Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

España produce unas 200.000 toneladas anuales

Alcachofa, métodos de multiplicación y variedades de semilla

Carlos Baixauli Soria. Centro de Experiencias Cajamar

05/03/2019
Las alcachofas son oriundas de la región mediterránea, de la que se poseen ciertos indicios de cultivo por parte de los íberos, y de las que se sabe que fueron objeto de selecciones por parte de los musulmanes españoles así como de los italianos, en la Edad Media, de donde proceden la mayor parte de las variedades actualmente cultivadas (Maroto, 2002). La multiplicación suele hacerse por vía vegetativa, utilizando esquejes o hijuelos. La mayor parte de la alcachofa cultivada en España es de reproducción vegetativa (por esquejes) siendo el cultivar (cv) de mayor importancia Blanca de Tudela de la que se estima un 99% de la superficie (Macua, 2003, Maroto, 2002). En el sur de Alicante y Murcia se produce también para exportación a Francia el cv de inflorescencias rojizas Violeta de Provence. La inducción floral de la alcachofa se produce, en clima mediterráneo, cuando los días son cortos. Mientras algunos cvs no forman los capítulos hasta después de iniciado el invierno los cvs tempranos se comportan como indiferentes al fotoperíodo y pueden tener una inducción floral precoz, en otoño e incluso en pleno verano (Miguel, et al 2001).

La alcachofa es una hortaliza muy apreciada porque tiene un alto contenido en vitamina C y B1, tiene propiedades preventivas contra la diabetes, es hipoglucémica debido a que es rica en un hidrato de carbono 'inulina'. Contribuye a regular las funciones hepáticas y renales. La cinarina está considerada como principal componente activo presente en altas concentraciones en las hojas, con efectos antifúngicos y antimicrobianos (Bianco, 2007).

El principal productor y consumidor a nivel mundial es Italia. Francia y España, que tradicionalmente venían siendo junto con Italia los principales productores, están dejando paso a países como Egipto, que ya es el tercero en importancia. España en 2017 mantiene el segundo lugar, aunque viene padeciendo una reducción de su producción del 34% en los últimos años, con una producción de 225.000 t, cuando llegó a producir en 1990, 428.000 t. Perú se encuentra en un proceso de expansión importante, principalmente en la producción de alcachofa destinada a la industria (Maroto y Baixauli, 2017).

foto

Multiplicación

La alcachofa es una planta perenne que se cultiva generalmente durante 2 y en algún caso hasta un tercer año, dependiendo de su estado sanitario, aunque en la zona de Castellón y cada vez más en Alicante y Murcia se renuevan las plantaciones todos los años, previa desinfección de suelo.

En España predomina la multiplicación clonal vegetativa, a partir de esquejes, que se suelen adquirir de zonas con inviernos más fríos, como Tudela (Navarra), que generalmente garantizan las condiciones de vernalización y aseguran una buena floración. Se compone de trozos basales, que ya han producido alcachofas, se han desecado en el período de reposo vegetativo (junio y julio) y cortado a unos 5 a 10 cm del suelo, tienen yemas axilares visibles en su base. Dichas estacas generalmente son sometidas a una selección clonal y sanitaria: realizando un marcaje de las plantas en primavera, por personal especializado, identificando aquellas fuera de tipo (marceras, callosinas, madrileñas..) para desecharlas en el momento del arranque de las estacas (julio-agosto), debiendo elegirse parcelas exentas de problemas sanitarios, incluida la posible presencia de barrenadores. De cada pie madre pueden obtenerse de 4 a 6 esquejes, que se plantan posteriormente en julio y agosto, conocido como ‘todo calzo’. Se pueden extraer brotes de planta que se mantendrán en campo una campaña más 'medio calzo'. Otros métodos de multiplicación es por 'hijuelos': procedente de material que se extrae en febrero-marzo de plantas madre, después del rebrote que sigue a la producción del primer colmo, con hojas y raíces que se planta en vivero, sin embargo como resultaba un procedimiento costoso se ha ido abandonando (Maroto, 2002). 'Óvolos': formado por brotes subterráneos que no han llegado a emerger, hasta de 10 cm de longitud y 0,2 a 2 cm de grosor, que suelen tener raicillas en su base y una yema terminal viva. En Italia se utiliza mucho, aunque en España debido a que el cv Blanca de Tudela apenas forma óvolos es prácticamente desconocido (Miguel, 2001). La 'zueca' está formada por un trozo de planta, arrancado con azada o pico y que comprende una o más estacas, parte de tallo subterráneo y de raíz.

El cultivo de ‘meristemos’ persigue obtener plantas libres de virus, de meristemos apicales de yemas, brácteas o cotiledones, pero se producen variaciones somatoclonales que hacen perder precocidad. Estas plantas multiplicadas in vitro presentan mayor desarrollo vegetativo y homogeneidad, aunque en ellas no se observa la diferenciación floral en otoño y por lo tanto produce muy tardíamente. Con el cv Blanca de Tudela, en el Centro de Experiencias de Cajamar en Valencia, se han desarrollado trabajos en los que se observó que la aplicación de ácido giberélico puede soslayar en parte la falta de precocidad de este tipo de plantas, en cualquier caso su producción aun así, es extremadamente tardía.

La plantación de estacas se realizaba en Valencia y Castellón en la primera quincena de julio, en Alicante y Murcia del 25 de julio al 15 de agosto. En un estudio realizado por Bartual, 1986, indicaba que la fecha idónea de plantación es la 1ª quincena de agosto. Para garantizar el éxito del prendimiento de estacas, juega un papel primordial la elección de la parcela, evitando posibles contaminaciones del suelo. Si existe precedente de problemas por el hongo vascular Verticillium daliae o de Rizocthonia solani, se recomienda no plantar en la misma parcela o recurrir a una desinfección de suelo.

foto

Recolección

El período de recolección de capítulos se suele iniciar en octubre y si no se producen heladas, se mantiene casi de forma ininterrumpida hasta finales de mayo. Se conoce en el argot del sector ‘colmos’ a los períodos de mayor recolección, entre los cuales se observa un cierto decaimiento y posterior recuperación de las plantas En zonas más frías, como el interior de la península o el norte de España, en donde el invierno es más frío, la recolección se interrumpe durante los meses invernales, para retomarla en primavera.

Para el mercado en fresco los capítulos se recolectan con un calibre suficiente, cuando se destina a mercado nacional con cabezuelas de 140 a 160 g/unidad. Cuando los mismos se destinan a mercado de exportación, principalmente a Francia, se eligen los capítulos de mayor calibre de 250 a incluso 500 g, siempre que sean tiernos. A la industria se destinan los capítulos de menor tamaño. Se deben recolectar previo a que empiece a abrirse las brácteas externas, antes de la formación de pelo en el receptáculo, que coincide con la evolución de la flor.

Cultivo de la alcachofa multiplicada por semilla

La multiplicación vegetativa tiene desventajas fisiológicas, patológicas y económicas. Una parte importante de estos problemas podrían solucionarse con la tecnología de multiplicación de alcachofas a partir de semilla (Baixauli y Maroto, 2011). En plantas multiplicadas por semilla, el frío es el único factor inductor de la floración, aunque puede influir la edad de la planta y la duración del fotoperiodo, las necesidades se estiman en unas 250 horas con temperatura por debajo de 7 °C (Maroto, 2002). En algunos cvs se necesitan al menos 250 horas con una temperatura menor de 7°C para que se induzca la floración, mientras que en otras se produce sin apenas haber estado las plantas sometidas a bajas temperaturas (Miguel, et al 2001).

Con la expansión de los nuevos cultivares multiplicados por semilla, se ha observado que la aplicación de ácido giberélico puede inducir la floración en ausencia de bajas temperaturas, permitiendo obtener rendimientos en diferentes ciclos productivos. En función de los cvs utilizados se ha conseguido avanzar entre 50 a 120 días cuando se pulveriza con ácido giberélico a las plantas, la máxima precocidad se alcanza cuando la aplicación se hace entre septiembre y octubre (Maroto, 2007).

Cuando se realizan plantaciones de material multiplicado por semilla, los semilleros generalmente se ponen en marcha en el mes de mayo, para proceder a su trasplante durante el mes de julio o primeros de agosto. En este caso dependiendo del cv utilizado y por lo tanto de su vigor, se emplean marcos de 1,6 a 2 m entre hileras, manteniendo la distancia entre plantas, para utilizar entre 5.000 a 7.500 plantas/ha. Si el cv es menos vigoroso y se emplea ácido giberélico para adelantar la producción, la densidad recomendada es de 7.500 a 10.000 plantas/ha. En este caso el cultivo suele ser anual. Con este sistema de multiplicación existe la posibilidad de producir alcachofa durante los meses de verano, a partir de plantaciones de primavera, en zonas de cultivo a una altitud entre 600 y 1.000 m, de la que se obtiene un rendimiento discreto, aunque generalmente queda compensado por las mejores cotizaciones durante ese período.

Cuando se utiliza la tecnología de aplicación del ácido giberélico, es importante para obtener producción precoz (otoñal) ajustar las dosis. En los estudios realizados en el Centro de Experiencias de Cajamar, se ha concluido que generalmente se requiere de una concentración de unas 30 ppm en cvs precoces, unas 60 ppm para aquellos de precocidad media y los cvs tardíos necesitan de dosis más altas, de unas 90 ppm. El tratamiento se realiza cuando la planta tiene un cierto tamaño, generalmente con 7 u 8 hojas verdaderas En los tratamientos se recomienda adicionar al caldo un abono foliar rico en nitrógeno, para facilitar la absorción del producto. En nuestras condiciones ese primer tratamiento suele coincidir sobre mediados de septiembre, siendo recomendable repetir dicho tratamiento, otras dos veces dejando un intervalo de 15 días entre ellos. Es conveniente realizar los tratamientos a primera o preferiblemente a última hora del día, mojando bien la planta, evitando las horas de mayor temperatura, con la parcela bien regada, para favorecer la absorción del ácido giberélico. La respuesta de la planta a este tratamiento es rápida pudiendo detectar un mayor crecimiento, observando plantas erguidas y una coloración verde más clara.

foto

Variedades de alcachofa multiplicadas por semilla

En multiplicación por semillas procedentes de polinización abierta, en el grupo de las tempranas, con capítulos esféricos o subesféricos, el primero en aparecer fue Green Globe y el más importante a nivel mundial Imperial Star. Este último se cultiva con otros nombres como A-106 o Lorca. En el de las tardías, desarrolladas principalmente en Francia e Israel, la más importante es el cv. Talpiot. Se diferencia un tercer grupo, de introducción más reciente, que corresponde a las nuevas variedades híbridas, destacando la labor de algunas empresas de semillas que han puesto en marcha programas de mejora genética, consiguiendo variedades interesantes, como es el caso de la empresa Nunhems-BASF, que ha obtenido las variedades Symphony, Nun 4011, Madrigal en el grupo de capítulos verdes, Opal, Concerto y Opera para capítulos violeta.

En numerosas experiencias realizadas en el Centro de Experiencias Cajamar en Paiporta, se ha constatado que existe material vegetal multiplicado por semilla que puede ser alternativa o complementar al de multiplicación vegetativa, existiendo cvs de muy buena calidad tanto en capítulos verdes como violeta.

Referencias bibliográficas

  • Baixauli, C., Maroto, J.V. (2011). Cvs de alcachofa propagable por semilla, respuesta al ácido giberélico. Ed. Académica Española
  • Bartual, R., Cubillos, A., Cases, B. 1986. Técnica para reducir el porcentaje de marras en las nuevas plantaciones de alcachofa en el Levante. Actas del II Congreso Nacional de la S.E.C.H., Vol. I:497-508. Córdoba.
  • Bianco V.V. 2007. Present and Prospect Fresh and Processed Articocke. VI International Symposium on Artichoke, Cardoon and Their Wild Relatives. Acta Horticulturae 730: 23-37.
  • Macua J.I. New Horizons for Artichoke Cultivation. VI International Symposium on Artichoke, Cardoon and Their Wild Relatives. Acta Horticulturae 730: 39-48.
  • Maroto, J.V y Baixauli, C. (coordinadores). 2017. Cultivos hortícolas al aire libre. Ed. Cajamar Caja Rural.
  • Maroto, J.V. (2002). Horticultura Herbácea Especial. (5ª Ed.). Ed Mundi Prensa. Madrid.
  • Maroto J.V. 2002. Principales problemas y soluciones para el cultivo de la alcachofa. Vida Rural, 146: 26-28.
  • Miguel, A. 2001. Cultivo de la alcachofa de semilla. Consellería de Agricultura Pesca y Alimentación., 19: 43-47.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Agrifood Summit -Ferias y Congresos de Málaga

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS