Primula Acaulis

El anuncio de la primavera, en tonos pastel

Marta Fernández-Rebollos18/04/2002

18 de abril de 2002

Uno de los grandes atractivos de las prímulas es su riqueza de colores: blanco, amarillo, rojo, violeta, rosa, naranja.... También se comercializan plantas con una flor especial en el centro del ramo.
Hace algunos años, se añadieron los primeros colores pastel al surtido; la introducción más reciente en esta parte del espectro de colores es la Primula Acaulis, de color lima.


Uno de los grandes atractivos de las prímulas es su riqueza de colores: blanco, amarillo, rojo, violeta, rosa, naranja.... También se comercializan plantas con una flor especial en el centro del ramo.
Hace algunos años, se añadieron los primeros colores pastel al surtido; la introducción más reciente en esta parte del espectro de colores es la Primula Acaulis, de color lima.
Los mejoradores de la prímula centran fundamentalmente su trabajo en el período de floración (temprano, mediano o tardío) de la planta y en el largo de la hoja. Las hojas cortas tiene preferencia, ya que con  éstas se previenen muchos daños.
Colores vivos, flores bonitas y planas y una buena conservación, son otras exigencias.
Además, todos los colores de una serie deben entrar en el mismo momento en flor, para que se puedan vender todas juntas.
Otro punto fuerte de la prímula es su escala de aplicaciones: puede utilizarse como planta de interior y de jardín, tanto en una jardinera como en una cesta colgante. También es una planta popular como plantación mortuoria.
Las primeras prímulas se comercializan ya desde octubre, pero la verdadera temporada de prímulas empieza en enero.
Para más información: www.bbh.nl