Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
El principal objetivo de este trabajo lo constituye la elaboración de un modelo analítico de cálculo en cuanto a los elementos estructurales de los invernaderos

Fundación Tecnova aborda la innovación y la siniestralidad laboral en la construcción de invernaderos

Tatiana Díaz15/04/2011

15 de abril de 2011

La Fundación Tecnova fue la encargada de organizar las ‘Jornadas Tecnológicas de Invernaderos’ con diferentes temáticas de gran interés y actualidad relacionadas con la agricultura intensiva bajo plástico en el marco de la Expoagro. Dentro de este ciclo hubo diferentes ponencias bajo el titulo ‘El diseño de ingeniería aplicado al cálculo de estructura de invernaderos’, en la que partiparon tanto Guadalupe López, responsable del área Agroindustrial de CT Tecnova, como Ángel Carreño y Javier Vázquez, ambos en representación de la Universidad de Almería.
La Fundación Tecnova, junto con un grupo de investigación de la universidad almeriense, trabajan en un proyecto denominado ‘Cálculo estructural y diseño de invernaderos’, financiado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía. El principal objetivo de este trabajo lo constituye la elaboración de un modelo analítico de cálculo en cuanto a los elementos estructurales de los invernaderos, conocidos como tipo ‘Almería’ o ‘Parral’, es decir, aquellos construidos con palos y alambres que suponen una versión modificada de las estructuras o tendidos empleados en los parrales para la obtención de uva de mesa. Una de las fases más relevantes del proyecto consistía en conocer cómo evolucionaban las tensiones de los plásticos a lo largo de un día. Comprobaron que a las horas centrales esas tensiones disminuían por la dilatación del invernadero y que existían datos como el grado de humedad o la apertura de ventanas que influían notablemente en dichas tensiones. Datos muy a tener en cuenta a la hora de comenzar una construcción de este tipo. Por ello calcularon modelos que permiten diseñar invernaderos, conociendo las tensiones y cómo influyen éstas en la vida útil del invernadero.
foto
Maqueta de invernadero realizado por la Fundación Tecnova, expuesto en la ExpoAgro.
En este proyecto colaboran un total de trece entidades de diferente índole. En líneas generales se señaló que los invernaderos de ruedo viga y de tubo son los más rentables, así como que el acero debe ser el material de construcción. Establecieron la altura mínima de banda en tres metros y de rastra entorno a los 4,20 metros. En otro orden de cosas, Guadalupe López destacó que en otra fase del proyecto están desarrollando construcciones a modo de invernaderos para la cría de la tilapia, un pez tropical que cotiza al alza, y con una alta demanda en Latinoamérica. La tilapia puede criarse en invernaderos, siempre que las piscinas de agua mantengan la temperatura de la misma entre los 26 y los 27°C.

Siniestralidad en la construcción de invernaderos

Finalmente, Ángel Carreño ofreció una charla sobre la seguridad en los invernaderos, resaltando algunos puntos destacables como la elevada mortalidad de operarios en la construcción o restauración de los mismos. Generalmente, la construcción de invernaderos se realiza en unas condiciones precarias, trabajando los operarios en altura sin redes, como si de funambulistas se tratara. Carreño señalaba que aún cuando se cuenta con plataformas elevadoras en la mayoría de los casos el entramado de acero obliga a los operarios a salirse de la zona segura para poder realizar su trabajo más fácilmente. En cuanto al blanqueo de los plásticos, así como la cubierta y extendido del plástico tensado existen grandes riesgos para los trabajadores. En la construcción de invernaderos, el 22% de los accidentes laborales se deben a cortes o golpes, un 19% a caídas y resbalones y un 18% a sobreesfuerzos. Carreño considera que no hay conciencia sobre las responsabilidades que conlleva construir un invernadero y que no se respetan las normas de seguridad, siendo las existentes poco viables.
foto
Ángel Carreño, profesor de la Universidad de Almería, durante la ponencia en siniestralidad laboral en la construcción de invernaderos.
En primer lugar, considera que es primordial conseguir una mayor concienciación entre lo agricultores, porque ellos son los promotores de la obra y responsables de la misma y de lo que allí sucede. Ellos deben pedirle a sus operarios que utilicen las medidas de seguridad pertinentes. Además, el constructor de estas infraestructuras debe ser consciente de los peligros que corren mientras desarrollan su trabajo y, por último, el técnico director debe cerciorarse de que todos los operarios utilicen las medidas de seguridad en materia de prevención de riesgos laborales. Es importante para cualquier ámbito laboral, sin embargo en la construcción y mejora de invernaderos el índice de mortalidad en el trabajo es bastante inquietante.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fruit LogisticaSeipasa, S.A.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS