Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La ciudad catalana acoge el Congreso Internacional de Patologías Poscosecha

Expertos internacionales en poscosecha se dan cita en Lleida

Redacción Interempresas17/03/2011

17 de marzo de 2011

Del 11 al 14 de abril, la ciudad de Lleida será el centro de todas las miradas de la comunidad científica en el ámbito de la patología de la poscosecha, pues en esas fechas el Auditorio 'Centre de Cultures' del Campus de Cap-Pont de la Universidad de Lleida acogerá un congreso internacional relativo a esa disciplina.
Expertos de todo el mundo se reunirán en la ciudad catalana durante el Congreso Internacional de Patologías Poscosecha para abordar las últimas novedades en temas tan importantes y actuales como el problema de la alimentación o la lucha contra el cambio climático desde el punto de vista de la protección vegetal sostenible, de la genómica, de la biotecnología y de la utilización de sistemas alternativos a los productos químicos de síntesis para el control de las podredumbres de los productos hortofrutícolas.
Organizado por el prestigioso grupo de investigación de Patología de la Poscosecha en el que trabajan conjuntamente investigadores del Irta y de la Universidad de Lleida, y con el patrocinio de la Sociedad Internacional de Patología Vegetal, el certamen contará con contribuciones de científicos reconocidos a nivel internacional, además de tres sesiones plenarias. El profesor Richard Strange de la Univestity College de Londres hablará de las causas, medidas y control de las pérdidas en pre- y poscosecha y de la degradación de los cultivos, mientras que el Dr. Juan Navas-Cortés del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) lo hará de sus estudios sobre el potencial impacto que el cambio climático puede tener en la gestión de las enfermedades de las plantas.
foto
Uno de los objetivos de este encuentro es el de estimular el debate científico en torno a temas frontera como la transferencia del conocimiento a la industria y la mejora del diálogo entre el sector empresarial y científico
Otro de los objetivos de este encuentro es el de estimular el debate científico en torno a temas frontera como la transferencia del conocimiento a la industria y la mejora del diálogo entre el sector empresarial y científico. Por esa razón, durante el último día de congreso, la ponencia plenaria del Dr. M. G. Shepherd, director general de Biocell Corporation Limited (Nueva Zelanda), se centrará en algunos ejemplos de comercialización de los resultados obtenidos en el campo de la investigación biológica. Su contribución representará el punto de partida para discutir las relaciones entre investigación e industria en ese ámbito, a fin de crear futuras colaboraciones entre científicos y empresas.

Finalmente, una mesa redonda dará la posibilidad a los participantes de analizar los objetivos y las necesidades de ambas partes, estableciendo también si los canales actuales para la comunicación y la transferencia de los resultados son los más apropiados.

Entrevista al Richard Strange, profesor honorario de Biología en la Universidad College de Londres

“Casi el 40% de las cosechas mundiales se pierden por las enfermedades”

- Prof. Strange, su ponencia prevista para el Congreso de Lleida lleva por título 'Pérdidas y degradación en pre- y poscosecha de los cultivos: causas, medidas y control'. ¿Podría avanzarnos brevemente los temas más destacados de su intervención?

Mi contribución al Congreso Internacional en Patología de Poscosecha abordará fundamentalmente el problema mundial del suministro de alimentos. Según algunas estimaciones, a finales de este año 2011 nuestro planeta contará con una población de más de 7 mil millones de personas. A día de hoy, unos mil millones de individuos se encuentran en situación de desnutrición y casi el doble no tiene acceso a los suficientes nutrientes y vitaminas para satisfacer sus necesidades nutritivas diarias. Las pérdidas causadas por las enfermedades de las plantas que se manifiestan durante los tratamientos de pre- y poscosecha contribuyen inevitablemente a estas deficiencias, sobre todo en los países en desarrollo. Creo, por lo tanto, que las administraciones deberían fomentar la formación de los agricultores en las escuelas agrarias a fin de mejorar el control de dichas enfermedades.

- ¿En qué medidas la patología vegetal es importante para la seguridad alimentaria?

Los patógenos son responsables de las enfermedades más dañinas para los vegetales de manera que, cuando atacan a los cultivos, representan también una amenaza para los alimentos que llegan a nuestras mesas. Uno de los factores más insidiosos para la seguridad del consumidor es el de las micotoxinas, producidas por determinados organismos del reino de los hongos. Algunos de estos compuestos químicos no tan solo son venenosos sino también cancerígenos. Es imprescindible, por tanto, que encontremos la manera para limitar la contaminación de los alimentos por estos hongos, a fin de garantizar nuestra seguridad alimentaria. Esto conlleva necesariamente a efectuar un control constante de las plantaciones.

- ¿Cuáles han sido los avances más significativos, en los últimos años, en el control de las enfermedades de pre- y poscosecha?

Seguramente cabe destacar la oportunidad de poder transformar el material genético de las plantas, confiriéndoles mayor resistencia a los efectos de las plagas. De cara al futuro, esperamos poder controlar un gran número de enfermedades graves gracias a la selección sensata de material genético adecuado y a su incorporación en los cultivos más vulnerables.

- ¿Cuál es el impacto de la patología vegetal en las economías de los países en desarrollo?

En la década de los ochenta, una plaga del garbanzo, un componente fundamental de la dieta de la población de Paquistán donde también se le conoce como “la carne de los pobres”, causó pérdidas en la mitad de las cosechas y todavía continúa haciendo estragos en aquellas regiones. En estos momentos, algunas variedades de trigo cultivadas en el subcontinente indio están amenazadas por el parásito 'Puccinia graminis f. sp. tritici', descubierto en Uganda y también conocido como Ug99. En la mayoría de los casos, la información acerca de la magnitud de las pérdidas provocadas por las enfermedades en los vegetales es, de todos modos, escasa. Sin embargo, se estima que entre el 30 y el 40% de las cosechas se pierde cada año a lo largo de toda la cadena productiva. El desarrollo de las enfermedades en los vegetales sigue teniendo, por tanto, un gran impacto en estas sociedades. No cabe duda, pues, que la investigación, a pesar de los recortes repetidos de las últimas tres o cuatro décadas, podría contribuir de manera importante a limitar estas pérdidas y ayudar a resolver la crisis mundial de alimentos.

foto
Richard Strange, profesor honorario de Biología en la Universidad College de Londres.