Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La calidad es la principal arma del sector hortofrutícola murciano para triunfar en los mercados internacionales

Francisco Seva, periodista y director de Com Imaginación Servicios Profesionales10/10/2011
foto

10 de octubre de 2011

El sector hortofrutícola murciano puede presumir hoy en día de que la calidad es su mejor tarjeta de presentación en los mercados internacionales, pero también en los nacionales. De esta manera, ha ido escalando puestos hasta situarse a la cabeza del panorama agrícola nacional gracias a su capacidad y a su empeño constante por conseguir diferenciar sus productos de sus potenciales competidores. Actualmente, la batalla por captar la atención de las grandes cadenas de distribución y los consumidores en todo el mundo es feroz debido a la sobreabundancia de alternativas que existen. Ante esta situación el sector hortofrutícola murciano ha adoptado como señas de identidad la calidad y la excelencia de las frutas, hortalizas y cítricos que produce en sus campos.

Sin embargo, en este aspecto las cifras no engañan, pues Murcia es la segunda comunidad de España exportadora de productos agrícolas con un volumen de comercialización de más de mil millones de euros anuales. No hay que olvidar que la calidad tiene un alto valor estratégico, ya que es un instrumento imprescindible para desempeñarse con éxito en contextos altamente competitivos y cambiantes como son los entornos comerciales actuales.

En definitiva, la inquietud de los productores de frutas y verduras de la Región de Murcia por hacer valer la calidad y la seguridad alimentaria, es la mejor manera de aumentar su proyección internacional y extender sus redes de venta, gracias a las garantías que el consumo de estos productos lleva aparejadas y a que satisfacen a los consumidores europeos más exigentes.

Desde hace mucho tiempo, diversos profesionales del sector han reclamado por activa y pasiva que se acometan reformas estructurales como la ordenación y concentración de la oferta, dos cuestiones que siguen siendo importantísimas en el sector hortofrutícola levantino. Pero, además, es de máxima prioridad hacer frente a otros retos como son incrementar las acciones en marketing, promoción y comunicación.

Promoción e imagen

La enorme globalización mundial que existe en el comercio moderno de frutas y hortalizas obliga a los ‘actores’ que se mueven en el mismo a promocionar y dar a conocer al consumidor final las magníficas cualidades que tienen nuestras frutas y hortalizas. Esto es un hecho que debe fomentarse aún más, ya que mantener una imagen es prioritario en épocas de crisis como la que se está viviendo actualmente.

A todo lo anteriormente comentado, es también muy importante profesionalizar más las redes de distribución y seguir apostando por la calidad y seguridad alimentaria, que son dos parámetros indispensables para seguir liderando la comercialización en los mercados internacionales.

Es necesario hacer grandes esfuerzos para que el sector hortofrutícola reoriente su estructura, tanto productiva como comercial, con la finalidad de que el sector pueda posicionarse con mayores ventajas comerciales en los circuitos internacionales de comercialización, siendo un proveedor todo el año de las grandes cadenas de distribución, que son los grandes interlocutores en la venta y distribución de productos frescos actualmente.

Las políticas estructurales en agricultura están cambiando y transformando a este sector, por eso es ahora más importante que nunca, que el sector sea consciente de que hay que fomentar una auténtica vertebración sectorial que mejore enormemente la imagen de prestigio que tienen nuestras frutas y hortalizas en el ámbito mundial.