Proyecto del Grupo de trabajo «VINO» del COPA COGECA

Presente y futuro del vino español

Paco Seva04/11/2002

El vino español es objeto de análisis en Bruselas por los expertos del sector.

El mercado europeo del vino está atravesando graves dificultades por segunda campaña consecutiva. Efectivamente, los precios registrados son muy bajos y las transacciones comerciales muy escasas. En cuanto a las tendencias, se ha observado un aumento continuo de la producción durante estos últimos años, con, en paralelo, una reducción del consumo en todos los países productores europeos. Las exportaciones están bajando y las importaciones de vinos procedentes del Nuevo Mundo no dejan de aumentar.

Considerando que la OCM es globalmente positiva, sobre todo en lo relativo al programa de reestructuración de la viña, que dará sus frutos de aquí a unos años, el grupo de trabajo VINO propone que se abra una reflexión común con la Comisión y el Comité Vinos, cuya reflexión no debe limitarse al dispositivo comunitario en materia de política vitivinícola, basado en dos pilares, es decir, la búsqueda del equilibrio entre oferta y demanda y la adaptación de la vid a las evoluciones del mercado. Ahora bien, hoy en día, si bien sus principios fundamentales siguen estando de actualidad, ya no pueden constituir por sí solos la política vitivinícola.

El problema principal es por tanto nuestra incapacidad a la hora de valorizar nuestra producción en los mercados. No obstante, existen algunos ejemplos de éxito, tanto en términos de organización de la producción como de la cadena, en los que debemos basarnos.

Mejorar las herramientas actuales de la política vitivinícola

Es absolutamente necesario garantizar el control de la producción, tanto en términos de cantidades como de calidad. Para que así sea, conviene particularmente, en primer lugar, reafirmar las herramientas del mercado

Para atacar el problema del desfase entre el mercado y la producción, los únicos instrumentos de que se dispone actualmente son los mecanismos de mercado. Ahora bien, su aplicación durante la última campaña ha presentado diversas dificultades en función de los países.

En cuanto al primero de estos mecanismos, la destilación del artículo 29, el grupo de trabajo "VINO" del COPA y del COGECA desea afirmar la necesidad de que se asegure el aprovisionamiento de alcohol de boca, así como el apoyo al mercado. No obstante, son muchos los problemas que se plantean para acceder a dicha destilación, sobre todo para los productores que no están situados en regiones tradicionales de destilación. El acceso a los mecanismos de mercado, particularmente la destilación en virtud del artículo 29, depende de la existencia de estructuras de destilación y de la voluntad que puedan o no tener. Por tanto, deben modificarse los criterios de acceso, de manera que todos los países productores puedan recurrir a esta medida, evitando así que se recurra demasiado a la destilación de crisis.

A esto se añade la especialización del viñedo en el aprovisionamiento de la industria del alcohol, particularmente en aquellas regiones en las que el objetivo de la producción es la destilación. En lo relativo al mecanismo de destilación de crisis, observamos que en 2000/2001, se ha aplicado en 5 países. El grupo de trabajo "VINO" está inquieto, porque la OCM prevé la aplicación de medidas estructurales restrictivas, si durante tres años consecutivos un Estado miembro presenta una solicitud de destilación de crisis.

Asimismo hay que seguir adaptando el viñedo. El programa de reestructuración ha sido muy bien acogido por los viticultores de todos los países productores, que han utilizado ampliamente las posibilidades que les ofrecen los planes de reconversión de sus países. Pero habrá que esperar unos años más para que el programa alcance los objetivos fijados. Por tanto, el grupo de trabajo "VINO" confirma el marco positivo de la reconversión y desearía disponer de unos años más, más allá del 2006.

El programa de reconversión de la viña puede mejorarse aún más, particularmente a través de la puesta en práctica de un régimen de arranques temporales que permitiría darle una mayor flexibilidad a la gestión de la viña, gracias a la eliminación de las viñas que siguen estando inadaptadas al mercado, a la vez que se conserva el potencial de producción y el reposo de las tierras, en lugar de recurrir sistemáticamente a la desinfección química de los suelos.

En cuanto a los derechos de plantación, el grupo de trabajo se plantea aplicar una pausa en la atribución de los derechos nuevos de plantación, congelando temporalmente la reserva europea de 17.000 hectáreas.

Un eje de reflexión es el relativo a la fijación de límites de producción por hectárea para el vino de mesa. Por otra parte, se plantean muchos problemas en cuanto al destino que se da a las uvas descalificadas.

Por otra parte, el Grupo de trabajo "VINO" considera que es necesario contar con un apoyo para crear estructuras de acción que constituyan el marco para poder desarrollar las aciones siguientes: el desarrollo de la contratación entre los diferentes actores de la cadena, integrar mejor la OCM en las demás políticas europeas, particularmente, permitiendo que se ponga en relación la reconversión con medidas comunitarias existentes, como la adaptación de las herramientas de transformación, el desarrollo de las herramientas de prospectiva, el apoyo y la participación en la investigación y en la innovación y la incidencia en el consumo

Pueden considerarse varias formulas, pero la mejora de la cooperación vertical y la creación de organizaciones de productores deben quedar jurídicamente ancladas en la OCM.

La organizaciones de productores, tal como se contemplan en la OCM de frutas y hortalizas (artículo 11 del R (CEE) n° 2200/96), que permitirían la organización de las retiradas de producción, el desarrollo de programas de mejora de la calidad, de valorización comercial, para realizar la promoción y para organizar la concentración de la oferta, podrían ser un enfoque interesante para el sector vitivinícola. El esfuerzo deberá apuntar particularmente a la comercialización de los productos.

Integrar mejor la OCM en las demás políticas estructurales

Es necesario darle un carácter más operativo al marco de las políticas europeas que afectan al vino. Para ello, es indispensable crear nuevas relaciones de condicionalidad (positivas o negativas) entre las diferentes medidas e instrumentos y reforzar las relaciones existentes entre la organización común de los mercados y las políticas horizontales (programas de desarrollo rural). Estas relaciones deben tender al aumento de la sinergia entre los objetivos del plan de reconversión y la adaptación de la producción al mercado, a través de medidas tales como las ayudas a la inversión para la transformación, las ayudas a la inversión comercial, el refuerzo de la ingeniería financiera y la búsqueda de procedimientos relacionados con el abandono temporal. La mejora cualitativa de los vinos, una de las prioridades de la OCM vitivinícola, debe abarcar toda la cadena vitícola y las políticas europeas.

En este contexto, las medidas prioritarias son las siguientes, por una parte, el que debe acompañarse a los actores en la evolución actual de la cadena; lo cual significa acompañar en buenas condiciones, tanto la instalación como la salida de algunos viticultores, pero igualmente a través del desarrollo de la formación.

Por otro lado, en lo relativo a la transformación, el grupo de trabajo "VINO" insiste en la importancia de que se empiecen a modernizar algunas cavas; modernización necesaria para dar una continuidad a la estrategia de reconversión de los productores.

En este sentido, sería igualmente necesario prever medidas tendentes a la formación del personal de las cooperativas en mercadotecnia y comercialización de los vinos.

Por último, el sector vitivinícola no ha sabido adaptarse correctamente a la evolución de la demanda del consumidor. Es por tanto necesario apoyar activamente la investigación y la innovación a este respecto.

Desarrollar una estrategia realmente común en las negociaciones internacionales

Una salida esencial de la producción de los vinos europeos es la exportación. Como ya hemos indicado anteriormente, el 70% de los intercambios mundiales provienen de los países europeos. Italia es el primer exportador mundial (año 2000), con unos 17 millones de hectolitros, seguida por Francia (14,8 millones de hl) y España (8,5 millones de hl).

Debido al papel que desempeña la producción europea en los intercambios mundiales, el grupo "VINO" del COPA y del COGECA está siguiendo con la mayor atención las negociaciones internacionales de acuerdos bilaterales específicos del sector vitivinícola. A partir de la experiencia de las negociaciones que ya se han llevado a cabo con algunos países y en la perspectiva de las negociaciones futuras, el COPA y el COGECA plantea como prioridades la protección reforzada de las indicaciones geográficas, con compromiso al abandono de los semigenéricos por parte de nuestros asociados; la protección de las menciones tradicionales, que se corresponden con una realidad económica e histórica, y que a dicho título forman parte del patrimonio de los Estados miembros; la elaboración de listas positivas para integrarlas en los acuerdos y examen por un panel de expertos, y a priori, de las prácticas enológicas futuras. Y, por último, la necesidad de armonizar las normas sanitarias y fitosanitarias en el marco de los acuerdos bilaterales, y de no ser así, establecimiento de procedimientos de consulta y de definición de una cláusula de paz, para evitar cualquier interrupción de los intercambios en caso de contenciosos.

Por otra parte, es necesario contar con un "Servicio Internacional del Vino" (una Oficina Internacional de la Viña y del Vino) que desempeñe un verdadero papel de arbitraje en la definición del producto y sobre las prácticas enológicas.

Los Estados miembros, y también los profesionales, que a veces han actuado en orden disperso por el pasado, deben llevar a cabo una reflexión común sobre estos diferentes puntos, y reforzar la sinergia de sus acciones.

La creación de un grupo de expertos en prácticas enológicas es a este respecto, una iniciativa interesante que podría contemplarse teniendo en cuenta otros aspectos.

Desarrollar nuevos ejes

Para valorizar de la mejor manera la oferta en los mercados, el grupo de trabajo pide que se mantengan y refuercen los créditos liberados para la promoción de los productos agrícolas, y se opone a las orientaciones de la Comisión que tienden a poner en tela de juicio la política de promoción interna de los productos agrícolas (en el marco de la revisión intermedia de la PAC).

Las acciones de promoción colectiva siguen siendo demasiado dispersas; prácticamente son inexistentes a escala europea, a no ser las acciones de comunicación sobre los aspectos como "vino, salud, nutrición", encaminadas a apoyar un consumo moderado y responsable de nuestros productos. La UE debería ayudar al sector en su totalidad a dotarse de los medios adicionales necesarios para llevar a cabo acciones en común sobre el vino, y en particular para intentar adaptarse mejor a las evoluciones rápidas del mercado, es esencial disponer de más información, particularmente en lo relativo a los intercambios con los consumidores. Un instrumento útil para ello puede ser la creación de un observatorio europeo del mercado, que analice la producción, pero también la evolución de los sistemas de distribución, de los mercados y las tendencias del consumo de los diferentes productos.

Otro instrumento útil es el de las acciones de promoción y de información que tengan por objeto devolverle al vino el puesto que le corresponde en la sociedad, a través de la educación del consumidor, así como el lugar que ocupa en el régimen alimentario mediterráneo y en la cultura europea, estableciendo claramente la diferencia entre el vino y las demás bebidas alcohólicas, así como conseguir que el consumidor europeo sea consciente de que la producción tradicional no impone un freno al desarrollo económico, sino que es una válvula de protección, que garantiza su seguridad.

Para que las medidas estructurales tendentes a mejorar la calidad de la viña sean eficaces, éstas deben ir acompañadas de otras medidas, como se mencionaba anteriormente. Para ello, debe actuarse a favor de la competitividad de la comercialización del sector, apoyando a las empresas en sus reflexiones sobre la estructuración, en función de los mercados, y confortar las capacidades de inversión de las empresas.

Para mayor información, visitar la web: http://www.vino.com

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasSeipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízBrassica2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito Badajoz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS