Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La Columna

Marte, primera parte

Francisco Ponce Carrasco06/07/2004

Desde el último acercamiento de Marte a la Tierra, el Hombre ha hecho enormes progresos. ¿Progresos? La historia que se propone reflexiona con humor sobre este punto.
"La Columna" de Francisco Ponce de Horticultura Internacional - 45, agosto 2004.


 

Este veinticinco de agosto se cumple un año del acontecimiento que tuvo en vilo a científicos, videntes y amantes del cosmos, y que la prensa recogió con titulares como: "Marte, estará hoy a la menor distancia de la tierra desde hace 58.000 años".

Por supuesto, entonces, no había ningún telescopio dispuesto a observar este fenómeno celeste. De hecho, no existían los telescopios; ni los astrónomos. Ni siquiera se había inventando la agricultura, ni la fertirrigación, tampoco los agronutrientes.

Por su intenso color rojo y sus evoluciones en el firmamento, Marte siempre ha llamado la atención. Tanto egipcios como mesopotámicos anotaron concienzudamente sus ciclos. Se le identificó como el dios de la guerra y su nombre romano es por el que lo conocemos en nuestros días
.
Los terrícolas influidos por la pluralidad de mundos habitados, siempre hemos elucubrado sobre la existencia de los marcianos.
A propósito de esta cuestión, le propongo al lector el siguiente relato.

* * * * *


Un ir y venir, un de aquí para allá, un toma y deja, una frenética actividad se producía en el lugar donde estaba instalada la rampa de lanzamiento para naves espías, destinadas a obtener la mayor información posible en imágenes y ondas acústicas sobre el planeta en la fecha de máxima aproximación.

Tom, el alto mando de la operación “Acercamiento”, daba las últimas instrucciones a  un ejército que se movía con la exactitud de un reloj suizo
.
El parte meteorológico era claramente favorable para las condiciones del lanzamiento. La nave espacial estaba tripulada por dos pilotos, científicos altamente cualificados, que ya se encontraban en sus puestos de control y navegación. Desde fuera se impartían las últimas órdenes para cargar la “benciotina”, combustible de máxima potencia que se utilizaba en la fase de despegue y posterior llegada. La astronave, una vez en órbita, se abastecía,  para su propulsión, absorbiendo el “polvo galáctico” que ella misma transformaba en energía gracias a un sofisticado sistema conocido como “autocombustióngalactónica”, que ya había dado felices resultados en misiones anteriores.

Cuando todo estuvo listo, comenzó la cuenta atrás y la nave espacial partió hacia su destino en horario, precisión y condiciones dignas de los más encendidos elogios.


Nota: El relato continúa en “La Columna” del mes de septiembre. No se pierda el sorprendente final. Felices vacaciones!

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Con Nakar el tiempo ya no importa, insecticida natural sin plazos de seguridad, residuos cero, SeipasaEurofruit, Lleida 2017, del 28 de setembre al 1 d'octubre

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Ana Feliu y Santiago Sáez, de Plymag

"La agricultura ecológica es un movimiento que trata de evitar los productos químicos de síntesis en la producción agrícola, con el fin de evitar la contaminación que afecta a la futura disponibilidad de recursos, su sobreexplotación y la ruptura del equilibrio ecológico"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS