Posicionamos su web SEO / SEM
Ornamentales

El valor de una buena confección

NAMESNY VALLESPIR, ALICIA25/11/1998

25 de noviembre de 1998

Los objetivos de la confección sobrepasan ampliamente la función clásica del envasado de proteger el contenido. En efecto, la confección debe servir para proteger y conservar, pero también para una larga lista de otras metas: facilitar el transporte del producto; exaltar y mejorar las características estéticas; llamar la atención del potencial cliente; permitir la presencia de una marca; presentar información sobre las características del producto, sobre la variedad de que se trata, sobre cómo manipularlo...; contener sustancias que mejoren la conservación del producto (caso de los sobres conteniendo preservantes para flor cortada); ser el soporte para la fecha de caducidad, para asegurar que las flores expuestas sean siempre frescas...

En resumen, un producto bien confeccionado, tiene personalidad.