Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La introducción del cultivo de Brassica rapa en Andalucía y en otras regiones similares permitiría aumentar la diversificación de productos hortícolas y estimular el consumo de productos saludables en la población española

Cultivo de nabizas y grelos en el Valle del Guadalquivir y estudio de su contenido en glucosinolatos

aSara Obregón Cano, bRafael Moreno Rojas, cMaría Elena Cartea González y aAntonio De Haro Bailón aDepartamento de Mejora Genética Vegetal, Instituto de Agricultura Sostenible, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Córdoba bDepartamento de Bromatología y Tecnología de los Alimentos, Universidad de Córdoba, Campus Universitario Rabanales, Córdoba cDepartamento de Genética de Plantas, Misión Biológica de Galicia, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Pontevedra06/04/2017

En el noroeste de España existe una gran tradición de cultivo de Brassica rapa subsp. rapa para obtener nabizas y grelos, cuyo sabor peculiar está relacionado con su contenido en glucosinolatos con propiedades quimiopreventivas. Con el objetivo de ampliar la zona de producción y consumo a otras regiones de España, se procedió al cultivo, caracterización y evaluación de una colección de germoplasma de esta especie en el Valle del Guadalquivir durante las temporadas 2009 a 2015. El trabajo realizado ha permitido establecer las condiciones de cultivo más adecuadas y seleccionar aquellas líneas capaces de producir nabizas y grelos con un rendimiento, propiedades organolépticas y calidad (alto contenido en glucosinolatos beneficiosos para la salud) similares a los cosechados en Galicia.

foto

Introducción

Nuestra situación actual se enfrenta a lo que se conoce como el ‘trilema de la salud’, que nos dice que la alimentación, la salud y el medio ambiente están íntimamente vinculados, siendo necesario establecer un equilibrio entre los mismos para conseguir una vida más saludable en un planeta más sostenible.

Actualmente, el consumo de alimentos de origen vegetal con propiedades nutracéuticas es uno de los factores cruciales para el bienestar y la promoción de la salud mediante la prevención de diversas enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

Las plantas pertenecientes a distintas especies de Brassica se consumen en todo el mundo, siendo los principales consumidores China, India, Rusia, Corea y Japón (FAOSTAT, 2013). La importancia de estas verduras radica en su alto contenido en componentes antioxidantes (vitamina C, carotenoides y compuestos fenólicos), y otros compuestos específicos de la familia Brassicaceae (glucosinolatos) que promueven la salud (D'Antuono et al., 2009). En particular, la protección contra las enfermedades degenerativas, a cargo de los glucosinolatos y sus productos de degradación enzimática, se ha estudiado desde hace décadas y ha sido exhaustivamente revisada (Fahey et al., 1997; Mithen et al., 2000; Traka et al., 2009; Lozano-Baena et al., 2015).

Brassica rapa fue la primera especie de Brassica domesticada por el hombre hace miles de años (Gómez-Campo, 1999). En el noroeste de España y Portugal se cultiva Brassica rapa subsp. rapa para obtener nabos, nabizas y grelos. Los nabos son las raíces engrosadas, las nabizas son las hojas jóvenes y los grelos son los tallos con brotes florales y hojas circundantes. Estos cultivos hortícolas tienen una gran tradición formando parte de numerosos platos de la cocina tradicional de esta zona (por ejemplo 'Caldo gallego' o 'Lacón con grelos') (foto 1). Estas verduras se caracterizan por un peculiar sabor amargo y picante, relacionado con su contenido en glucosinolatos y sus productos de hidrólisis, habiéndose demostrado las propiedades quimiopreventivas de los mismos (Obregón, S., 2016).

foto

Foto 1: Grelos en el mercado de Santiago de Compostela.

En la dieta mediterránea, basada en un elevado consumo de frutas y hortalizas, estos cultivos podrían ocupar un lugar destacado, desconociéndose trabajos previos sobre las posibilidades de producir nabizas y grelos en el sur de España.

El objetivo de este trabajo fue estudiar la adaptación y cultivo en el Valle del Guadalquivir de una colección de germoplasma y cultivares de Brassica rapa recolectados en Galicia, y seleccionar aquellas líneas con mejores características agronómicas y nutricionales, ampliando así su área de consumo habitual. En el proceso de evaluación y selección se estudió la capacidad de producción de nabizas y grelos, así como el contenido en glucosinolatos de los productos cosechados como criterio de calidad del producto final. Finalmente el estudio se completó con una caracterización organoléptica del producto obtenido en Córdoba, realizada por catadores habituales de grelos de Pontevedra.

Material y métodos

El trabajo se desarrolló en tres etapas consecutivas. En la primera etapa se estudió el efecto de distintas fechas de siembra y trasplante sobre la producción y calidad de nabizas y grelos. Para ello se utilizaron 5 entradas de Brassica rapa diferentes en ciclo fenológico de crecimiento (tempranas y tardías) del Banco de Germoplasma de la Misión Biológica de Galicia (Pontevedra). Estas 5 entradas se cultivaron en Córdoba (sur de España, Valle del Guadalquivir) durante las temporadas agrícolas 2009/10, 2010/11 y 2011/12, programándose distintas fechas de siembra en cada temporada. Durante la temporada 2009/10 se cultivaron las mismas entradas en Pontevedra, utilizándose como control. Una vez ajustada la fecha óptima de siembra, en la siguiente etapa (temporada agrícola 2013/14) se llevó a cabo la caracterización y evaluación de 19 entradas de Brassica rapa subsp. rapa procedentes del Banco de Germoplasma de la Misión Biológica de Galicia. La selección de dichas entradas se hizo en función de las características agronómicas y de ciclo fenológico en su lugar de cultivo habitual. Finalmente, en la tercera etapa (temporada 2014/15) se cultivaron en Córdoba un total de 6 entradas (de entre las 19 estudiadas la temporada anterior), seleccionadas en base a su homogeneidad y producción de grelos. Las entradas elegidas fueron evaluadas en cuanto a sus caracteres agronómicos, el contenido en glucosinolatos de las partes cosechadas y las características organolépticas de los grelos producidos. En todos los ensayos se utilizó un diseño de bloques al azar con 3 repeticiones. El análisis de glucosinolatos se realizó de acuerdo con la norma europea para determinación de los mismos (ISO 9167-1, 1992).

Resultados y discusión

Primeros ensayos (2009-2012)

En la primera temporada que se sembraron las 5 entradas de Brassica rapa en Córdoba (2009/10), la escasa producción de nabizas y grelos en todas las entradas puso de manifiesto lo inadecuado de las fechas de siembra elegidas y la necesidad de adelantarlas en sucesivas campañas (tabla 1). En la primera siembra la producción de nabizas fue baja y no se consiguieron grelos de calidad aceptable. La segunda siembra se perdió debido a las inusuales elevadas precipitaciones que provocaron la asfixia radicular y la muerte de las plantas. En la tercera siembra se consiguió una buena producción de nabizas pero el aumento de la temperatura en primavera hizo que subieran a flor rápidamente. Estos resultados determinaron que en las siguientes temporadas (2010/11 y 2011/12) se adelantaran todas las fechas de siembra, empezando en el mes de septiembre. Este cambio favoreció notablemente la adaptación del cultivo en Córdoba, se mejoró el desarrollo de las plantas en campo y se consiguió mejorar la producción de nabizas y grelos (foto 2). La existencia de entradas que no formaron grelos de calidad en Córdoba puso de manifiesto la necesidad de ampliar la colección de germoplasma a estudiar, con objeto de poder seleccionar los genotipos más adecuados para producir grelos en nuestras condiciones edafoclimáticas.

foto

Tabla 1: Fechas de trasplante  y cosecha de B. rapa en cada localidad por temporada y siembra.

foto

Foto 2: Plántula de Brassica rapa.

Caracterización de una colección de germoplasma (2013-2014)

El ensayo de la temporada 2013/14 se realizó con 19 entradas de Brassica rapa subsp. rapa procedentes del Banco de Germoplasma de la Misión Biológica de Galicia, seleccionadas en función de sus características agronómicas en la zona de origen (tabla 2). El cultivo de estas entradas en Córdoba se desarrolló con normalidad, y la cosecha de nabizas y grelos fue muy abundante en casi todas las entradas (12 de las 19 entradas sembradas formaron grelos) (foto 3). Además de la evaluación agronómica, se analizó el contenido en glucosinolatos de las nabizas y grelos cosechados en cada una de las entradas. En general, el contenido medio de glucosinolatos en las nabizas (27,98 µmoles/g materia seca) fue menor que en los grelos (30,25 µmoles/g materia seca), destacando la gran variabilidad existente en cuando al contenido en glucosinolatos entre las distintas entradas y dentro de cada entrada. El patrón de glucosinolatos fue similar en nabizas y grelos, siendo la gluconapina el glucosinolato mayoritario, que representa alrededor del 80% del total de glucosinolatos (tabla 2).

foto

Tabla 2: Procedencia de las entradas de Brassica rapa seleccionadas y contenido en glucosinolatos totales (µmoles/g materia seca) de las nabizas y grelos cosechados en Córdoba, temporada 2013-2014.

foto

Foto 3: Cultivo de Brassica rapa en finca experimental IAS-CSIC.

Evaluación de las entradas seleccionadas por su capacidad de producción de grelos (2014-2015)

En la temporada 2014/15 se utilizaron 6 entradas seleccionadas a partir de los resultados que obtuvimos en la temporada anterior en cuanto a sus características agronómicas, capacidad de formación de grelos y composición en glucosinolatos.

A lo largo del ciclo de cultivo en Córdoba se evaluaron agronómicamente y se pudieron cosechar nabizas y grelos de calidad en todas las entradas cultivadas (tabla 3). En general, en Córdoba se obtuvieron nabizas con peso fresco inferior al de las nabizas producidas en Pontevedra, ocurriendo al contrario con el peso fresco de los grelos y el número de grelos/planta, que fue superior en las entradas cultivadas en Córdoba.

foto

Tabla 3: Caracteres agronómicos de la cosecha de nabizas y grelos de Córdoba en la temporada 2014/15.

El contenido en glucosinolatos totales fue significativamente más alto en nabizas que en grelos (Figura 1). Destacaron las entradas BRS0143, BRS0504 y BRSin05-C2 que produjeron nabizas y grelos con altos contenidos en gluconapina (foto 4). Existen numerosos trabajos que señalan que es un glucosinolato beneficioso para la salud, ya que su producto de degradación (3-butenil-isotiocianato) es capaz de producir la muerte celular inducida principalmente a través de la necrosis de células tumorales (Mithen, 2001; Kadir, 2015; Obregón, 2016). Estos resultados indican el potencial de estas entradas para obtener genotipos capaces de producir nabizas y grelos con altos niveles de glucosinolatos beneficiosos (gluconapina) y bajos niveles de glucosinolatos con potencial antinutritivo (progoitrina).

foto

Figura 1: Contenido medio (µmoles/g materia seca) de gluconapina (GNA), progoitrina (PRO) y resto de glucosinolatos (RESTO) de las nabizas y de los grelos de las 6 entradas de Brassica rapa cosechados en la temporada del 2014/15 en Córdoba. Las barras de error representan la desviación estándar de los glucosinolatos totales.

foto

Foto 4: Cromatograma glucosinolatos de Brassica rapa.

Una muestra de los grelos de cada entrada cosechados en Córdoba se envió a la Misión Biológica de Pontevedra para su evaluación sensorial por consumidores habituales de grelos, utilizándose grelos gallegos de cuatro entradas comerciales como control (tabla 4). Los grelos de las entradas BRS0143, BRS0496 y BRS0498 fueron los que destacaron por su textura, sabor y nivel medio de amargor.

foto

Tabla 4: Valor medio y error estándar del análisis sensorial de grelos de 4 entradas comerciales de grelos gallegos (controles) y de grelos de  6 entradas cultivadas  en Córdoba (2014/15). Todos los parámetros están valorados en función de una escala subjetiva del 1 al 5.

En resumen, los trabajos de campo realizados en la finca experimental del Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba desde 2009 hasta la fecha han permitido demostrar la posibilidad de producir nabizas y grelos en el Valle del Guadalquivir con un rendimiento y calidad semejantes a los de la zona tradicional de cultivo. El cribado y evaluación de una colección de germoplasma procedente de la Misión Biológica de Galicia nos ha permitido seleccionar las entradas más adecuadas para obtener grelos con alto contenido en glucosinolatos beneficiosos para la salud y con propiedades organolépticas similares a los cosechados en Galicia. La introducción del cultivo de Brassica rapa en Andalucía y en otras regiones similares permitiría aumentar la diversificación de productos hortícolas y estimular el consumo de productos saludables en la población española (foto 5).

foto

Foto 5: Dr. Antonio De Haro, Jose Luís Luque y Dra. Sara Obregón en la finca experimental IAS-CSIC Córdoba.

Agradecimientos

Al Ministerio de Economía y Competitividad del gobierno español por la financiación de los proyectos: 'Calidad y resistencia a estreses bióticos en los cultivos de Brasicas: Papel de los metabolitos secundarios (Ref. AGL2009-09922)' y 'Genética y Mejora de Brasicas hortícolas: papel de los metabolitos secundarios, Ref. AGL2012-35539'. A José Luís Luque Ojeda por su colaboración en los trabajos de campo en la finca experimental del IAS-CSIC de Córdoba.

Referencias bibliográficas

  • D'Antuono, L. F.; Elementi, S.; Neri, R. (2009). Exploring new potential health-promoting vegetables: glucosinolates and sensory attributes of rocket salads and related Diplotaxis and Eruca species. J. Sci. Food Agric. 89(4), 713-722.
  • Fahey, J.W.; Zhang, Y.; Talalay, P. (1997). Broccoli sprouts: an exceptionally rich source of inducers of enzymes that protect against chemical carcinogens. Proc Natl Acad Sci, 94, 10367-10372.
  • FAOSTAT (Food and Agriculture Organization of The United Nation) (2013). http://faostat3.fao.org/browse/Q/QC/S
  • Francisco, M.; Velasco, P.; Lema, M.; Cartea, M.E. (2011). Genotypic and Environmental Effects on Agronomic and Nutritional Value of Brassica rapa. Agron J. 103, 735-742.
  • Gómez-Campo, C. (1999). Taxonomy. In Biology of Brassica coenospecies. Gómez-Campo, C. Eds., Elsevier Science B.V. Amsterdam, Holanda, 3-32.
  • ISO norm (1992). Rapessed- Determination of glucosinolates content - Part 1: method using high-performance liquid chromatography. ISO 9167-1, 1-9.
  • Kadir, N.H.; David, R.; Rossiter, J.T.; Gooderham, N.J. (2015). The selective cytotoxicity of the alkenyl glucosinolate hydrolysis products and their presence in Brassica vegetables. Toxicology. 334, 59-71.
  • Lozano-Baena, M.D.; Tasset, I.; Obregón-Cano, S.; De Haro-Bailón, A.; Muñoz-Serrano, A.; Alonso-Moraga, A. (2015). Antigenotoxicity and Tumor Growing Inhibition by Leafy Brassica carinata and Sinigrin. Molecules. 20, 15748-15765.
  • Mithen R.F.; Dekker M.; Verkerk R.; Rabot S.; Johnson L.T. (2000) The nutritional significance, biosynthesis and bioavailability of glucosinolates in human foods. J. Sci. Food Agric. 80, 967–984.
  • Mithen, R.F. (2001). Glucosinolates and their degradation product. Adv Bot Res. 35, 213-262.
  • Obregón-Cano, S. (2016). Estudio del contenido y valor nutracéutico de los glucosinolatos y otros compuestos presentes en nabizas y grelos (Brassica rapa L. var. rapa) cultivados en el sur de España. Tesis Doctoral. Universidad de Córdoba.
  • Traka, M.; Mithen, R. (2009). Glucosinolates, isothiocyanates and human health. Phytochem Rev. 8, 269-282.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.