Envasado y tratamiento térmico de alimentos

Requisitos estructurales de los polímeros

HorticomNews04/02/2003

4 de febrero de 2003

El Departamento de Tecnologías de envase de AINIA  (Instituto Tecnológico Agroalimentario de Valencia)ha presentado un extenso artículo sobre el envasado de alimentos y los requisitos que deben cumplir los materiales poliméricos utilizados. Aparece publicado en la revista Infopack, bajo el título "Envasado de alimentos: materiales poliméricos resistentes a tratamientos térmicos".

El Departamento de Tecnologías de envase de AINIA ha presentado un extenso artículo sobre el envasado de alimentos y los requisitos que deben cumplir los materiales poliméricos utilizados. Aparece publicado en la revista Infopack, bajo el título "Envasado de alimentos: materiales poliméricos resistentes a tratamientos térmicos".

Los principales requerimientos que se van a exigir a un material para envasado son:

1) Adaptación al proceso de envasado: los materiales de envase tienen que ser válidos para su utilización en la maquinaria de envasado. La norma general es fabricar materiales perfectamente adecuados a las máquinas más habituales o cuyos requerimientos puedan ser indicados para delimitar las posibles restricciones a su uso. Para envases que se someterán a procesos térmicos, existe una clara restricción muy corriente a la hora de utilizar este tipo de materiales frente a otras aplicaciones más extendidas, con referencia a su aplicación en máquinas termoformadoras que, como claramente se indica en su denominación, somete al material de envasado a un procedimiento térmico y, por consiguiente, las características aplicables en cuanto a sus resistencias térmicas, van a ser importantes en el proceso de envasado.

 Muchos factores van a determinar las características mecánicas. Se debe decidir la naturaleza de la combinación de materiales a utilizar y el espesor de los mismos. Los factores más importantes son: características del producto a envasar, tamaño, consistencia y la agresividad de la superficie exterior. Para envases termoformados, los materiales de fondo van a requerir una resistencias mecánicas mucho mayores.

2) Propiedades barrera adecuadas (permeabilidad al vapor de agua, oxígeno, dióxido de carbono y nitrógeno): la prolongación de la vida útil del producto envasado que buscan los procesos térmicos se complementa y optimiza con los incrementos de barrera, debido al uso de determinados materiales en su envasado.

3) Apariencia adecuada: la aparencia del envase es fundamental a la hora de comercializar el producto. Las exigencias en cuanto al brillo y transparencia se van incrementando día a día y son, en muchas ocasiones, condicionantes de extrema importancia.

4) Otras condiciones: aspectos como la imprimibilidad, cumplimiento de la normativa vigente en cuanto a migración y residuos de envase, capacidad de deslizamiento y algunas otras de menor relieve, serán requisitos habituales para los materiales de envasado.

5) Características térmicas adecuadas: el material del envase debe tener capacidad de termoformado y resistencia a posteriores procesos térmicos. El desarrollo de este último punto es el eje sobre  el que se dan las referencias básicas necesarias para determinar la idoneidad o no, para su aplicación en tratamientos térmicos, de materiales complejos de uso habitual en el envasado de alimentos.

Para más información dirigirse al Departamento de Tecnología de envase de AINIA.