Ensayos e investigación sobre maquinaria de ayuda a la recolección

Mecanización de la recolección del pimiento

C. Jarén, I. Arana, P. Arnal y S. Arazuri05/02/2004

El pimiento es una planta de procedencia americana que parece ser fue introducida en España por los Jerónimos. Su aplicación con fines industriales para la fabricación de pimentón es aun más reciente, pues data de finales del siglo XIX (Zapata y col., 1992). La evolución de la superficie cultivada sufrió una tendencia al alza a partir de 1984 hasta 1987.

El pimiento es una planta de procedencia americana que parece ser fue introducida en España por los Jerónimos. Su aplicación con fines industriales para la fabricación de pimentón es aun más reciente, pues data de finales del siglo XIX (Zapata y col., 1992). La evolución de la superficie cultivada sufrió una tendencia al alza a partir de 1984 hasta 1987. Durante estos años  ha sido uno de los cultivos hortícolas más importantes en el Valle del Ebro, en la comarca de La Vera (Cáceres) y en Murcia.

La producción se ha destinado sobre todo a la industria conservera. Tanto el pimentón como las oleorresinas, que de él se obtienen, constituyen una materia prima cada vez con mayor demanda en la industria para su utilización como colorantes naturales. Estos productos tienen un mercado importante en la Unión Europea. Sin embargo, en este sector se están produciendo en los últimos años reducciones drásticas de la superficie de cultivo.

Para combatir esta situación, el cultivo del pimiento debe someterse a una mejora tecnológica con el objetivo de reducir los costes de producción que implica necesariamente la mecanización integral del cultivo, tanto en la fase de siembra o plantación como en la de recolección. Para poder competir, se necesita una reestructuración del sector productivo español, ya que existe una competencia de precios muy fuerte con la cáscara procedente principalmente del norte de África.

La mecanización del cultivo podría resolver estos problemas y podría suponer una cierta recuperación de la superficie de producción, dada la carencia de mano de obra y su elevado coste.

La recolección manual, como en la práctica totalidad de los cultivos hortícolas, es la operación que más gastos genera, alcanzando valores entre 20-30% del costo total de la explotación, incluyendo el transporte y sin tener en cuenta el coste del desecado. Esto se debe principalmente a la gran demanda de mano de obra  durante la recolección de pimiento pimentonero, que lógicamente está relacionada con el número de pases que se hagan.
En lo referente al pimiento para consumo en fresco, como pimiento verde, entreverado o rojo y para el pimiento para utilización en industria conservera como los pimientos del pico o el piquillo, la recolección mecánica plantea dificultades adicionales, pues debe ser selectiva, debido a que sólo son comerciales aquellos pimientos con una coloración determinada y a la coexistencia en el tiempo y en la planta de frutos de muy distintos grados de madurez y de coloración, debido al escalonamiento de las floraciones de esta clase de pimientos.

Esto obliga a una localización y selección de los pimientos que dificultan en tal medida la mecanización de esta labor, que obliga a la elección de sistemas de ayuda a la recolección, en que la selección y el arranque de los pimientos se realiza de forma manual, mecanizándose, tan sólo, la agrupación, la carga, la clasificación y el envasado de los pimientos.

Esta ayuda a la recolección se realiza mediante plataformas móviles provistas de cintas transportadoras transversales, en las que los trabajadores depositan los pimientos, para que estas cintas los conduzcan hasta los envases elegidos.
Adaptación del cultivo y condiciones del producto

El proceso de mecanización no solo consiste en encontrar la solución técnica del proceso mecánico, sino que esta debe ir acompañada de una adaptación del proceso productivo lo que obliga a introducir material vegetal que tenga las siguientes características:

- Productividad alta.
- Maduración agrupada, uniforme, para poder ser recolectado mecánicamente, pues la recolección va a ser masiva, es decir, todos los pimientos de una sola vez.
- Maduración precoz, para alcanzar un alto grado de coloración.
- Facilidad de abscisión uniforme, es decir que el esfuerzo necesario para separar el fruto de la planta sea similar en todos los frutos y en todas las plantas.
- Plantas pequeñas, erguidas y poco ramificadas que no requieran entutorado.
- Frutos agrupados en la zona alta de la planta y no caídos.
- Carne resistente a golpes y aplastamientos.
- Fuertes raíces que eviten el arranque de la planta.
- Además, las variedades de pimiento cultivadas deben permitir la siembra directa en el terreno definitivo de cultivo, para evitar el alto coste de la plantación.

Variedades
BUKETEN
De maduración agrupada, planta pequeña (unos 25 cm de altura) y bastante precoz y los frutos no se pudren en la mata aunque se retrase la recolección. Su fruto es pequeño (unos 15 gramos), lo que obliga a densidades de 50 plantas/m2 y a siembra directa. La disposición del fruto es en corona de 11 a 12 frutos en la parte superior de la planta y su origen es búlgaro (figura 1).

KALOCSA-601
Variedad húngara que se recolecta de forma mecánica. Tiene una maduración bastante agrupada, es de porte bajo y los ramos están en posición vertical.

AGRIDULCE DE LA VERA
Variedad más tradicional. Es rústica, productiva y con una gran capacidad de agrupación de los frutos, consiguiéndose hasta un 95% de fruto maduro en el momento de la recolección.

NEGRAL y BUKANO
Estas dos variedades son de forma esférica y maduración agrupada. Se  han conseguido muy buenos resultados en recolección mecánica (figura 2).

Referencias históricas
Los primeros intentos por mecanizar el cultivo del pimiento para pimentón se realizaron con máquinas cosechadoras de judía verde que, con algunas modificaciones, han proporcionado resultados optimistas. La recolección mecanizada de variedades de maduración agrupada no ha presentado grandes problemas en otros países como EE.UU., Italia y países del Este Europeos en los que se han utilizado cosechadoras que funcionan satisfactoriamente. Sin embargo, en España la mecanización de la cosecha ha sido un tema difícil, que ha llevado durante muchos años al estudio de posibles soluciones por técnicos del todo el ámbito nacional.

Se han ensayado algunos prototipos con los que se han conseguido buenos resultados. Así, destacan los trabajos realizados en Madrid por García Pardo, en Valencia por Torregrosa y en Zaragoza por parte de Gutiérrez y Gil  en el marco del proyecto FEDER-CICYT 2FD1997-0517-C02-01 (Transferencia de nuevas variedades y técnicas de cultivo del pimiento en Aragón y Navarra).

Estos ensayos que permiten vaticinar que la recolección mecánica del pimiento podría ser pronto una realidad. Para conseguir el desprendimiento del pimiento, los métodos empleados en las distintas máquinas son: a) por sacudida de las plantas, mediante latiguillos que azotan la planta y se enrollan sobre los pimientos, tirando de ellos; b) empleando fuertes chorros de agua, que proyectan sobre las plantas;; c) mediante dientes peinadores flexibles; d) por ordeño, e incluso las hay que trabajan con pinzas.

Las mejores posibilidades para la recolección masiva las tienen aquellas que peinan con dientes flexibles y que se fabrican en EE.UU. y Hungría; las de latiguillos, que golpean suavemente las plantas para la recolección selectiva por madurez y las de tipo ordeño, para la recolección selectiva por tamaño.

García Pardo (1993) trabajó sobre la variedad "Buketen" (que es una variedad introducida para la siembra directa y de la que se estaba estudiando su adaptación al medio) y la variedad "Agridulce de La Vera", en trasplante,  que es la variedad tradicional, y varias líneas de selección de la misma que se estaban comenzando a obtener y cultivadas según el modo tradicional. Con esta variedad obtuvo los mejores resultados, consiguiendo un 80% de producción recogida y un rendimiento de 0,1 ha/h, utilizando una cosechadora de judía verde.

Las máquinas ensayadas presentaron mejor rendimiento al trabajar sobre planta cultivada sin caballones o con caballanes de poca altura. Los mejores resultados (hasta un 80% de la producción recogida y una capacidad de trabajo de la máquina en torno a 0,1 ha/h) se obtuvieron con las líneas seleccionadas de la variedad "Agridulce de La Vera", cultivadas en trasplante y en caballones, a 75 cm entre líneas de cultivo y modificando las técnicas de producción en los siguientes puntos: reduciendo la altura del caballón a 15 cm; reduciendo el aporte de nitrógeno a la planta (casi a un tercio de lo que se viene aplicando normalmente) y cortando el riego de la planta una vez que esta a desarrollado el primer piso de flor.

Con estas modificaciones, se obtiene una planta con un porte bajo y una cantidad de follaje sensiblemente inferior a la obtenida tradicionalmente y, a la vez, con una productividad por hectárea semejante o superior a la media de la zona (20.000 kg/ha).

El empleo de la variedad "Buketen" no resultó adecuada por no estar resuelta la siembra directa y exigirse una densidad de planta por hectárea muy elevada. Esto originó dificultades en la capacidad de alimentación de la máquina cosechadora y, en consecuencia, se obtuvieron  capacidades de trabajo bajas (0,05 ha/h) lo que incrementó mucho los costes de recolección.

Condiciones para una recolección mecánica son:

Las condiciones de cultivo necesarias para la recolección mecánica, además de la adaptación varietal ya comentada, son:

- Parcelas grandes y uniformes, aunque esta es una condición necesaria para aumentar el rendimiento de la máquina, pero cuya ausencia no imposibilita la recolección mecánica
- Parcelas llanas o con caballones de 15 cm de altura máxima, lo que puede crear problemas en parcelas de riego por gravedad, o para aquellos agricultores que plantan el pimiento en caballones más altos.
- Alta densidad de plantación, entre 70.000 y 75.000 plantas/ha
- Realización de siembra directa, pues de otro modo el coste de la implantación de las densidades expresadas sería excesivo.
- Tratamientos fitosanitarios para conseguir la uniformidad en la maduración

El momento de la recolección será cuando todos los frutos hayan conseguido la coloración suficiente. Este momento coincide con los meses de junio y julio, aunque en las zonas menos cálidas llega hasta octubre y noviembre.

Descripción de las cosechadoras

No existe una cosechadora universal para el pimiento, debido a la diversidad de variedades, de la altura de las plantas, de la posición de los frutos en la planta, del escalonamiento de maduración y de las técnicas de cultivo; por lo que existen distintos tipos de máquinas para la recolección del pimiento, que utilizan distintos métodos operacionales como se ha comentado con anterioridad.

Es tal el número de prototipos estudiados que Dale Marshall, experto en recolección mecánica, ha recogido una muestra de 277 diseños diferentes de cosechadora de pimientos desarrollados en todo el mundo. Entre todas estas máquinas podemos destacar:

Cosechadoras de judía verde ligeramente modificada

Funcionan por el método de peinado hacia adelante, utilizando cabezales peinadores frontales, provistos de dedos que recogen el pimiento. Pueden ser de dos tipos dependiendo del lugar de la evacuación de los pimientos:

- Evacuación trasera, en la que los pimientos dan la vuelta casi completa al tambor de peinado, para ser recogidos por una cinta transportadora situada en la parte posterior del mismo. Es el caso de la Ploeger 600.

- Evacuación frontal, en la que los frutos caen sobre una lona situada delante del cilindro peinador. Es el caso de la FMC-1647.

En ensayos realizados por Palau y col. (1993), los porcentajes de fruto recogido satisfactoriamente con estas máquinas fueron del 87,7% para la Ploeger 600 y del 84,8% para la FMC-1647.

En cuanto a las pérdidas de calidad de los pimientos,en la recolección efectuada con la cosechadora Ploeger 600, los resultados indicaron que de la fracción no cosechada satisfactoriamente, el 58% en peso se componía de pimientos rotos y trozos de pimiento, mientras que el 42% restante lo componían pimientos enteros en el suelo.

También la casa húngara Hodger fabrica el modelo F.Z.9 , arrastrado por un tractor de 40,5\1kW\2con 1,54 m de anchura de trabajo y que puede trabajar a una velocidad de entre 2,5 y 4 km/h en recolección de pimiento.

La cosechadora FMC modelo GB2700 recoge seis líneas de pimiento con una capacidad de trabajo de 1,6 ha/día.

La cosechadora ASA-LIFT modelo GB100, accionada por la toma de fuerza del tractor, recoge una o dos líneas longitudinalmente con una capacidad de trabajo de 0,3 ha/día. Está equipada con separador neumático con control variable de velocidad y con boca de salida para envasar directamente en sacos o cajas (figuras 3 y 4).

En estas dos últimas máquinas, las pérdidas de cosecha son del orden del 20% y en el producto final se detecta una elevada proporción de materia verde. Estos valores evidencian la necesidad de recoger más de una línea de cultivo en cada pasada, para aumentar la capacidad de trabajo, así como, mejorar el sistema de separación de frutos de la materia verde  y los dispositivos arrancadores para reducir las pérdidas de frutos (García y Ruiz-Altisent, 1990).

Regulaciones:

- Altura del cabezal peinador.
- Velocidad de giro del tambor peinador. Las plantas deben ser suficientemente peinadas, sin excesiva velocidad de impacto de los peines.

Cosechadoras basadas en cabezales de recolección de algodón

En 1992, el Departamento de Mecanización Agraria de la Universidad Politécnica de Valencia patentó una cosechadora de pimiento pimentonero provista de uno o varios cabezales de arranque de frutos, consistentes en un sistema de rodillos de peinado-ordeño con varios cepillos longitudinales o helicoidales enfrentados e inclinados (figuras 5 y 6).

Los frutos son recogidos por la acción de dos rodillos con varios cepillos longitudinales o helicoidales enfrentados, con separación regulable independientemente, e inclinados con pendiente también regulable, que, en contrarotación, cepillan las plantas, de abajo a arriba, desprendiendo los frutos. La inclinación de los cilindros y el avance de la máquina hacen que el cepillado se produzca con una trayectoria ascendente. El conjunto de rodillos arrancadores y sistema de evacuación se encuentra encerrado por una carcasa abierta en la parte delantera para permitir la entrada de las plantas. Dicha entrada se encuentra tapada mediante láminas retráctiles o cualquier otro sistema capaz de impedir la expulsión de frutos pero sin dificultar la entrada de las plantas (figura  7).

Cada rodillo está formado por un cilindro central sobre el que van atornillados unos perfiles longitudinales de sujeción de los cepillos. Entre dichos perfiles, y por tanto, también longitudinalmente, se colocan los cepillos peinadores de material elástico e indeformable. En la versión helicoidal, tanto los perfiles como los cepillos toman la forma helicoidal y están troceados de manera que sea posible su desmontaje.

El producto, una vez arrancado, cae sobre unas cintas existentes en el fondo del cabezal que lo transportan al exterior. Entre las dos cintas de fondo queda una ranura longitudinal suficientemente ancha para el paso de los tallos aunque tapada por cepillos o por bandas de caucho u otro material para impedir que los frutos salgan al exterior. Al abandonar el cabezal, el producto cae en otra cinta elevadora que lo transporta hasta la tolva, al sistema ensacador o bien, a través de la cinta cuello de cisne, al remolque.

Antes de la descarga se limpian hojas y demás restos de planta mediante una impulsión regulable de aire o mediante cadena de varillas sobre fondo lleno, de inclinación regulable. El cabezal arrancador está compuesto de dos partes simétricas unidas a un bastidor en su parte posterior y cubiertas por una carcasa protectora. Cada una de estas dos partes consta de un embocador eleva-plantas articulado, de manera que le permite adaptarse a las irregularidades del terreno para atacar las plantas caídas y conseguir su entrada en el cabezal.

A continuación del embocador, y ya dentro de la carcasa, van colocadas las cintas de evacuación y por encima de éstas los rodillos arrancadores sujetos por sus extremos mediante juntas cardan que les permite la transmisión del movimiento de giro. La forma de sujeción de los rodillos permite la regulación de su separación así como de su dirección en el plano  inclinado, de forma que éstos se pueden colocar paralelos, con distintas separaciones, o bien convergentes, también con distintas separaciones. La inclinación del conjunto es también regulable.

El accionamiento de las distintas partes móviles se consigue mediante sistemas hidráulicos, mecánicos o cualquier otro, de forma que siempre sea posible la regulación de las velocidades de giro de forma independiente.

Regulaciones

- Ajuste de la separación cabezal-tractor, mediante la acción de un pistón. Es importante para ajustar la máquina a un determinado marco de plantación.
- Regulación de la velocidad de los rodillos peinadores. Muy importante dependiendo de la variedad y estado de la plantación.
- Separación de los rodillos peinadores.
- Inclinación de los rodillos peinadores.
- Convergencia de los rodillos peinadores.
- Velocidad del ventilador de limpieza.
- Inclinación de las varillas de limpieza.

Un modelo de esta máquina, provisto de un solo cabezal y, colocado en el enganche a los tres puntos de un tractor, tiene una necesidad de potencia correspondiente a la de un tractor de tamaño medio (33 Kw). La tolva es basculante, accionada mediante un pistón que permite descargar el producto en la caja de un remolque o de un camión (figura 8).

Los rendimientos obtenidos con esta cosechadora de una línea, trabajando a una velocidad de 2 km/h y con separación entre líneas de 60 cm son de 11,1 a 16,7 h/ha. Con variedades de pimiento de forma esférica como Negral o Bukano se consiguió recoger más del 97% de los pimientos, aunque la máquina no alcanzó estos porcentajes con variedades piramidales.

La materia extraña que entró en la tolva junto con los pimientos lo hizo en una proporción del 8,26%, similar a la de la recogida manual, en segunda pasada, aunque estos porcentajes de materia extraña dependen mucho, en cuanto a presencia de ramas,
 del estado del cultivo.

Cosechadoras basadas en ordeño mediante dos rulos troncocónicos

El Instituto de Mecánica Agraria dell´Universita degli Studi di Pisa ha diseñado, construido y ensayado una cosechadora de pimientos, basada en el principio de ordeño, realizado por dos rodillos troncocónicos recubiertos de goma-espuma que giran en sentidos contrarios y tienen una separación regulable y con una inclinación también regulable respecto al plano horizontal. La separación del fruto de la planta se consigue por la tracción que ejercen los cilindros, en su rotación, sobre el mismo y la inclinación se regula en función de la velocidad de avance.

La selectividad queda asegurada por el espacio existente entre los rulos, regulable sobre la base del diámetro mínimo de los pimientos maduros. Los frutos con menor diámetro quedan en la planta al pasar entre los rulos. La máquina se completa con dos bandas transportadoras colocadas junto a los rulos recogedores y con un dispositivo de regulación de la inclinación longitudinal de los mismos, con el fin de adecuarlos a las distintas condiciones de empleo.

Esta máquina fue modificada por la marca italiana B.T.M, que consiguió un porcentaje de frutos recogidos sin daño del 58,3%, Gracia y Palau (1983). Esta eficiencia en la recolección ha sido superada por otros tipos de máquina.

Cosechadoras basadas en ordeño mediante dos dobles hélices abiertas

El prototipo de este sistema de recolección fue desarrollado por García Pardo (1993), (figura  9), y en 1999 comenzó a diseñarse una cosechadora, basada en este principio, por Gutiérrez López y Gil Ortega en el marco del Proyecto FEDER-CICYT sobre Transferencias de nuevas variedades y técnicas de cultivo del pimiento en Aragón y Navarra, presentándose la máquina en Ejea (Zaragoza), el 23 de octubre de 2003, dentro de la "Jornada sobre mecanización del cultivo de pimiento de industria".

El método de recolección se basa en el ordeño de la planta mediante un dispositivo que consta de dos elementos recogedores, formados cada uno de ellos por una doble hélice abierta y que giran en sentidos contrarios, cepillando de abajo a arriba las matas del cultivo, sin arrancar plantas.

En el prototipo desarrollado por García Pardo (1993), el cabezal está constituido por dos juegos de hélices dobles intercambiables, uno de 10 y 16,5 cm de diámetros, fabricados con redondo de hierro de 12 mm, sobre un eje de 35 mm de diámetro. Los pasos de hélice son de 0,11 m y 0,27 m y el accionamiento mediante correas desde un motor único. La inclinación del elemento de trabajo sobre el terreno es regulable de 20-30º.

Con este sistema de ordeño se consiguió una eficiencia de desprendimiento cercana al 90% del pimiento, quedando el resto sobre la planta.

La máquina diseñada por Gutiérrez y Gil (1999) consta de:

- Un chasis con dos ruedas enganchado al tiro del tractor. Este chasis es desplazable mediante un cilindro hidráulico de doble efecto que ajusta la máquina a la línea de recolección (figura 12).
- Un cabezal, de una línea, compuesto por dos hélices huecas, que giran en sentido contrario. Las hélices son graduables en distancia entre sus ejes, distancia entre bucles y velocidad de rotación. El cabezal va unido al chasis mediante un punto de giro y un cilindro hidráulico que permite graduar la altura del cabezal (figuras 13 y 14).
- Una vez desprendidos, los frutos son transportados por dos cintas de arrastre situadas una a cada lado de las hélices hacia la parte trasera de la máquina (figura 15).
- Al final de estas cintas se sitúa una cinta de selección, con espacio suficiente para que trabajen, sentadas, dos personas (figura 16).
- De la cinta de selección el pimiento pasa a una cinta cargadora, en forma de cuello de cisne, que puede descargar sobre un remolque, equipado con caja de carga o con palots.
- La limpieza de hojas se realiza mediante un ventilador.

El accionamiento hidráulico, tanto para los movimientos lineales como para los de rotación, se realiza mediante dos bombas de engranajes movidas por la toma de fuerza del tractor, a través de un multiplicador y dos motores hidráulicos con reguladores de caudal (figura 17).

Regulaciones:

- Ajuste de la separación cabezal-tractor, mediante la acción de un cilindro hidráulico.
- Regulación de la velocidad de las hélices.
- Separación de las hélices
- Distancia entre bucles
- Velocidad del ventilador de limpieza
- Altura del cabezal

El rendimiento de trabajo obtenido fue de unas 14 h/ha, por lo que es necesario que el tractor disponga de velocidades cortas para ajustarse a este tipo de trabajo. Utilizando este procedimiento de ordeño por doble hélice se puede conseguir una eficiencia de recolección del 95%. Se adaptan mejor a este sistema aquellas plantas con ángulos estrechos entre las ramas y con los frutos situados al menos a 19 cm sobre el suelo.

En cuanto a la calidad del tomate recolectado no se ha considerado el hecho de que puedan ser recolectados pimientos rotos o agujereados, debido a que el destino del producto es el molino, entendiéndose por calidad de la muestra recolectada, la ausencia o el bajo porcentaje de materia verde. Gutiérrez y Gil (2003), afirman que el trabajo realizado sobre pimientos del Tipo Agridulce y Piquillo es excelente, aunque no reflejan el porcentaje de materia verde  de la muestra recolectada.

En cuanto a la implantación de estas cosechadoras, todavía no se han realizado ventas, ni están trabajando regularmente, pero se están realizando pruebas en Extremadura durante el otoño de 2003.

Maquinaria de ayuda a la recolección de pimiento para mercado o para conserva

Tal y como ya hemos explicado, el problema de la recolección de los pimientos para mercado o para conserva, como los de cristal, el pico y el piquillo, es que el mercado es particularmente exigente en lo que se refiere al grado de maduración y al color y, en muchas variedades, el tamaño y el color no están suficientemente relacionados, por lo que la diferenciación mecánica de los pimientos, por su madurez, es extremadamente difícil. Por esto, para la recolección de estos pimientos no existen cosechadoras, propiamente dichas, sino tan sólo maquinaria de ayuda a la recolección.

Este tipo de máquinas no han sido desarrolladas para la recolección del pimiento, sino que lo han sido para coles, bróculi, lechugas, apio y otras hortalizas y consisten en cintas  transportadoras perpendiculares a la dirección de avance de los trabajadores.

Pueden ser:

- Suspendidas a los tres puntos del tractor, con anchuras de 6 a 10 metros.
- Acopladas a un remolque o una plataforma.
- Automotrices, de anchuras de trabajo de 20 a 24 m, con accionamiento hidráulico tanto de las ruedas como de la propia cinta.

Estas máquinas eliminan la parte de mano de obra correspondiente a la agrupación y la carga de los pimientos y, en algunos casos, parte de la mano de obra del envasado.

Si tenemos en cuenta que las operaciones que componen la recolección manual del pimiento son la elección de los pimientos maduros, la separación del fruto de la mata, la reunión en canastos ligeros, el trasvase a canastos grandes, la carga a remolque y el envasado, estas máquinas realizan la agrupación y la carga completas y, en el caso de las plataformas, facilitan en gran manera el envasado en el campo, lo que abarata el coste y minimiza los daños de manipulación.

Si consideramos que el precio medio de recolección manual de los pimientos es de 0,14 €/kg, y que la agrupación y la carga son responsables del 16 % de este coste, podemos concluir que, una vez descontado el coste de la maquinaria, el ahorro que supone la utilización de estas máquinas de ayuda a la recolección es de 0,012 €/kg, que para una producción unitaria media de 18.000 kg/ha de pimiento supone un ahorro de 216 €/ha.

Bibliografía

- García Pardo, E. (1993). Desarrollo de sistemas  y procedimientos para la recolección mecánica del pimiento para pimentón. Tesis Doctoral. Universidad Politécnica de Madrid. Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos.
- García Pardo, E. (1993). Mecanización del cultivo para pimentón. AGRICULTURA pág.: 688-689.
- García Pardo, E. y Ruiz Altisent, M. (1990). Viabilidad de la recolección mecánica del pimiento de pimentón: ensayos de campo. I Congreso Ibérico de Ciencias Hortícolas. Lisboa. Actas de Horticultura nº4, pág.: 261-266.
- Gracia, C. y Palau, E. (1982). Mecanización de los cultivos hortícolas. Madrid, Ed. Mundi-Prensa. pág.: 141-142
- Gutierrez López, M., Gil Ortega, R. Y Gadea, J.L. (2003). Mecanización de la cosecha de pimiento. Jornada sobre mecanización del cultivo de pimiento para industria. Ejea de los Caballeros 23 de octubre de 2002. Departamento de Agricultura y Alimentación. Gobierno de Aragón  pág.: 45-57
- Gutierrez López, M. y Gil Ortega, R. (2003). Mecanización del pimiento de industria en Aragón. Vida Rural: 8, nº 165  pág.: 80-83
- Información 27: Cosechadoras de pimiento pimentonero. Región de Murcia. Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca.
- Palau, E., Pérez, M. y Torregrosa A. (1993). Mecanización de la recolección del pimiento para pimentón. Máquinas y Tractores: 10, pág.: 67-70.
- Pérez, M.; Torregrosa y A. Palau, E. (1996). Recolección mecánica del pimiento para pimentón. Colección Compendios de Horticultura. Nº9: Pimiento. Coordinado por A. Namesny. Ediciones de Horticultura, Reus.
- Zapata, M. ; Bañón, S. & Cabrera, P. (1992). El pimiento para pimentón. Agroguías mundi-prensa. Ediciones Mundi-Prensa

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Brassica2017SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS