Doing business in Spain? Interempresas Media is the keySáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

El proyecto 'Irriman' consigue ahorros de un 30% en agua de riego y energía

21/12/2018

El proyecto europeo ‘Irriman’, sobre el manejo eficiente del agua de riego para una agricultura sostenible, está financiado con fondos Life+ y consigue ahorros de un 30 por ciento en agua y energía, así como la reducción de fertilizantes químicos y emisiones de CO2. En el marco de este proyecto se implementa una aplicación para móviles que permite a los agricultores determinar sus dosis de riego mediante prácticas de riego deficitario.

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de la Región de Murcia ha participado en dicho proyecto, junto con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), la Universidad de Córdoba (UCO), la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore) y la comunidad de regantes Genil-Cabra, de Córdoba.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca de Murcia, Miguel Ángel del Amor, asistió a la presentación de los resultados de este proyecto de mejora de la productividad del agua en la finca Tomás Ferro, ubicada en la pedanía cartagenera de La Palma, a cargo de la UPCT. También se presentó la citada aplicación, que ya está disponible en los sistemas Android y, próximamente, en iOS. El consejero destacó que “la Región de Murcia es la comunidad más eficiente en el uso del agua, ya que más del 90 por ciento de la superficie de regadío se encuentra en riego localizado, y continuamos innovando para dar paso a las nuevas tecnologías”.

El objetivo principal del proyecto es poner en práctica y difundir una estrategia de riego sostenible basado en el riego deficitario para promover su aceptación a gran escala y el uso en cultivos de los agroecosistemas mediterráneos, caracterizados por la escasez de agua, sin afectar a los estándares de calidad exigidos por los mercados de exportación.

foto

Tras tres años de trabajo, el resultado es que la implementación de sistemas de riego inteligente reducen hasta un 30 por ciento el consumo de agua, en comparación con el régimen de riego corriente aplicado en la actualidad, así como otro 30 por ciento en el consumo de energía, y un 40 por ciento las emisiones de CO2 desde el suelo, consolidando así los esfuerzos de innovación para reducir la huella de carbono y mitigar los efectos del cambio climático, ya que supone una reducción de 720 kw/h/año/ha de energía.

El riego deficitario supone una mejora organoléptica de los frutos y permite obtener incrementos de un 10 por ciento en la concentración de sólidos disueltos en el jugo y alrededor del 15% en el color de las frutas.

Al limitar la aplicación de agua de riego se reduce la lixiviación, lo que conlleva un aumento en la eficacia de la aplicación de los recursos hídricos en los cultivos, lo que mejora la calidad de las aguas subterráneas.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Bialar Comunicación

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS