Posicionamos su web SEO / SEM
Con motivo del 14 Aniversario de Corma-Madrid

Horticultura ornamental en Madrid desde Corma

Mª Carmen Izquierdo Molins21/01/2003

En la línea de tendencias de moda, aquellos productos expuestos de forma masiva en la calle, repercutirán notablemente en la demanda del consumidor final como efecto reflejo, según nos explica Javier García.

Recientemente tuvo lugar la celebración del 14 Aniversario de la firma Corma -Madrid. Con motivo de este acto estuvimos con su responsable Javier García, profesional que ha estado al frente de esta empresa desde su inauguración y dada su dilatada experiencia, nos ha contado su visión de los importantes cambios producidos en este sector, especialmente en esta especial "plaza" como es la de Madrid.

Javier comienza su exposición gratulándose de que una de las cosas que no ha cambiado es el aspecto de familiaridad que se sigue manteniendo aniversario tras aniversario si bien, ya quedan lejos aquellos primeros años en los que los clientes llegaban uno a uno y se les podía atender más relajadamente. Hoy, el acto es más multitudinario pero sin perder el calor humano y confort que este requiere. También, con el tiempo, los clientes ven este día como un punto de encuentro con sus colegas, a la vez que les permite verse a muchos de ellos con los propios socios de Corma, con los que se han creado verdaderos lazos de amistad.


José Julio Rodriguez Garayalde, cliente habitual de Corma-Madrid, atendido por Mohamed Sefiani.

Destaca que las diferencias entre los inicios a hoy, hacen que catorce años parezca que sean más. Los ordenadores no existían, la oferta era muy básica, la especialización era ciencia ficción, los stock y ventas no se realizaban en tiempo real, etc. En su conjunto, se ha dado una revolución importante con mejora en todas estas áreas con el consiguiente equilibrio del que hoy se dispone. Actualmente se factura en tiempo real, hay un sistema de cobro importante por recibo totalmente automatizado, el paso de pedidos a socios y gestión de entregas es rápido y eficaz, la comunicación entre oficinas (administración y comercialización) de Madrid y Barcelona es de "punto a punto"... en definitiva gestión y operatividad para todos.

En cuanto a volúmenes de comercialización, la primavera era y sigue siendo la estrella, si bien con el tiempo, tanto en otoño principalmente como resto de estaciones, se han ido incorporando un mayor catálogo de especies que han ayudado a incrementar las ventas también en estos períodos del año. También es cierto que se han sumado nuevas formas y estilo de jardinería tanto pública como privada además del incremento del consumo de por sí.


Estrella Méndez e Isabel Oliveros, comerciales.
En este sentido, Javier matiza que la tendencia es ir hacia el servicio y potenciarlo al máximo. Con el cliente se habla semana a semana y de ello se desprende una implicación hacia su empresa. La acción en sí ya no se ve como una venta, sino el dar un servicio que el cliente aproveche al máximo y con ello rentabilice con la ayuda de la rotación lo mejor posible su punto de venta.

Como ejemplo de ello, en este centro se pone a disposición del cliente diferentes líneas de servicio hacia la venta como simple Cash donde el cliente viene, elige y se lleva la planta; puede también elegirla, apartarla y nosotros se la llevamos; verla y que el comercial tome nota para posteriormente llevársela; pedirla por teléfono, fax o e-mail; realizar un pedido total o parcial para una obra concreta en el caso de jardineros y que nosotros nos encargamos de la búsqueda de esos productos en concreto... opciones de todo tipo dirigidas al servicio.


Yolanda Linares, atiende el comercio en banqueta en Corma Madrid

También hay que tener en cuenta que un centro de jardinería y menos las floristerías no son una zona de almacenaje ni de mantenimiento de planta para mucho tiempo. Esta se deteriora con facilidad y se pierde valor de "frescura". Como ejemplo, un cliente puede ser capaz de vender 500 unidades de un determinado producto anualmente si se lo suministro en las cantidades exactas distribuidas en el tiempo. Todas de golpe o fraccionadas en pocas entregas, pueden disminuir esta cifra total drásticamente. Cada vez más, el consumidor final quiere ver la planta recién expuesta como, utilizado un símil, si de una carnicería se tratase y fuese a comprar carne. De ahí el que la empresa comercializadora se dirija hacia la potenciación de servicios, rapidez de entrega, que sea capaz de entregar cualquier cantidad... desde un piso a 50 carries. El punto de venta tiende a buscar la gama y bajar su stock.

Javier continua hablando de la involucración del cultivador de Corma en los valores de calidad de la planta. En la actualidad es responsabilidad de ellos el alimentar el stock y de esta forma, sólo ponen en el mismo las cantidades correctas en el momento comercial, y como sólo se puede "consumir" de esas cantidades, no existe posibilidad de ofrecer algo que no se tiene.


Javier García, delegado en Corma-Madrid,
junto a Cristina Sanz (administración).
Sobre la gama de productos y períodos de campaña, también ha habido cambios importantes. En Madrid, al principio, la gama ofertada por todos era muy dirigida a su zona. Nosotros, al tener los centros de producción en el litoral mediterráneo, disponíamos de  más surtido y en tiempos distintos por climatología. Al abrir el centro en Madrid trajimos esta gama y la comenzamos a mostrar, aunque en menor cantidad, desde el momento en la que comenzaba a estar disponible. Con el tiempo, el mercado ha aceptado productos y cambios algo más amplios con respecto a las fechas de su consumo. Por supuesto, en abanico de especies, así como su juego varietal, además de la variabilidad de formatos, también ha crecido considerablemente.

Por último, Javier destaca la influencia de las modas y a los paisajistas como promotores importante de los mismos. Los centros de jardinería tienen una curva de consumo con cierta lógica que permite intuir programaciones de cultivo y aprovisionamiento de planta. Los paisajistas en cambio, ante una obra pueden proponer un determinado producto en grandes cantidades que desestabilicen el mercado en cierto modo. Como ejemplo, un punto de venta puede consumir una determinada cantidad de pensamientos o brásicas en una campaña, en cambio un paisajista, en unas avenidas o una determinada obra puede pedir en poco tiempo grandes cantidades de este mismo producto, además reducidas a unas determinadas variedades. El contacto con ellos es importante como previsión de estas demandas puntuales. Por otra parte y en la línea de tendencias de moda, aquellos productos expuestos de forma masiva en la calle, repercutirán notablemente en la demanda del consumidor final como efecto reflejo.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Brassica2017SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSeipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raíz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS