Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Argentina

Protección de frutales y viñedos contra granizo

NAMESNY VALLESPIR, ALICIA21/07/2000

21 de julio de 2000

En Argentina el uso de malla antigranizo está centralizado en plantaciones de alto valor comercial y fundamentalmente desarrollado para protección en uva de mesa.
Un importante desarrollo y desde la década del 60 se comenzó a utilizar las mallas plásticas en la Provincia de Mendoza, debido a la frecuencia de caída de granizo sobre importantes superficies de viñedos.
En la zona sur de Mendoza sobre un promedio de 10 años más de 11.700 ha. Por año tienen un daño mayor al 50% de la producción.
Un radar ubicado a 25 km de San Rafael con un radio de observación de 100 km detectó en la temporada 99/2000, 930 celdas graniceras distribuidas en 61 días.
Los estudios realizados indican que los tamaños de granizos corresponden a los diámetros de 8 y 11 mm, los cuales serían interceptados por mallas con una cuadrícula de 10 x 10 mm, como las que comúnmente se utilizan en esa zona.

Estos resultados, extraidos del documento 'Defensa de adversidades climáticas en cultivos intensivos en la patagonia', disponible en la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), cafi@arnet.com.ar, muestra que la influencia de las mallas sobre la exclusión de la luz varía entre >40% y 7% según el tipo de tejido y color de los filamentos.
Resultados del primer año de ensayos realizados sobre vid ( variedad semillón) y con tela negra determinaron que no existieron diferencias significativas en:
Número de capas de hojas
Porcentaje de hojas internas
Porcentaje de racimos internos
Porcentaje de claros
Peso de la producción de uvas
Peso de la producción de madera de poda.

La radiación en la superficie de la canopia fue un 25% inferior con respecto a la parcela sin malla.
El tratamiento con malla tuvo 1,04 grados refractométricos menos que el testigo al momento de cosecha.
Estas diferencias se superaron atrasando una semana la cosecha.
En frutales se trabajó con durazno, ciruela y peras determinando los siguientes valores:

Temperatura del aire aumentó el 14,82%
Temperatura del suelo disminuyó un 12%
Radiación infrarroja aumentó un 3,8%
Ultravioleta disminuyó un 5,6%
Velocidad del viento disminuyó entre 30 y 45%.

TOP PRODUCTS

GyM

Carro fumigador autopropulsado

GyM

ENLACES DESTACADOS

Seiland, consigue raíces sanas y un sistema defensivo fuerte - Seipasa, residuos cero

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a Ana Feliu y Santiago Sáez, de Plymag

"La agricultura ecológica es un movimiento que trata de evitar los productos químicos de síntesis en la producción agrícola, con el fin de evitar la contaminación que afecta a la futura disponibilidad de recursos, su sobreexplotación y la ruptura del equilibrio ecológico"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS