la nave espacial partió hacia su destino en horario, precisión y condiciones dignas de los más encendidos elogios.


Nota: El relato continúa en “La Columna” del mes de septiembre. No se pierda el sorprendente final. Felices vacaciones!

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasBrassica2017Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito Badajoz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS