Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Queremos estar con todos aquellos agricultores que quieren disminuir el impacto químico en sus cultivos y que apuesten por productos de origen biológico”

Entrevista a Guy Elitzur, CEO de STK bio-ag technologies

David Pozo08/01/2018

Timorex Gold fue el gran lanzamiento de la compañía de origen israelí STK bio-ag technologies en 2009. Los resultados tras casi una década presente en más de 35 países lo avalan y por eso solo era cuestión de tiempo que diera el salto al mercado europeo. Este producto ha demostrado eficacia contra un amplio espectro de enfermedades provocadas en los cultivos por hongos y bacterias, ofreciendo un control sostenible y efectivo.  A lo largo de los años, el biofungicida Timorex Gold ha recibido varios reconocimientos dentro de la industria con valiosos premios, como el primer lugar como 'Proveedor por Elección 2017'; Mejor Campaña de Marketing en 2015 y Mejor Biopesticida Nuevo en 2013 en los Agrow Awards. Timorex Gold desembarca en España en 2018 y lo hará progresivamente en los mayoría de los países de la cuenca mediterránea a lo largo de los próximos años. 

foto

STK está preparando para este 2018 el desembarco de Timorex Gold en Europa occidental. ¿Por qué ahora y en España?

Llevamos más de quince años trabajando con biopesticidas en países de todo el mundo, con especial atención a todo el mercado del continente americano, Oceanía y Europa del Este. Ahora que nos hemos decidido también por abordar el mercado de Europa Occidental, España era sin duda el primer país de la lista. Su climatología y la tipología de cultivos, con frutas, viña y hortalizas como el tomate o el pepino como referencias, hacen de la horticultura española la aliada perfecta para la introducción de Timorex Gold. Por otro lado, España cuenta con un gran número de empresas que distribuyen productos para el control biológico, convirtiendo así al agricultor español en un profesional formado e informado en el control biológico de plagas. 

¿Qué acciones a nivel comercial realizarán en España? ¿Cuentan ya con distribuidores de su producto para nuestro país?

En estos momentos estamos dando los últimos pasos para distribuir Timorex Gold en España y vamos a comenzar con su versión para pepino, tomate y cucurbitáceas, principalmente para combatir mildiu y botrytis. En un futuro próximo el objetivo es conseguir también autorización para su uso en viña.

foto
El tomate, junto a pepino y calabacín, serán los primeros cultivos en los que se podrá tratar con Timorex Gold.

¿Cuáles serán los siguientes mercados en los que esperan estar presentes?

Tras España, nuestra idea es desembarcar en un corto espacio de tiempo en Portugal y hacia 2020 esperamos estar también presente en otros países de la cuenca Mediterránea como Francia, Italia y Grecia.

Timorex Gold consiguió autorización para el control de mildiu en pepino y calabacín de invernadero a mediados de año. ¿Para qué otras enfermedades y cultivos se ha pedido ya autorización a la Agencia Reguladora en España?

Se está trabajando principalmente para conseguir la autorización en viña y cítricos, aunque se espera que también esté disponible para un mayor número de cultivos en un futuro no muy lejano.

Explíquenos el recorrido que ha tenido hasta ahora Timorex Gold en otros mercados…

Timorex Gold se lanzó en 2009 en algunos países de Latinoamérica. Está basada en un extracto de la planta Melaleuca alternifolia, originaria de Australia. STK fue de las primeras compañías que introdujo un biofungicida en el mercado, primero intentando integrar las soluciones biológicas en los programas de tratamiento con productos químicos. Nos costó mucho tiempo educar al agricultor hasta que comprendió las ventajas de la producción integrada con soluciones biológicas. Los inicios fueron el tratamiento de la sigatoka negra en las plantaciones de plátano en Centroamérica y después evolucionamos el producto para combatir diferentes enfermedades en viña, aguacate, kiwi, tomate, pepino, fresa, arándano, etc. en más de 30 países. Además de los mercados ya mencionados de toda América y Oceanía, hemos comenzado a trabajar también en países como China, Filipinas, Serbia, etc. STK quiere estar al lado de todos aquellos agricultores que quieren disminuir el impacto químico en sus cultivos y que apuesten por productos de origen biológico que demuestren la misma eficacia en el tratamiento de enfermedades. 

foto
La primera aplicación de Timorex Gold fue para combatir Black Sikatoga en plátano.

Para todos aquellos que no conozcan STK en España. ¿Cuál es la magnitud del Grupo a nivel mundial en el segmento de los biopesticidas basados en los extractos de plantas?

Somos una compañía de origen israelí con 25 filiales en todo el mundo y con un equipo compuesto por ingenieros agrónomos y comerciales con un componente muy local. Desde un principio nos especializamos en soluciones de base botánicas y en lanzar al mercado productos biológicos puros o híbridos. El pasado mes de julio lanzamos Regev, nuestro primer fungicida híbrido en Latinoamérica y nuestra intención es que llegue a Europa en un futuro.

Timorex Gold es un biofungicida basado plenamente en los tres principios de STK: seguridad ambiental; responsabilidad ambiental; y responsabilidad social. ¿Qué otros productos y servicios componen el catálogo de la compañía?

Nuestra visión de introducir productos biológicos en el mercado forma parte de una estrategia basada en la sostenibilidad. Para ello trabajamos en aspectos medioambientales y con el agricultor para convencerle que el uso de biofungicidas ayuda a obtener productos con más calidad y a una mayor eficacia en su explotación. En octubre fuimos anfitriones para el Global G.A.P. Tour que pasó por Jerusalén el pasado mes de octubre y parte del trabajo que estamos realizando con un sello tan importante es asegurar que las medidas los biofungicidas son parte de la solución para una agricultura sostenible. 

En los últimos meses se han reforzado con alianzas en mercados como el australiano con Syngenta o incluso como distribuidores en Estados Unidos de productos de una compañía española como es Seipasa. ¿Estas alianzas son imprescindibles poniendo el objetivo en seguir creciendo?

Definitivamente. Estamos en la cima de nuestra propia fuerza de ventas y por ello necesitamos encontrar colaboradores. Para Australia y Nueva Zelanda hemos firmado un acuerdo de comercialización y distribución de Timorex Gold con Syngenta, y por el otro lado hemos  firmado un acuerdo con Seipasa en Estados Unidos para la distribución exclusiva y el codesarrollo en la cepa patentada de Bacillus subtilis, una bacteria de la rizósfera que rápidamente establece colonias beneficiosas en las raíces y hojas de la planta. Nuestra intención es llevar esta misma solución a otros países y desarrollar aún más el acuerdo con uno de los líderes españoles en soluciones biológicas. Para nosotros es un placer trabajar con el equipo de Seipasa, además de su excelente producto están investigando a niveles de una gran excelencia.

foto