Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Señalan los principales asuntos que debe afrontar en la nueva legislatura

Reacciones de las organizaciones agrarias a la continuidad de Planas

Redacción Interempresas10/01/2020
A renglón seguido de confirmarse oficialmente la continuidad de Luis Planas como ministro de Agricultura, las organizaciones agrarias mostraron sus reacciones.
Cada una con un enfoque diferenciado, las principales organizaciones de agricultores y ganaderos de España difundieron sus respectivas notas de prensa para valorar el nombramiento de Luis Planas como ministro de Agricultura.
foto
Luis Planas, junto al Rey Felipe tras su toma de posesión.

Asaja pide "diligencia"

Asaja valora la continuidad del ministro al frente de la cartera de Agricultura en un momento clave para el futuro del sector por la gran cantidad de decisiones que se tendrán que tomar en los próximos meses y que van a ser determinantes para los agricultores y ganaderos españoles. “Planas es un buen conocedor del sector agropecuario español y también de los entresijos de la política comunitaria pero deberá emplearse a fondo porque el momento es muy delicado para el campo español”, señala el presidente de la organización, Pedro Barato.

En el terreno comunitario, las negociaciones sobre la nueva PAC; la amenaza de recortes en el Marco Financiero Plurianual; los aranceles impuestos por EE UU a las producciones europeas; el Brexit; la nueva estrategia 'Del campo a la mesa' del Pacto Verde Europeo o la política de tratados comerciales de la UE que, como en el caso de Mercosur, lesiona los intereses de los productores agrarios europeos y por ende españoles, van a ser asuntos de mucho calado en los que el ministro Planas deberá emplearse a fondo para lograr resultados satisfactorios para los intereses de los agricultores y ganaderos españoles.

En política nacional, debe abordar los bajos precios percibidos por los productores en sectores como el aceite de oliva, las frutas o la leche son una muestra de lo que ocurre en el sector. En Asaja se muestran preocupados por los desequilibrios que aún persisten entre los distintos eslabones de la cadena en la conformación de los precios. La realidad es que el productor sigue siendo el eslabón más débil y soportan bajos precios en origen y unos altos costes de los factores de producción.

De igual forma, prosiguen fuentes de la organización, es prioritario que este Gobierno afronte el reto de vertebrar España mediante obras hidráulicas porque donde hay agua hay futuro, riqueza y la población está arraigada. En materia de vertebración del medio rural es necesario mejorar las dotaciones de infraestructuras y servicios, digitalizar el medio rural y poner en marcha políticas de incentivos para lograr el asentamiento poblacional. Y en todos estos asuntos, como en otros (bienestar animal, innovación, comercio, cambio climatico…) que serán competencia compartida o exclusiva de otros ministerios el ministro Planas deberá hacer valer los intereses del sector productor.

También consideran necesario dignificar la figura del empresario agrario. Ante los reiterados ataques de movimientos radicales ecologistas, veganos y antiespecistas contra el modelo de producción europeo es necesario reivindicar la figura del agricultor y el ganadero que proporcionan alimentos sanos y de calidad a toda la sociedad y son la única garantía de supervivencia de un mundo rural que contribuye de forma decisiva a la sostenibilidad y actúa como mitigación del cambio climático, afirman desde Asaja.

COAG reclama un Estatuto de la Agricultura Social y Profesional

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) considera que la continuidad de Luis Planas al frente del Ministerio de Agricultura, y su conocimiento de las problemáticas que afectan en estos momentos al campo español, debería servir para acelerar y afrontar con garantías las mejoras que necesita el modelo social y profesional de agricultura en nuestro país.

Indican que se debe dar respuesta a las múltiples amenazas que se ciernen sobre el sector a corto y medio plazo, caso del Brexit, el pleno desarrollo de acuerdos de libre comercio de la UE con terceros países (Mercosur, próximos Australia y Nueva Zelanda), mantenimiento del presupuesto de la nueva PAC, las importaciones masivas sin control de estándares de calidad, seguridad alimentaria, sostenibilidad ambiental y condiciones laborales y sociales, (caso de las frutas y hortalizas procedentes de Marruecos), la salvaje política arancelaria de la administración Trump, el desmantelamiento de los sistemas de regulación de mercados y del principio básico de preferencia comunitaria en el seno de la UE. Además, para reactivar los bajos precios del aceite de oliva en el campo es vital ejercer una mayor presión en Bruselas para que la UE aumente el presupuesto para el almacenamiento privado, un auténtico fiasco en las últimas licitaciones por falta de voluntad política y presupuestaria de las autoridades comunitarias.

A todo ello, se suma la creciente "ola de criminalización" de la actividad agrícola y ganadera por parte de los movimientos más radicalizados del animalismo y de los grupos ecologistas. El desplome de la renta agraria en 2019 (-8,6%) ilustra la crisis generalizada que los sectores agrícolas y ganaderos de nuestro país. La caída de los precios y la espiral alcista de los costes ha situado a miles de pequeñas y medianas explotaciones por debajo del umbral de rentabilidad. Para revertir este proceso, COAG pedirá a Planas la renovación de la actual Ley 19/95 de Modernización de Explotaciones a través del Estatuto de la Agricultura Social y Profesional, una iniciativa legislativa que debe priorizar el desarrollo de un modelo social agrario, mediante la puesta en marcha de un paquete de medidas que impulsen un relevo generacional sostenible en el sector, facilitando la incorporación de jóvenes y mujeres (acceso a la tierra, ventajas fiscales, amplicación ayudas primera instalación, formación, etc..).

Esta organización considera necesaria la creación del Observatorio de costes y mercados de insumos para aumentar la vigilancia de los oligopolios que controlan los insumos del sector: energía, fertilizantes, piensos, semillas, etc. y evitar así la especulación y los costes injustificadamente elevados para los agricultores y ganaderos. Señala el seguro agrario como herramienta fundamental del mantenimiento de rentas ante el entorno económico actual, aboga por asignar más recursos a un proceso de transformación digital inclusivo y democrático y, finalmente, califica de necesario un Pacto Nacional del Agua y una firme y decidida defensa del regadío.

UPA califica de "buena noticia" la continuidad del ministro

La noticia de la confirmación del ministro fue recogida con optimismo por parte de la Unión de Pequeños Agricultores y ganaderos (UPA), que expresó su satisfacción por que finalmente exista un Ministerio de Agricultura en el nuevo Gobierno de coalición.

La organización desea suerte a Planas tras su nombramiento, y le recuerdan la urgencia de los retos que debe afrontar, como la actualización de la Ley de la cadena agroalimentaria, la reforma de la Política Agraria Común europea, la estrategia frente a la imposición de barreras comerciales a los productos españoles o el “muy necesario” impulso que necesita el sistema de seguros agrarios ante el reto del cambio climático.

UPA ha mostrado su disposición a seguir colaborando con el Ministerio dirigido por Planas, en coordinación con los otros estamentos e instituciones que se van conociendo del nuevo Ejecutivo. “Para nosotros el Ministerio de Agricultura es la referencia institucional. Algo irrenunciable. Un Ministerio que debe estar a la vanguardia de nuestra defensa como protagonistas del futuro”, explicó. Lorenzo Ramos, secretario general de esta organización.

foto
Luis Planas —en el centro— junto a dos de los miembros más relevantes de su anterior equipo, María Dolores Ocaña y Fernando Miranda.

Unión de Uniones exige democracia en el campo y el fin del "corralito que tienen algunas OPAs"

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos pide a Planas que tenga en esta legislatura “la valentía suficiente para poner en marcha los mecanismos necesarios para llevar la democracia al campo”. Precisamente la trascendencia que tienen las cuestiones a abordar en la legislatura para los agricultores y ganaderos (reforma de la PAC, seguros agrarios, cadena alimentaria, más exigencias ambientales, conflictos y tratados comerciales, sanidad animal) obligan a dar voz a agricultores y ganaderos para elegir quien los negocia en su nombre.

Según su criterio, "se debe negociar la Reforma de la PAC, la revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria o los seguros agrarios, con aquellos que elijan los agricultores y ganaderos y no con las organizaciones favorecidas por el dedo del ministro”. Reclama el cumplimiento de la Ley de Representatividad Agraria, en vigor desde el 2014, y que se convoquen elecciones en el campo. Además, ha elevado el asunto al Defensor del Pueblo, que emitió un recordatorio de obligaciones al Gobierno sobre la necesidad de desarrollar la Ley y poner en marcha la consulta, y ha presentado a Congreso y Senado diversas iniciativas para activar la convocatoria de elecciones.

Unión de Uniones ha sido crítica con el ministro Planas, como antes lo fuera también con la anterior titular, García Tejerina, por relegar este asunto manteniendo una representación institucional que no se corresponde con la realidad en el campo. "No se ha querido remover el corralito que tienen algunas OPAs, con excusas de mal pagador”, opinan desde la organización, "y ya es hora de saldar esta deuda que se tiene con el campo".

Fepex dice que contribuirá a superar los retos del sector

La continuidad de Planas contribuirá a superar los grandes retos a los que se enfrenta el sector de frutas y hortalizas para seguir contribuyendo a la sostenibilidad social y económica del medio rural. Así lo señala la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), que valora muy positivamente el "profundo conocimiento" que tiene el ministro de la realidad productiva y social del sector, así como del funcionamiento de las instituciones comunitarias, lo que permitirá impulsar la adopción de las medidas que requiere la situación.

Fepex considera que la globalización del mercado nacional y comunitario exige la adopción urgente de medidas de mejora de la competitividad, que contribuyan a transitar simultáneamente hacia un modelo de explotación, que cumpla los objetivos medioambientales y de acción por el clima del nuevo Gobierno y de la Política Agraria Comunitaria.

En 2020, el sector deberá afrontar también los retos derivados del Brexit y de las graves crisis existentes en los mercados de algunos productos, así como la aplicación de la nueva PAC en el sector de frutas y hortalizas, que representa más de la mitad de Producción Vegetal Agraria.

Fenacore aboga por la puesta en marcha de un Plan Nacional de Infraestructuras Hídricas

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) aboga por la puesta en marcha de un Plan Nacional de Infraestructuras Hídricas para hacer frente al cambio climático. Asimismo, advierte sobre la amenaza que supondría la subida del precio del agua como medida para garantizar un uso eficiente, en contra de lo que recoge el “Libro Verde de la Gobernanza del Agua en España”, elaborado por el Ministerio de Transición Ecológica, en cuyo desarrollo, paradójicamente, los regantes apenas tuvieron ocasión de participar.

Los regantes piensan que el nuevamente nombrado ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, es la persona idónea para negociar la futura Política Agrícola Común (PAC), dada su experiencia y su amplio conocimiento del funcionamiento de las instituciones europeas, así como para mitigar el impacto del Brexit en el sector agroalimentario y hacer frente a los aranceles impuestos por Estados Unidos.

Esperan que el Ministerio de Transición Ecológica avance en el desarrollo de la normativa de balsas, de manera que se establezcan distintos criterios técnicos de seguridad con respecto a las presas. En materia energética, queda pendiente sacar adelante los dos contratos eléctricos al año para reducir los costes y así compensar el fuerte esfuerzo en modernización llevado a cabo en los últimos años. De hecho, todavía quedan pendientes de transformar un millón de hectáreas. Por último, defienden el uso de aguas regeneradas y desaladas como complemento para alimentar a 2.000 millones de personas más en 2050.

Empresas o entidades relacionadas

Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas
Upa, Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (Servicios Centrales)