Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Grandes cultivos

La compañía reunió en Logroño a más de medio centenar de personas para poner en valor su nueva forma de hacer agricultura, OpenAG o agricultura abierta

UPL Iberia organiza una jornada para dar a conocer sus nuevos fungicidas contra el oídio en viña

Redacción Tierras10/03/2020

En la mesa de debate posterior a las presentaciones se analizaron las claves sobre las que está evolucionando el sector de la vid, y cómo la empresa UPL se adapta a los cambios de tendencia.

foto

Vacciplant Max y Spirox se presentan como soluciones innovadoras para el control del oídio, el primero de ellos un biofungicida, un área en crecimiento dentro de la compañía.

UPL Iberia reunió a comienzos de marzo a más de medio centenar de delegados comerciales y distribuidores de todo el país para presentarles sus soluciones globales en sanidad vegetal para el cultivo de la viña, un sector estratégico para la compañía donde cuentan con un completo catálogo compuesto por productos herbicidas, insecticidas, fungicidas, biocontrol y bioestimulantes.

La jornada, que tuvo lugar en el Hotel Husa Gran Vía de la capital riojana, se centró en la presentación a los asistentes de cuatro soluciones: Spirox (fungicida), Vacciplant Max (biocontrol), Thiopron (fungicida–acaricida) y Caldo Bordelés RSR Disperss (fungicida).

Félix Lorente, director general de UPL Iberia y área Mediterránea, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes, contextualizando la posición de la nueva UPL a nivel mundial: “Hoy ocupamos el quinto puesto en el ranking mundial de empresas agroquímicas, con una posición fortalecida y un claro compromiso por seguir ofreciendo nuevas soluciones para el sector. Contamos con más de 25 moléculas patentadas, siendo la entidad con más productos registrados en el Ministerio de Agricultura. Esto nos permite poder ofrecer a nuestros productores soluciones globales en una era donde la digitalización es el camino a seguir, y donde todos los eslabones de la cadena de valor están interrelacionados. Es lo que nosotros llamamos la nueva agricultura abierta, OpenAG. Este es nuestro compromiso con el sector: ser una empresa innovadora con soluciones diferentes”.

Spirox

Tras esta introducción del director general de UPL Iberia, tomó la palabra Leónidas Tousias responsable de fungicidas de UPL Iberia para presentar SPIROX. Se trata de un fungicida antioídio, con acción preventiva y curativa, que protege los nuevos crecimientos: un modo de acción único y que no afecta a la vinificación. “Es una nueva sustancia activa, la Espiroxamina, que presenta un modo de acción único en la vid, por lo que resulta imprescindible en las estrategias antiresistencia” argumentó Tousias, añadiendo además que una de sus ventajas es que, en apenas tres horas, el producto ya está dentro de la planta. Un aspecto clave ante una climatología tan poco predictiva como la actual. “Igualmente está registrado para Producción Integrada, al no presentar efectos ante la fauna auxiliar, estando también registrado en los principales países de exportación”.

Vacciplant Max

Emilie Seguret, Responsable de Marketing de UPL Iberia centró su presentación en las biosoluciones, un área de desarrollo donde actualmente UPL está focalizando grandes esfuerzos, entendiendo que son una línea de negocio en pleno crecimiento en estos momentos. Dentro de estas biosoluciones, Seguret presentó Vacciplant Max, un biofungicida en base a algas, altamente eficaz contra el oídio en viña, además de en hortícolas como como berenjenas, tomate, pimiento, calabacín, pepino y frutas como fresas, uva de mesa o manzano. “Vacciplant Max está basado en Laminarin, inductor de las defensas vegetales, que activa los mecanismos naturales de defensa poniendo la planta en un estado de alerta preparándola para un posible ataque del patógeno. Vacciplant Max es apto para agricultora ecológica, está exento de LMR, y no presenta riesgo de resistencia.

Thiopron

Otra de las soluciones estrellas de UPL para el cultivo de la viña es Thiopron, se trata de un fungicida para el control de oídio y ácaros, en base a azufre y aceites vegetales, con una alta resistencia al lavado y adherencia completa a la cubierta vegetal. Para Javier García, Crop Manager de UPL Iberia para viñedo, es precisamente esta característica, su alta resistencia al lavado (Rain Free Formulación) la gran ventaja competitiva de Thiopron frente a otras soluciones: “El tamaño de las partículas optimizado y los coformulantes presentes en la formulación proporcionan una mayor resistencia al tratamiento. No es un azufre más”, concluía Javier García.

Caldo Bordelés RSR Disperss

En último lugar, el Crop Manager de UPL Iberia para viñedo se centró en el Caldo Bordelés RSR Disperss. Se trata de un fungicida para mildiu y bacteriosis en vid, apto para agricultura ecológica, donde todo el cobre está en forma de Brocantita, la forma molecular de cobre más activa y estable. “Esto asegura eficacia a menor dosis y mayor persistencia. Además, su solubilidad es un factor clave, ofreciendo seguridad para el usuario, facilidad de uso, sin grumos y optimización de mezclas con otros productos”, completaba Javier García su explicación de esta solución de UPL Iberia para el cultivo de la vid.

Ensayos de campo

Tras una pequeña pausa para el café, José Miguel Peña, doctor ingeniero agrónomo de la Universidad de La Rioja, presentó los estudios llevados a cabo la campaña pasada en base a las tres soluciones de UPL Iberia para el control del oídio: “Vacciplant Max se presenta como un excelente tratamiento en periodos tempranos, indicado no solo para la agricultura ecológica; Spirox igualmente eficaz antes y después de la floración, y Thiopron ofrece una gran disolución y resistencia al lavado, manteniendo su eficacia durante más tiempo”, argumentó el profesor con diversos estudios.

Mesa de Debate

Tras estas presentaciones, se celebró el debate sobre la evolución de la sanidad vegetal en viticultura, contando para ello con Javier García, Crop Manager de UPL Iberia para viñedo, José Miguel Peña, doctor ingeniero agrónomo de la Universidad de La Rioja, José Miguel Ramos, ingeniero agrónomo y miembro del grupo de expertos de viticultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y Gregorio Gordaliza, asesor vitivinícola.

Conducido por Clara Narrillos, responsable de comunicación y marketing digital de UPL Iberia, se analizó cómo ha evolucionado el sector de la vid en los últimos años. Para José Miguel Peña, hoy el manejo de las viñas es muy diferente al de hace unos años, pues se están eliminando soluciones sin tener alternativas reales, lo que está planteando serios problemas al agricultor.

En este sentido, reivindicó la necesidad de llevar a cabo trabajos conjuntos entre entidades públicas como la Universidad y privadas como UPL para lograr esas soluciones eficaces para las plagas y enfermedades actuales, a la vez que formar a los técnicos agrónomos. “El agricultor de viña hoy tiene una gran capacidad de adaptación, y está listo para esos cambios de tendencia, pero es una realidad la falta de técnicos agrícolas en el campo de la viticultura, para ayudar al agricultor en esa evolución hacia nuevas soluciones y manejos”, apuntó José Miguel Peña.

En este contexto, Gregorio Gordaliza insistió en ese cambio de modelo, no solo en lo que a manejos se refiere, sino también en la forma de gestión de la explotación, en la tecnificación de la misma, buscar un mayor asociacionismo que le lleve a hacer más competitiva su actividad. “De lo contrario, las explotaciones de viña en La Rioja, por ejemplo, desaparecerán”, añadió Gordaliza.

Otro aspecto debatido fue cómo debe ser abordada la gestión de las plagas. En este sentido, José Miguel Ramos, ingeniero agrónomo y miembro del grupo de expertos de viticultura del Ministerio de Agricultura, hizo una defensa de la gestión integrada de plagas, donde no solo se tenga en cuenta la sanidad vegetal, sino también aspectos agronómicos como la ubicación de las parcelas, el riego… ”Además tenemos que poner en valor el importantísimo papel que juega la sanidad vegetal, son las medicinas de las plantas y como tal debemos defender su uso y necesidad para una alimentación segura, sana y una actividad agrícola rentable y competitiva”.

Con estas conclusiones, finalizaba la Mesa de la Viña de UPL Iberia, recordando la clara apuesta de la compañía por ofrecer soluciones globales para el agricultor, en una nueva forma de entender la agricultura, una agricultura abierta que nos habla de conexión y de digitalización.

foto

Imagen general de la Jornada de la Viña de UPL Iberia.