Neiker investiga los genes de patata que mejor se adaptan al cambio climático

23/07/2014

23 de julio de 2014

El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia, está investigando actualmente los genes de patata que mejor se adaptan a las condiciones previstas de cambio climático, caracterizadas por una disminución de la lluvia y temperaturas más extremas de calor y frío. El objetivo es identificar los genes más resistentes con el fin de crear nuevas variedades de patata que se adapten de forma óptima a las futuras condiciones climáticas. Por otro lado, la investigación persigue también conocer cómo se comportarán las variedades de patata actuales en una situación de mayor sequía y temperaturas más altas y bajas.

La investigación forma parte del proyecto Papaclima, que está desarrollado por una consorcio internacional formado por Neiker-Tecnalia y centros de I+D y universidades de Argentina, Uruguay, Bolivia, Perú, Ecuador y Costa Rica. Este grupo busca nuevas variedades de patata más resistentes, ya que se trata de un cultivo muy susceptible al cambio climático y de un alimento básico para millones de personas en todo el mundo. En el proyecto Papaclima se investigan variedades comerciales, patatas nativas procedentes de Sudamérica, variedades antiguas procedentes de las Islas Canarias y especies silvestres. Los investigadores de Neiker-Tecnalia han evaluado el comportamiento de todas estas variedades frente a la sequía y altas y bajas temperaturas, mediante ensayos en invernadero y en condiciones controladas, y mediante ensayos de campo llevados a cabo en Álava y Salamanca. En todas las pruebas se sembraron patatas idénticas, con el fin de comparar las producciones bajo las diferentes condiciones ambientales. Los parámetros analizados han sido, entre otros, el rendimiento y el contenido de clorofila y agua.

foto

Los técnicos de Neiker-Tecnalia han recogido información genética de cada variedad en el momento en que la planta se encuentra estresada; es decir, sometida a condiciones adversas de sequía, frío o calor. De esta forma, se puede observar qué genes se están expresando cuando la planta está bajo un estrés determinado. La técnica permite identificar los genes concretos del genoma que participan en los mecanismos de respuesta a la sequía, al frío y al calor. Identificar los genes que hacen a la planta más resistente a la sequía, el frío o el calor resulta esencial como primer paso para desarrollar nuevas variedades que se adapten a las condiciones climáticas futuras. Igualmente, supone una información fundamental para conocer cómo se comportarán las variedades actuales ante los afectos del cambio climático.

El material de planta usado en los proyectos de Papaclima/Clipapa incluía 74 variedades comerciales pertenecientes a las especies S. tuberosum, S. andigena y S. chaucha (incluyendo variedades nativas de España e Islas Canarias), 32 especies silvestres del banco de germoplasma de Neiker-Tecnalia, 14 variedades nativas de Sudamérica, 10 clones avanzados procedentes del programa de cruzamientos de Neiker-Tecnalia, y 45 entradas de patatas silvestres recolectadas en Costa Rica.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozBrassica2017Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raíz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS