Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

“En los próximos años será clave la eficiencia productiva de las plantaciones”

Xavier Miarnau, especialista del IRTA

David Pozo17/10/2017

El almendro continúa su curso y lo hace con una moderación de los precios pero con la convicción de la apuesta en firme por parte de grandes y pequeños productores. Volvemos a contar un año y medio después con la opinión de Xavier Miarnau, especialista del IRTA y una de las principales referencias a nivel nacional, analizando la influencia de los precios en el ritmo de plantaciones de cara a los próximos años y también de las principales plagas, entre ellas la Xylella, que se está cebando especialmente con el almendro tradicional.

foto

¿Se ha ido manteniendo el ritmo de plantaciones en los últimos años?

El pico más fuerte de plantaciones lo tuvimos el pasado año y el anterior. Actualmente estamos creciendo en plantaciones, pero se está produciendo un crecimiento menos exponencial. Los agricultores siguen plantando almendros, pero el boom se está frenando. La mayoría de los grandes proyectos a nivel español ya se han implantado en grandes superficies, y ahora se está terminando de plantar fincas de menor tamaño. Los proyectos de fincas más reducidas sí se siguen plantando, pero también se han ralentizado. El pequeño productor ha visto cómo grandes firmas estaban haciendo grandes proyectos y, en cierta medida, se ha asustado.

¿Cómo ha afectado la sequía a esta campaña?

La primera estimación que realizó la Mesa Nacional de Frutos Secos se redujo por la sequía y seguramente también se verá reducida durante la campaña de recolección. Todavía no sabemos en qué cifras la cerraremos, pero es evidente que serán inferiores a las que se estimaron en un principio. La sequía ha influido en todas las hectáreas de cultivo tradicional de secano. En el caso de las nuevas fincas en regadío, que ya empiezan a repuntar, la sequía se ha notado mucho menos. Así, creo que de las 50.000 toneladas de esta campaña, la sequía se notará en aquella almendra que proviene de cultivos de secano (el mayor porcentaje). El crecimiento paulatino de la superficie con riego amortiguará los efectos de la sequía y aumentará los niveles de producción en los próximos años. Esto se empieza a ver con la última estimación de Andalucía (con revisión de su superficie), que ha sido mucho más alta y se ha posicionado como la comunidad que más ha crecido a nivel productivo. Así mismo, las heladas tardías de primavera también provocaron mucho daño a los cultivos en Aragón, Albacete y otros puntos de España, reduciendo la producción nacional.

foto

En el caso de la Xylella, ¿cómo está viviendo el sector su desembarco en el almendro?

La introducción y expansión de la Xylella en España es un tema complicado. Es cierto que el sector lo vive y lo comenta, pero el cultivo debe seguir su evolución y su mejora tecnológica y varietal. La situación en Mallorca es muy grave, en los próximos años la Xylella podría acabar con todo el cultivo de almendro de secano que está en condiciones de semiabandono. En el caso de Mallorca está afectando sobre todo a variedades locales, pero la cuestión es cómo afectará a las nuevas variedades. Eso está por ver. Desde el IRTA contamos con un convenio de colaboración con la Cooperativa Camp Mallorquí SCL para ayudarles a recuperar el cultivo y su implantación en regadío, así como asesoramiento en el manejo de plagas y enfermedades. 

A nivel nacional se está preparando un proyecto muy potente en el que participan todos los centros de investigación, que estudiará el patógeno, sus efectos en los árboles, la resistencia varietal y los vectores, entre otros muchos aspectos de la enfermedad. Esta es un problema muy importante que nos afecta a todos.

foto
Xavier Miarnau durante el Foro IE Almendro celebrado en Sevilla el pasado año.

¿El productor cree que a medio-largo plazo se estabilizarán los precios en el mercado de la almendra?

Es normal que se produzcan subidas y bajadas de precios, siempre ha sucedido y son muchos los factores que influyen. Ahora mismo rondamos los 4-5 euros, aunque sigan bajado los precios, a medio-largo plazo se espera que estos se estabilicen. A pesar de que bajasen algo más, hasta los 3 euros, la rentabilidad de las fincas seguiría estando asegurada. El mensaje que queremos trasladar es la importancia de la optimización y la eficiencia productiva, necesitamos que el proceso sea económicamente eficiente. En estos momentos, el productor ya cuenta con material vegetal y tecnología y el siguiente paso debe ser la optimización de la producción para que los precios no pasen factura.

¿Qué resultados están teniendo en el IRTA en sus programas de mejora y en el desarrollo de variedades de floración tardía?

La actividad del IRTA en almendro siempre ha sido muy activa. Independientemente de las nuevas variedades que se han lanzado –Vairo, Constantí, Marinada y Tarraco–, que en este momento son de las más vendidas en el mercado, el programa de mejora nunca ha dejado de trabajar. Cada año realizamos nuevos cruzamientos y se evalúan nuevas selecciones. Tras la generación de nuevas variedades el 2007, los estándares de calidad han subido y cualquier nuevo material que se lance al mercado debe superar a los que ya existen. Desde el IRTA somos muy prudentes y cuidadosos, queremos que los desarrollos superen los retos existentes y que, además, aporten mejoras. El proceso no es fácil, ya que trabajamos en la búsqueda de variedades tardías, autofértiles, productivas, que resistan a enfermedades y que además aporten calidad y que se adapten a los nuevos procesos industriales. ¿Cómo lo conseguimos? A través de nuevos parentales propios y externos que ya estamos empezando a integrar. El cambio climático también está afectando en todo este proceso, las condiciones climáticas están cambiando, afectando a la investigación de variedades, para poderlas adaptar a las nuevas necesidades.

Por otro lado, también estamos trabajando en la mejora de portainjertos. Estamos estudiando nuevas selecciones para lanzarlas al mercado ya que las necesidades de las nuevas plantaciones están cambiando. Ahora estamos replantando suelos de regadío con problemas de encharcamiento y de patógenos de suelo, además también existe la necesidad de portainjertos enanizantes para las plantaciones de alta densidad.

Finalmente, desde el IRTA hemos sido abanderados en introducir la idea del almendro como cultivo frutal, trasladando al agricultor, durante los últimos años, las necesidades básicas del cultivo, y ajustando el diseño, los marcos de plantación, la poda, etc. para los nuevos requerimientos en nuevas plantaciones de regadío. No obstante, aún queda mucho por hacer y aprender en los modelos superintensivos o de alta densidad: marcos de plantación, sistemas de formación, eficiencia productiva versus volumen, rentabilidad económica, etc. Y lo más importante, los componentes del rendimiento de las nuevas variedades (número de flores, cuajado y peso del grano) son puntos en los que todavía aún podemos incidir.

foto
Almendro con Xylella detecado en la zona de Alicante.

¿El desarrollo de variedades resistentes a enfermedades responde a la prohibición de uso de algunas materias activas para luchar contra plagas?

El problema no reside en la prohibición de estas materias activas, sino que, hasta ahora, el almendro era un cultivo considerado marginal, y que a nadie le parecía interesante como árbol frutal. Y como cultivo de bajo rendimiento económico, eran pocos los productos registrados. En el mercado hay varios insecticidas específicos para almendro, pero existen muy pocos fungicidas registrados (ya que no se pueden utilizar los autorizados para frutales de hueso).

Hoy en día, hemos deslocalizado el almendro del Mediterráneo y se ha empezado a plantar en otras zonas del interior con condiciones climáticas muy distintas y una intensificación mucho más elevada. En estos momentos, nos estamos encontrando muchos problemas que antes no teníamos. Hasta ahora las enfermedades clave eran fusicoccum y mancha ocre, en estas nuevas zonas nos empezamos a enfrentar a roya, moniliosis, antracnosis, phytophthora, verticilosis, mancha bacteriana, chancro de la espuma, etc. Ante todas estas enfermedades tenemos muy pocos productos autorizados. En este escenario, las prácticas culturales para reducir las enfermedades son muy importantes, y una de ellas la resistencia varietal, es uno de los objetivos del programa de mejora del IRTA. 

¿Todas estas novedades y líneas de investigación se presentarán en el Simposio Internacional de Almendra y Pistacho del próximo mes de noviembre en Australia?

Efectivamente, el VII International Symposium on Almonds and Pistachios es un encuentro que tiene lugar cada 4 años y que organiza la International Society for Horticultural Science (ISHS). La última edición se celebró en Murcia y este año tendrá lugar en Australia, país emergente en el sector del almendro. En este encuentro están presentes todos los países que producen almendra y pistacho, que investigan en genética, material vegetal, tecnología, protección de cultivos, etc. Es decir, durante los cuatro días de congreso se presentarán todas las novedades para mejorar el cultivo de almendro. Desde el IRTA presentaremos trabajos sobre material vegetal, tecnología y calidad.

foto

El II Fórum IE Almendro de Interempresas Media pone su foco en el almendro ecológico. ¿El recorrido que se le presupone es el mismo que a otros cultivos ecológicos? 

Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla León están incrementando las fincas de cultivo ecológico, principalmente en secano. No obstante, algunas de estas zonas, con regadío, son clave para la expansión de este. La almendra ecológica tiene su demanda, y actualmente muy creciente. Hay países, sobre todo del norte de Europa, que valoran mucho este tipo de productos. En España somos productores de variedades de cáscara dura, algo muy ventajoso en producción ecológica que otros países como Estados Unidos o Australia no pueden ofrecer. En su caso, cualquier plaga o enfermedad puede afectar al fruto, ya que es muy fácil penetrar la cáscara blanda, por lo que este debe ser tratado, con productos fitosanitarios tanto en campo como en el almacenaje. Por lo tanto, podemos ser un país fuerte en la producción de almendra ecológica, siempre que entendamos que esta producción tiene unos requerimientos tecnológicos distintos y que el potencial productivo del cultivo es más reducido, pero por el contrario el producto tiene más valor añadido.

Empresas o entidades relacionadas

IRTA Fruitcentre

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Drones y Satélites en agricultura - Lugo, 21-23 de febrero de 2018 USCFruit Logistica - 7-8-9 febrero 2018 BerlínSeipasa, Encarna Garrido, campeona del mundo de tiro con arco, Pirecris confía en la eficacia del líder, insecticida natural eficaz frente a más de 140 especies de insectos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

La familia Uniq sigue creciendo

“Nuestro objetivo es que el producto llegue en perfecto estado a su destino y dos años con 0 incidencias nos avalan”

El futuro de nuestra agricultura, ¿con o sin fitosanitarios?

Existe un gran desconocimiento por parte de nuestra sociedad sobre el funcionamiento de industria agroalimentaria en general y la necesidad de los fitosanitarios para su viabilidad en particular El futuro de nuestra agricultura, ¿con o sin fitosanitarios?

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS