Posicionamos su web SEO / SEM
Diseño de un riego por aspersión

El agua como elemento base del paisaje y su control mediante el riego

ANDRÉS GONZÁLEZ HOYOS18/07/2003

A la hora de diseñar un sistema de riego por aspersión hay que realizar un proyecto minucioso que contenga todos los factores que de manera directa van a incidir en el rendimiento final de la instalación.
Artículo de Bricojardinería y Paisajismo - 5, febrero 1993.

La sustancia que hace que este planeta sea tan diferente a cualquier otro que conozcamos, es el agua; se le podía denominar Planeta Acuático. Todas las formas de vida dependen del agua, nosotros la aprovechamos en una parte de su proceso cíclico donde la Interceptamos para utilizarla y la mayoría de las veces la contaminamos de un modo u otro antes de permitirle seguir su camino hasta el mar.

Una de las formas de utilización es para el riego. La supervivencia de las plantas no sería posible sin el agua, ya que interviene en sus procesos físicos, químicos y biológicos. Cuando las aportaciones naturales de agua al suelo son insuficientes, tenemos que recurrir a otra fuentes de suministro en formas muy distintas. Teniendo en cuenta, factores edafológicos, climáticos, tipo de vegetales a regar, topografía de la zona, calidad del agua, etc., escogemos un sistema u otro de riego.

No entrando en el tema de la escasez actual de agua, pues es un tema tan importante como para tratarlo por sí solo, pero sí en el buen aprovechamiento de esta sustancia, tenemos que deshechar el riego con conducciones a cielo abierto pues además de sus propias fugas y filtraciones, hay que tener en cuenta las grandes evaporaciones de agua. Nos queda escoger entre los dos métodos de riego de mayor importancia por su empleo y ventajas como son: el de aspersión y goteo.

Con independencia del riego por goteo vamos a tratar de describir el riego por aspersión. Para que un método de riego sea rentable hay que hacer un proyecto que contenga un estudio minucioso de edafología y climatología de la zona objeto del trabajo, clase de vegetación a regar, superficie, calidad y cantidad de agua, presión de servicio, topografía, necesidades de drenaje, distribución de fertilizantes solubles y pesticidas, etc.

Si hay que hacer pozos para suministrar agua del subsuelo para el riego es necesario que no se conduzca directamente, sino que el primer bombeo sea de pozo a depósito, lago o balsa, donde el agua tenga contacto con el medio en que están también los vegetales objeto de estudio, de tal forma que el agua llegue al vegetal a la misma temperatura en la que se encuentran los vegetales objeto de riego.

Según el tipo de suelo sabremos con que volumen máximo podemos regar para no encharcar en superficie ni realizar escorrentías. Los riegos se realizarán con una cierta frecuencia. Con los datos meteorológicos y vegetal a regar sabremos las necesidades diarias de agua para el riego.

Estas necesidades se las podremos suministrar con distintos números de riegos, siendo el riego por aspersión el más utilizado y con más comodidad si este sistema es automático.

En un riego por aspersión, después de la toma de datos y estudios edafoclimatológicos hay que decidir con qué aparatos suministraremos el agua para proyectar y calcular según su alcance, presión necesaria y consumo de agua, por la superficie a regar, largos y anchos, proyectaremos con aspersores y difusores y otras veces con ambos. En un mismo sector de riego no puede haber una mezcla de ellos por tener distintas pluviometrías.

Dentro de todos los modelos que hay en el mercado, los diferenciaremos en aparatos de impacto y turbina, con distintos consumos y radio de alcance. Últimamente se están empleando más los aspersores de turbina por ofrecer algunas ventajas. El paso siguiente es el de proyectarles en el plano. Los colocaremos a la distancia de su radio de alcance. Para empezar a colocarlos hay que tener en cuenta la dirección de los vientos dominantes más frecuentes en la zona.

Al sumar el caudal de cada aparato y tener el total de consumo, lo tendremos que dividir entre el caudal de suministro de agua y obtendremos el número de sectores o fases de riego. Con este dato tenemos que escoger un programador que cumpla las exigencias de la instalación.

En este punto no tengo más remedio que hacer mención del programador que no necesita corriente eléctrica para su funcionamiento, sirviéndose de un panel solar. Sin duda que se nos ocurren un sinfín de sitios para instalarlos, como podría ser en las medianas de las autovías, etc. Para mejor información les describiré algunas características:

Modelo de programador de 16 estaciones:

-  Tiempo por estación: de O a 5 h. 59" y 59" e incrementos de 1\1s\2

-  10 programas.

-  Horario (programa) de días: de 1 días a 7 días; cada día impar; cada día par; OFF

-  2 cables (uno de señal y otro común a cada válvula

-  Codificador en cada válvula HIT.

-  Voltaje de corriente alterna (AC) procedente de la placa solar.

-  Suministro opcional de 6 voltios.

-  Batería de 72 horas sin interrupciones en el sistema de operaciones. 







-  Modo de test para comprobar las válvulas. Cada estación está 40 seg. encendida y 20 seg. parada.

-  Pausa programable entre estaciones.

-  Se para cuando llueve.

-  Agua a las plantas por % en incrementos del 1%.

-  No se necesita suministro eléctrico.

-  Control remoto, el panel solar permite controlar la instalación.

-  Mando para programar manual y automáticamente.

Después de saber el número de fases y el caudal de las mismas, habrá que repartir el total de aspersores y difusores, poniendo también los diámetros de tuberías secundarias y el de la general. Estas las escogeremos en PVC, P.E. o F.D. según las características del suelo y otras causas económicas.

El diámetro de las electroválvulas, estará de acuerdo con el caudal de consumo de cada fase de riego. Para su calidad tendremos muy en cuenta la presión que tienen que soportar.

Como ya sabemos todo el material que tenemos que instalar, lo valoraremos y sabremos el precio de la instalación.

Conocidos el caudal del aspersor o difusor y el espaciamiento, calculamos la pluviometría de
cada uno, y relacionando este dato con la evapotranspiración potencial nos resultará el tiempo de riego.




TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH -Sociedad Española de Ciencias Hortícolas

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS